Jueves 29 de septiembre, 2022

OPINIóN | 10-08-2022 15:33

Evita y el derecho a ser felices

Sólo siete años le bastaron para meterse para siempre en el corazón del pueblo peronista y en la memoria de los argentinos. Incorporó la dimensión del deseo en el peronismo y eso explica el amor que produjo.

Evita era una mujer libre que desde muy temprano se animó a caminar por su cuenta. Libre por temperamento y por convicción. No tenía dos caras, pero aún quien se muestra auténticamente como es, juega su destino en lo que la Historia construye sobre su nombre.

¿Y qué ve la Historia? Que ese camino abierto con coraje le gana a la reacción del prejuicio, al irracionalismo y al intento de edulcorar su firmeza para diluir su mensaje político. Que la potencia del amor pudo con el tiempo y contra el odio. El tiempo, la cosa más compleja con la que convive la decisión política, con Evita es algo asombroso. Sólo siete años le bastaron para meterse para siempre en el corazón del pueblo peronista, en la memoria de los argentinos y en la historia universal.

Evita incorporó la dimensión del deseo en el peronismo y eso explica, de alguna manera, el amor absoluto que produjo y también la fijeza del odio. “Mi sentimiento de indignación por la injusticia social es la fuerza que me ha llevado de la mano, desde mis primeros recuerdos hasta aquí”. Mucho de lo que denunciaba Evita hoy aparece agravado. Nunca como ahora es tanto el desequilibrio entre quienes tienen y quienes van siendo desposeídos, tanto de poder social como de poder político.

Evita es nuestra bandera cada vez que comprobamos como fundamental la tarea de construir un Pueblo, una voluntad colectiva movilizada por afectos comunes y por la defensa de la igualdad y la justicia social. Y permanece como presente continuo porque vive en cada una de nuestras luchas.

 


*Cristina Álvarez Rodríguez, sobrina nieta de Eva Duarte. Ministra de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y presidenta ad honorem del Museo Evita.

por Cristina Álvarez Rodríguez

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios