Martes 2 de marzo, 2021

NOTICIAS URUGUAY | 10-04-2019 11:43

Jorge Larrañaga: "Si yo gano la interna, pierde el Frente"

Niega estar a la derecha de Lacalle Pou por el tema de la seguridad y rechaza ser perdedor.

Antes de empezar la entrevista, el senador y precandidato del Partido Nacional se sirve un té de hierbas y toma dos bolitas antiestrés que amasijará con su mano derecha durante toda la charla. Jorge Larrañaga larga la carcajada cuando NOTICIAS le pregunta cómo reacciona cuando lo llaman "perdedor" y acota que elecciones nacionales perdió una sola, en 2004, "contra el mejor Vázquez y el mejor Frente Amplio". También asegura que no se sentirá derrotado nunca, y menos ahora que acaba de recibir el espaldarazo de más de 400.000 firmas para lograr un plebiscito que, eventualmente, logre una reforma constitucional en materia de seguridad.

Tampoco avala la lectura de analistas políticos que lo ubican a la derecha de Lacalle Pou -precisamente, por su campaña Vivir sin miedo- y le da relativa importancia a las encuestas que lo ubican segundo, a 21 puntos del líder de Todos. En cuanto a este duelo interno, es claro: ha sacado aprendizajes de las internas pasadas y ahora, afirma, se tomará revancha. "Se va a dar al revés", dice, en referencia a las internas de 2014 cuando el favorito era Larrañaga y Lacalle Pou lo sorprendió y venció. Es más, asegura que la oposición tiene más chances de desbancar al FA con él que con cualquier otro candidato.

Evita pronunciarse respecto a su competidor blanco Juan Sartori, dice que este gobierno frenteamplista le ha "mentido" de forma repetida a la gente, y que la única postura ante una "dictadura" como la venezolana es "oponerse". "¿Si la dictadura es de izquierda no es dictadura?", ironiza.

Noticias: El sábado 23, en el lanzamiento de su candidatura se comprometió a hacer un "cambio fuerte" de país si es electo presidente, minutos después habló de un "cambio radical". ¿A qué se refirió?

Jorge Larrañaga: El país tiene problemas radicales. Por lo tanto, a nuestro juicio se reclaman soluciones fuertes y radicales. Le pongo ejemplos: la educación, hoy es un desastre. Si yo tengo que medir la educación por un parámetro, que es que el 50% de los niños que cursan tercer año de escuela no tiene comprensión lectora, eso determina que el resultado de la política educativa es absolutamente avaro con las posibilidades de esos gurises, porque su futuro es irreversible. Si usted como resultado tiene más de 400 homicidios, 414 homicidios, y 29.904 rapiñas denunciadas, entonces, tenemos un fracaso en la política de seguridad. Si usted tiene asumido y aceptado por el presidente de la República que se perdieron 60.000 puestos de trabajo en los últimos años, más los que en este momento se están perdiendo... Entonces, si en lo importante, en lo vital, en lo decisorio el gobierno fracasó y se agotó, yo creo que el país no precisa parches ni gradualismos. El país precisa un cambio fuerte.

Noticias: Algunos interpretaron que eso de no al gradualismo era un palo al eslogan de "evolucionar" de Lacalle Pou...

Larrañaga: Cada uno tiene derecho a elegir su eslogan. Yo no determino mis políticas y lo que yo digo en función de lo que digan los demás. Nunca lo hice ni lo haré. Entonces, que hagan la lectura que quieran hacer. Yo soy independiente, no me condiciona nadie ni nada, no lo digo como una bravuconada. Es lo que me parece que el país precisa. Pero por eso tenemos proyectos diferentes y no son nuevas las diferencias que tenemos con el doctor Lacalle (Pou). Esa es una diferencia muy fuerte. Él propone una evolución, y yo no creo que el país esté para evolución. El país necesita cambios, aparte de todas las otras diferencias que tenemos.

Noticias: Las encuestas lo dan como segundo, a 21 puntos de Lacalle Pou, pero en las internas pasadas usted era el favorito y él ganó las internas. ¿Cree que ahora puede darse al revés y tener su revancha? ¿Hizo alguna autocrítica de las internas pasadas?

Larrañaga: Sí, tenemos autocrítica, cometimos errores en la elección anterior. Quizás, no supimos leer debidamente lo que estaba sucediendo. Por eso ahora tenemos plena confianza de que va a pasar exactamente al revés. Las encuestas tampoco me preocupan, porque nunca hice política en función de las encuestas, yo no contrato encuestas. Tengo confianza en ser el candidato único del Partido Nacional. Le voy a decir más: el proceso electoral todavía no comenzó. Esto va a ser un proceso cortísimo, le diría que de 60 días o 45 incluso. Creo que va a votar más gente que la que predicen las encuestas. Porque va a haber atracción y polarización en las elecciones del Frente, va a haber atracción y polarización en las elecciones coloradas y lo mismo acontecerá en el Partido Nacional.

Noticias: Una más sobre las internas: Juan Sartori se ubica tercero, según las encuestas, por encima de Verónica Alonso, que es una legisladora de varios años o Antía, exlegislador y dos veces intendente de Maldonado. Por otra parte, Sartori ha demostrado su desconocimiento de asuntos consulares del país en más de una entrevista. ¿Entiende el fenómeno Sartori?

Larrañaga: Lo único que le voy a contestar, y lo único que me va a sacar, y no me va a sacar más nada, es que el señor Sartori es uno de los seis precandidatos del Partido Nacional. No voy a hacer más comentarios.

Noticias: ¿Va a buscar una coalición con otros partidos previo a las internas o acompaña la idea de reflotar La Concertación en Montevideo?

Larrañaga: Lo de La Concertación es un tema que está en el directorio y en la dirigencia del partido en Montevideo. Vamos a analizar la idea, y no escapamos a analizar ningún mecanismo en este sentido, porque lo peor es resignar el gobierno de Montevideo. No lo descarto. Y con respecto a lo central: mire, las mayorías parlamentarias contaminaron el alma de la República, estoy convencido de eso. Me parece que va a ser muy bueno que el próximo gobierno a instalarse el 1° de marzo de 2020 no tenga mayorías parlamentarias, y va a ser un gobierno de partidos, sobre la base de un acuerdo nacional. Y más allá de que algunos le hayan querido sacar el cuerpo a la jeringa, inmediatamente quizás después de la elección interna, tiene que surgir ese acuerdo nacional. Porque es un acuerdo de esperanza, sobre ideas, no sobre reparto de cargos. Es un proyecto de ilusión, que genere un sueño de alternativa, para hacer que la política mejore al país. Y no como tanta gente critica que los políticos se sirven de la gente, y no le dan soluciones a sus problemas.

Eso es lo que tiene que develarse en la interna. Por eso soy un partidario acérrimo de motivar a que la gente concurra a votar a las internas de junio, porque ahí se elige el duelo del balotaje. Ahí se eligen las dos personas que van a dirimir la presidencia el último domingo de noviembre, y una de ellas va a asumir el 1° de marzo del año que viene. Fíjese la importancia que tiene la elección interna. La elección interna condiciona todo, absolutamente todo.

Noticias: ¿Usted cree que el Partido Nacional, y la oposición en general, tienen más chances de ganarle al oficialismo con usted que con Lacalle Pou?

Larrañaga: Sí, sí. Le digo afirmativamente que, más allá de que alguno pueda malinterpretar esta respuesta, tengo una profunda fe de que si soy el candidato único del Partido Nacional en junio, voy a ser el presidente en noviembre.

Noticias: Prometió que si usted gana, "ahí se acabó la cultura del paro". ¿Le quitará poder a los sindicatos de la educación? Mire que lo intentó Vázquez declarando la esencialidad en la educación y muy bien no le fue...

Larrañaga: Porque lo hicieron espantosamente...Porque no entendieron nada del tema. Yo no estoy diciendo que les voy a cortar el derecho al paro. No: es un derecho resguardado por la Constitución. Lo que yo digo es que hay derecho a la huelga, pero hay derecho al trabajo también. Lo que expreso es que en la educación pública, la república tiene que volver a gobernar, los electos por la soberanía popular son quienes tienen que fijar la política educativa, y lo que quiero asegurarle al país y a los padres de los gurises, es que conmigo van a haber clases. Por supuesto que lo hablaremos con los sindicatos, con la educación, con el país entero, pero clases tiene que haber. No estoy diciendo con esto que no van a haber paros. Esto es lo mismo que digo respecto al papel del Estado en los consejos de salarios. Va a tener un papel neutral, cooperante y de equilibrio. A mí me parece que el Ministerio del Trabajo se ha parecido, metafóricamente hablando, a un Ministerio del Pit-Cnt. Entonces, yo no estoy contra los sindicatos. En 10 años de intendente solo tuve un día de paro. En 10 años solo un día de paro. Eso revela también que yo tengo facultades para dialogar, para discutir y negociar.

Noticias: ¿Recortaría los planes sociales del Mides? ¿O qué cambios haría en las políticas de este ministerio?

Larrañaga: No, no vamos a recortar planes del Mides. Un gobierno nuestro no va a dejar a ningún compatriota sin ayuda. Lo que decimos es otra cosa: que aquel que reciba un plan social y pueda trabajar, con él vamos a hacer que el monto del plan social pueda ser un monto fiscal para que un empleador lo pueda emplear. Hacer un círculo virtuoso de pasar del asistencialismo al trabajo. Porque ese plan social transformado en un crédito fiscal para el empleador va a multiplicar el salario de la persona que recibe el plan social.

Noticias: Tenía que juntar 270.000 firmas para llegar al plebiscito por la reforma constitucional en seguridad que usted plantea. Logró 400.000 firmas. ¿Qué lectura hace?

Larrañaga: Que es un gran y urgente reclamo de los uruguayos. La inseguridad es un grito de miles de compatriotas enojados, preocupados por la delincuencia. Miles de compatriotas de todos los partidos. Porque si usted mira algunas de esas encuestas que algunos referentes políticos miramos de reojo, observará que hay gente de todos los partidos con mayor o menor apoyo a un intento de reforma constitucional en materia de seguridad. El 86% de los blancos, el 60% de los colorados, más del 30% de los frentistas, dice una encuesta, apoyan esta iniciativa. Esto no es un empuje sectorial. Esto es un reclamo de la gente. Y mire que logramos la mayor medida de protesta contra las políticas de seguridad del gobierno. La mayor medida y la más potente: la de lograr que la gente se pronuncie en las urnas.

Noticias: ¿Qué les contesta a los que le cuestionan la idea de sumar militares a la seguridad interna?

Larrañaga: Que le están mintiendo a la gente. Están incurriendo en una contradicción enorme. A los que quieran hacer una contracampaña les digo que sus argumentos son rebatidos por el propio presidente Vázquez. El gobierno de Vázquez aprobó la ley 19.677 por la cual le confirió a todas las Fuerzas Armadas (FF.AA) funciones de policía en toda la frontera. Esto significa que todas las FF.AA tienen funciones de policía en más de 30.000 kilómetros cuadrados. Algo así como un sexto de la superficie terrestre del Uruguay. ¡Qué contradicción enorme! Todo el FA votó que las FF.AA tuvieran funciones de policía en un sexto de la superficie del país y no aprueban una Guardia Nacional de 2.000 integrantes para ayudar a la policía, en un criterio de segunda fuerza. Es una contradicción más grande que el estadio Centenario.

Noticias: ¿En qué medida las firmas por el plebiscito por la seguridad son también un plebiscito a su figura?

Larrañaga: Yo no lo llevé adelante a este mecanismo para beneficiarme a mí mismo. Yo lo hice porque la gente me reclamaba que hiciera algo. Y como parlamentario tengo la mejor producción de todas: haber logrado un plebiscito. Lo hicimos porque la gente nos decía en todos lados: "Llaman a los ministros, los hacen pasear por el Parlamento, los interpelan y no pasa nada". Yo me iba de los actos con la frustración de que más allá del empeño que poníamos en explicar lo que hacíamos, como partido de oposición la gente nos decía : "no es suficiente". Por eso arranqué con esto, porfiadamente, con mucha rebeldía, con audacia y determinación. Con el coraje que la gente me transmitía. De ahí a que se pueda revalorizar la figura de Jorge Larrañaga, puede ser, porque he demostrado personalidad, he demostrado capacidad de lucha. ¡Lo hicimos solos! Antes de arrancar nadie quería arrancar, después nadie creía que fuéramos a lograr el resultado, y después generamos la sorpresa de lograr el resultado y superar ampliamente las firmas conseguidas. Nos quedaron 15.000 firmas que se presentaron después del 25 de febrero.

Noticias: Hay politólogos que antes lo veían a usted encarnando el wilsonismo, la centroizquierda dentro del PN. Pero hoy lo ven a la derecha de Lacalle Pou con su paquete de medidas en seguridad, y sobre todo con sumar militares a la seguridad interna. ¿Cómo lo toma?

Larrañaga: Yo respeto a los politólogos, pero les hago una pregunta: ¿desde cuándo se cataloga a un referente político por lograr una reforma constitucional por la seguridad? ¿Una reforma por la seguridad es de izquierda o de derecha? Es un absurdo...

Noticias: Bueno, se asocia a los militares y a la mano dura con la derecha...

Larrañaga: Es la mano justa, no la mano dura. Y la mano justa no es de izquierda ni de derecha. Es una no apropiación debida de los hechos que están ocurriendo en la vida del país y en el mundo. Usted va a cualquier ciudad de Europa y le puedo asegurar que hay dos o tres fuerzas desplegadas en los principales centros turísticos de las principales ciudades del mundo: está la policía, está la policía provincial, y está la policía militar. El gobierno de izquierda de (Andrés Manuel) López Obrador de México está impulsando y logró aprobar una Guardia Nacional compuesta por militares. La presidenta (Michelle) Bachelet en Chile tuvo a los carabineros, una fuerza militar que tiene 90 años. O los gobiernos de izquierda en España, que tuvieron la Guardia Civil Española. ¿De qué izquierda o derecha me están hablando? Yo soy blanco, nacionalista. Siempre he tenido independencia en las cosas que apoyo.

Noticias: ¿Usted vive con miedo?

Larrañaga: Tengo miedo por mis hijos, por mi familia. Ahora, yo en mi fuero individual, yo ando por todos lados, sin custodia. El eslogan es porque quiero un país que viva sin miedo. Y yo creo que tenemos un país que vive con miedo. Yo soy un ciudadano más, soy un referente político, entonces tengo miedo por mi gente. Pero yo no ando con aprensión, transitando por el país con miedo. Tomo recaudos, me preocupo por mis hijos, los llamo...

Noticias: ¿Cómo le cae que lo tilden de perdedor?

Larrañaga: Me genera una tranquilidad enorme, porque si soy perdedor, ¿por qué tanto se preocupan? Segundo, yo he ganado y he perdido, pero he mantenido siempre compromisos ideológicos, éticos, que son fundamentales. Y perder perder, perdí una sola vez, en 2004, en la elección contra el mejor Vázquez y el mejor Frente. No obstante, mi partido tuvo la mejor votación, un 35%, que nunca más repitió. Después perdí dos internas. Pero elecciones nacionales perdí una sola. ¿Perdedor yo? Que digan lo que quieran... No nos sentiremos derrotados nunca. ¿Cómo nos vamos a sentir derrotados si tuvimos un éxito extraordinario en lograr un plebiscito para una reforma constitucional? ¿Le parece que un referente político que logra eso, en solitario, en contra de su partido y del resto, puede sentirse derrotado?

Noticias: Si no llega a triunfar en las internas, ¿sería vice de fórmula de Lacalle Pou nuevamente?

Larrañaga: ¿Cómo voy a ser el vice de la fórmula, si voy a ser el candidato a la Presidencia?

-------------------------------------------------------------------------------------

VENEZUELA: Actitud cómplice

Noticias: ¿Cómo evalúa la posición del gobierno uruguayo respecto a Venezuela?

Larrañaga: Contra una dictadura lo único que hay que hacer es oponerse. Nosotros no tenemos amigos dictadores. No queremos un gobierno con amigos dictadores. El Uruguay ha quedado solo. Toda esa posición benevolente, tenue, blanda de los candidatos a la presidencia por el FA constituyen una actitud de decrepitud, de agotamiento, de complicidad con la dictadura sangrienta del señor Maduro. Es lamentable el escudarse en la neutralidad para camuflarse con complicidad.

Noticias: Hay quienes sostienen que esa complicidad se explica por los negocios y relaciones comerciales mantenidas por el anterior gobierno con el chavismo. Incluso, desde el Partido Nacional se impulsó una comisión investigadora de estos asuntos. ¿Usted qué cree?

Larrañaga: Suposiciones hay de todos los colores. Yo no largo acusaciones sin pruebas. Pero hay hechos contundentes: la relación de (Hugo) Chávez con Uruguay fue de una intimidad notoria y manifiesta. Las relaciones comerciales del Uruguay con Venezuela fueron de una contaminación muy importante. Y mire que estoy eligiendo cuidadosamente las palabras. Hay acusaciones de todo tipo, color y naturaleza, hay instancias que se están ventilando en la Justicia. Yo creo que hay un flechamiento muy especial impregnado de ideología. Si la dictadura es de izquierda parece que no es dictadura. A mí me parece que es alarmante eso.

-------------------------------------------------------------------------------------

GOBIERNO: Triple mentira

Noticias: ¿Por qué aludió al FA como “enamorados del poder”?

Larrañaga: Porque se presentaron frente al país como “enamorados del pueblo” y terminaron enamorados del poder. Terminaron empachados y embriagados de poder. Y esto lo argumento en la base de una triple mentira. La mentira ética de presentarse de los buenos contra los malos, cuando terminaron con el vicepresidente de la República renunciado y procesado, y con numerosos casos de corrupción. La mentira fundacional, y ha quedado demostrado que el Uruguay no se fundó el 1° de marzo de 2005. Y la mentira histórica de pretender un relato nuevo y diferente que “cambió la historia” y también fracasó.

Noticias: Acusa a este gobierno de “engañar” y “mentir”. ¿En qué, por ejemplo?

Larrañaga: Cómo no voy a acusar a este gobierno de engañar y mentir, si ganaron la campaña del 2014 -por decir la última- sobre la base de tres postulados: “no vamos a poner más impuestos”: mintieron. “Vamos a cambiar el ADN de la educación”: mintieron. No hicieron nada. Y “vamos a bajar las rapiñas un 30%” y el presidente, con un desparpajo enorme, en ese teleteatro del Antel Arena terminó diciendo que quizás en este período no, pero para el próximo sí. Entonces, ¿cómo no acusarlos de que faltó al cumplimiento de sus promesas? Y faltar al cumplimiento de sus promesas es mentir. Puede sonar muy duro, pero lo que digo es incontrastable. Pusieron más impuestos, no cambiaron nada en la educación y no bajaron las rapiñas, sino que aumentaron.

por César Bianchi

Galería de imágenes

Comentarios