Monday 20 de May, 2024

NOTICIAS URUGUAY | 28-12-2019 14:07

Las reglas del juego

En mayo de 2020 se habrá de completar el ciclo electoral establecido en la última reforma constitucional. Y de cara a una nueva etapa del país, es bueno que todos lo tengan en cuenta.

En mayo de 2020 se habrá de completar el ciclo electoral uruguayo que se inicia cada cinco años con las elecciones internas y que en esta ocasión ha provocado profundos cambios políticos.

Habrá un giro muy importante en el gobierno nacional, con la asunción del presidente Luis Lacalle Pou, apoyado en una amplia mayoría parlamentaria de cinco partidos.

Este ciclo fue establecido en la última reforma constitucional, la que provocó arduos debates incluso con posiciones divididas en el Frente Amplio.

Para algunos este ciclo es demasiado extenso e implica una atención excesiva de dirigentes y partidos así como un gasto muy importante de recursos. Hay, incluso, quienes han insinuado la posibilidad de una nueva reforma.

Puede que el ciclo sea largo, pero tiene una diferencia importante con otros sistemas que se señalan como ejemplo: no existen elecciones legislativas de medio término, que muchas veces llevan a los dirigentes a actuar de modo permanente en función de esas elecciones.

La reforma vigente fue impulsada luego del fracaso de un intento anterior, de todos los líderes partidarios, que buscaba el “voto cruzado”, es decir que al mismo tiempo se pudieran sufragar por un lema en lo nacional y otro en lo departamental.

Lo cierto es que la reforma vigente está sustentada en la idea de dar mayor libertad al ciudadano porque -entre otros puntos- efectivamente permite el “voto cruzado” al realizarse los comicios en momentos diferentes, permite la elección de las convenciones nacionales y departamentales y de los candidatos únicos a la presidencia y exige determinadas mayorías que otorguen más fuerza y legitimidad al presidente en un panorama de varios partidos relevantes. El régimen también procura mayor coherencia partidaria a través de las candidaturas únicas.

Hubo quienes plantearon que aquella reforma tuvo como objetivo impedir un triunfo del Frente, interpretación rechazada por Líber Seregni y Danilo Astori, entre otros.

Lo cierto es que estas son las reglas de juego vigentes y en ese marco Luis Lacalle Pou ganó legítimamente la presidencia y la oposición en su conjunto obtuvo amplia mayoría parlamentaria. Y de cara a una nueva etapa del país, es bueno que todos lo tengan en cuenta.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios