MúSICA | 10-01-2020 11:22

Festival Internacional de Punta del Este: el jazz debe continuar

El anfiteatro al aire libre de la finca El Sosiego de Punta Ballena volvió a ser sede de uno de los festivales emblemáticos del Río de la Plata. Hardbop, jazz latino y la gran presencia de Kenny Barron.

Algunos ya habíamos tenido la suerte de escucharlo en Buenos Aires en su última visita de hace unos meses, en ese trío que conforma con el contrabajista japonés Kiyoshi Kitagawa y el baterista de Filadelfia Johnathan Blake. Pero nunca es mucho para estar frente al enorme pianista Kenny Barron. Entre la originalidad de sus propios temas, su amor por la música brasileña (que se expresa inclusive en su relectura de composiciones de Caetano Veloso no tan conocidas por el gran público), su pianismo de una elegancia suprema, su sobriedad que no oculta el virtuosismo y la necesaria presencia de sus dos compañeros que cada vez se lucen más a su lado, este músico, también de Filadelfia, hizo en Punta del Este dos presentaciones memorables. Y con esos dos sets en la segunda y la última noche, Barron puso la vara muy alta y marcó la medida y el espíritu de lo que fue la 24ª edición de un encuentro musical que ya se ha hecho leyenda en Uruguay y en toda la región. Y no faltaron, en primera fila de platea, varios frenteamplistas importantes: el vicepresidente Danilo Astori (habitué fijo del encuentro desde hace años), el ex intendente montevideano Mariano Arana o la ministra de educación y cultura saliente María Julia Muñoz.

Con un clima que este año acompañó muy bien (más allá de una lluvia intrascendente en el final), la apertura volvió a estar en el quinteto anfitrión del Mercosur Los amigos del Sosiego. Los argentinos Pipi Piazzolla y Diego Urcola, los uruguayos Nicolás Mora y Popo Romano y el brasileño David Feldman conforman un grupo que ha madurado con los años y que esta vez ofreció un show particularmente destacado “celebrando los 100 años de Art Blakey”.

Después, y a lo largo de cuatro días, hubo muchos músicos llegados desde los Estados Unidos, particularmente de Nueva York, más allá de sus respectivas nacionalidades. Hubo, por tanto, mucho hardbop y algunos solistas de las últimas generaciones que vale la pena destacar. En tal sentido, fueron especialmente dignas de mención las actuaciones de los trompetistas Joe Magnarelli y Terell Stafford, del baterista Chris Beck, de los saxofonistas Grant Stewart y Timothy Warfield, del contrabajista Nat Reeves, del pianista Alex Brown. Pero sería injusto olvidar el papel importante dentro de los diferentes grupos a músicos como Ugonna Okegwo, Anthony Wonsey, Jason Brown, Bruce Barth, Nate Pence, Eric McPherson, Rick Germanson, Steve Davis, Eddie Henderson, Eric Doob, Zach Brown, etc. O marcar la importante (aunque esta vez muy minoritaria) presencia femenina en las voces de la muy joven armenia Lucy Yeghiazaryan y en la norteamericana Joy Brown que dedicaron sus shows a homenajear a Ella Fitzgerald y Billie Holiday.

Como es habitual, le tocó a Paquito D'Rivera cerrar este 24° Festival Internacional de Jazz de Punta del Este. Presentador, maestro de ceremonias, director artístico e invitado constante en casi todos los sets de sus colegas, para lo que esta vez prefirió el clarinete, el cubano tuvo su fiesta final, con su clarinete y su saxo, con el despliegue musical y escénico que es su marca registrada y con su banda habitual en la que sobresalen especialmente el argentino Urcola con la trompeta y el trombón y el mencionado pianista Alex Brown.

Calificación: ****

Galería de imágenes

En esta Nota

Ricardo Salton

Ricardo Salton

Periodista crítico de música.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario