Jueves 29 de septiembre, 2022

MúSICA | 21-02-2022 17:18

Jazz de estreno

Adrián Iaies y su trío fueron parte del flamante nacimiento de Prez, un nuevo lugar en la movida porteña para la música afronorteamericana.

★★★★ No puede ser sino motivo de festejo que Buenos Aires empiece a mostrar sus brotes verdes después de la intensa tormenta de arena. No hace mucho volvió Aldo’s, en otro barrio y ahora con una cartelera más abierta. Agreguemos al Café Berlín en Villa Devoto. Y hace pocos días, nació Prez, en un sótano en pleno Barrio Norte, con todas las características de un club de jazz a la vieja usanza: mesas pequeñas, asistentes que van a escuchar más que a comer, buen piano de cola sobre el pequeño escenario y, afortunadamente, sin el humo de cigarrillo que caracterizaba estos lugares décadas atrás.

Aunque quizá más adelante pueda abrirse a las visitas extranjeras, este arranque de Prez apunta al jazz nuestro de cada día. Nacido del amor por esta música del abogado Justo Lo Prete –que hace un tiempo había fundado el sello Rivorecords con el que publicó a muchos músicos argentinos- bautizó a su flamante local con el apodo del saxofonista Lester Young, y en el arranque convocó a nombres como los de Ernesto Jodos, Julia Sanjurjo, Sebastián Loiácono, Julia Moscardini, Pepe Angelillo o Adrián Iaies –el que vimos-; pero sin duda se irán sumando varios más.

Yendo específicamente a Iaies, queda repetir que ya es un nombre bien consolidado en la escena jazzística argentina. De un pianismo delicado, con un marcado interés por mostrar sus propias composiciones y sumar piezas del tango o del rock vernáculo para convertirlas en “standards” y con una herencia siempre presente de las sutilezas elegantes de Bill Evans, parece ser el trío en el formato con el que mejor se siente. Y de hecho, toca en paralelo con su Colegiales Trío, con otros compañeros y otro estilo. Esta vez lo acompañaron dos músicos de distintas generaciones pero igualmente valiosos: “la leyenda” –como él lo llamó- Carto Brandán en la batería y el más joven contrabajista Santiago Lamisovski. Entre las partes marcadas y las improvisaciones, que dejaron aparecer las virtudes también de sus colegas, Iaies armó su repertorio con piezas suyas, incluidos los estrenos “Alguien que baile” y “Agua que cae”, volvió sobre su clásico “Waltz for Beatriz” –que dedicara a Beatriz Sarlo- e hizo una jugosa y muy libre versión del tango “Gricel”. Pero la noche tuvo algunas sorpresas: a la hora de los bises se sumaron dos grandes jazzeros argentinos que estaban entre el público público: el trompetista Mariano Loiácono para “Fermin” de Spinetta y Ernesto Jodos en el piano a cuatro manos para “Blue Seven” de Sonny Rollins; para felicidad del público y del dueño de casa.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios