Jueves 29 de septiembre, 2022

MUNDO | 08-09-2022 16:54

La reina Isabel, los caballos y el "romance secreto" con "Porchie", el cuidador

Su pasión la llevó a tener más de treinta ejemplares e, incluso, habría ganado varios millones de dólares con los de carrera. El supuesto amor con quien le gestionaba sus establos.

Una de las famosas pasiones de la reina Isabel II fueron los caballos. Montó por primera vez a los 3 años un poni de raza Shetland llamado Peggy, y a los 18 ya era toda una profesional. Su ejemplar favorito llevaba el nombre de “Merlín”, el famoso mago de la cultura británica. En total tenía más de treinta caballos de carreras, a los que personalmente les elegía nombre y los alentaba durante las competiciones, otra de las pasiones de la ex soberana de Inglaterra. 

El último jefe de los establos reales, John Warren, reveló en una entrevista que esta pasión de la reina por las carreras era tal que todas las mañanas leía el diario especializado en Turf Racing Post. E, incluso, la reina llegó a despedirse de su gran pasión hace apenas un par de meses, cuando se la vio montar a caballo por última vez, con sus ya 96 años de edad y desoyendo todas las recomendaciones de sus médicos, quienes ell año pasado, aseguraban que no volvería a montar.

Te puede interesar: "Murió la Reina Isabel II: ¿Cómo se compone la fortuna que se debatirá la familia real?"

Pero est pasión no solo la habría acercado a las carreras e, incluso, según algunas publicaciones, haber obtenido ganancias millonarias con sus ejemplaren en competencia, sino que también la habría acercado a un "amor secreto" con quién fue el encargado de cuidar sus establos: un hombre elegido expresamente por Isabel II y al que sus amigos llamaban "Porchie".  

“Porchie”, una historia de amor

De acuerdo a los trascendidos, la pasión de Isabel por los caballos fue el detonante de una supuesta historia de amor secreta con Henry George Reginald Molyneux Herbert, o “Porchie” como lo llamaban sus amigos. Se trata del sexto hijo del conde de Carnarvon, quien desde muy chico profesaba una gran amistad con la reina, entre otras cosas, porque compartía su amor estos animales. Y fue en 1969 que "Porchie" se convirtió en el gerente de los establos de la reina, también conocido como uno de sus más íntimos amigos.

Isabel y Porchie
Isabel II junto a Porchie.

Siempre hubo rumores sobre cuál era la verdadera naturaleza de la relación entre Isabel y Porchie, pero, como suele suceder en las monarquías, nunca se pudo saber la verdad absoluta. 

Cuatro años después de que Isabel se convirtiera en reina, Porchie se comprometió con Jean Margaret Wallop, y se casó en enero de 1956. Murió repentinamente el 11 de septiembre de 2001 y su yerno, John Warren, lo sucedió como su manager de carreras.

Te puede interesar: "Cómo será el reinado de Carlos: el plan de ajuste a la corona británica"

La serie “The Crown”, que cuenta la vida privada de la monarca, desliza algo sobre el posible romance en un capítulo de la tercera temporada. El exsecretario de prensa de la reina , Dickie Arbiter, criticó a la serie por sugerir el romance. "La reina es la última persona en el mundo que habría siquiera considerado mirar a otro hombre", dijo el ex funcionario. Pero la realidad es que ese será un secreto que pasará a convertirse en uno de los grandes mitos de la vida de Isabel II.

 

 





 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios