Sunday 23 de June, 2024

SALUD | 01-02-2024 14:28

Dolores de espalda: las recomendaciones a seguir

La lumbagia crónica es considerado uno de las dolencias mas habituales. Los tratamientos que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la lumbalgia es la principal causa de discapacidad en el planeta, limitando las actividades laborales y recreativas que puedan hacer las personas que lo la padecen. Según estadísticas, aproximadamente 1 de cada 13 personas en todo el planeta, más de 600 millones de individuos, sufrieron al menos una vez este problema, lo que representa un aumento del 60 por ciento en comparación con 1990.

El mismo organismo prevé que estas cifras sigan aumentando en las próximas décadas hasta afectar a unos 840 millones de personas. Por ese motivo, la OMS señaló que este problema de salud tiene repercusiones para el individuo y para la sociedad en su conjunto, y lanzó en diciembre de 2023 el primer manual para orientar el tratamiento de la lumbalgia crónica.

Lumbalgia crónica

El documento fue firmado por varios expertos de todo el mundo, que han evaluado las pruebas científicas disponibles para determinar lo que realmente funciona a la hora de tratar este problema.es importante resaltar que la denominación de lumbalgia crónica cuando las molestias duran más de tres meses seguidos.

Según las directrices de la Organización Mundial de la Salud, los tratamientos para la lumbalgia que cuentan con cierto grado de evidencia positiva son: un programa estructurado de ejercicio físico; acupuntura y otros métodos terapéuticos de punción; terapia de manipulación espinal (un tipo de masaje); terapia conductual operante (un tipo de psicoterapia); terapia cognitivo-conductual (un tipo de psicoterapia) y medicamentos antiinflamatorios simples (como el ibuprofeno y el diclofenac).

Lumbalgia crónica

En el mismo documento, son mencionados los tratamientos que los investigadores consultados consideran desfavorables. En su mayoría, son actividades terapéuticas en que los riesgos de aplicarlas no superan a los beneficios: técnicas que prometen aliviar la presión y el dolor en la columna vertebral con el uso de tracción; ultrasonidos terapéuticos, neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS); cinturones y soportes lumbares; fármacos de la clase opiácea; antidepresivos; fármacos anticonvulsivantes; relajantes musculares; corticoides; anestésicos inyectables y medicamento a base de plantas.

Según los investigadores, el documento fue elaborado sobre la base de cuatro principios fundamentales: tratamiento centrado en el paciente, equidad en el acceso, asistencia no estigmatizadora ni discriminatoria, y asistencia sanitaria coordinada e integrada. Desde el punto de vista de los médicos, cada caso sobre esta dolencia es particular y puede ser síntomas de otras enfermedades, a veces más graves. Asistir al médico pare el correcto diagnóstico sigue siendo siempre lo indicado

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios