Wednesday 24 de April, 2024

OPINIóN | 09-06-2023 11:30

Peronismo 2023: los muertos que vos matáis gozan de buena salud

Descreo de la desaparición del Peronismo, pues lo he visto rodeado de coronas fúnebres en otras ocasiones. Si la suerte le es muy adversa en la próxima cita electoral, sospecho que sobrevivirá mutando.

En el análisis político, y especialmente en las osadas miradas al futuro, nunca conviene mezclar anhelos con realidades. Y de la misma manera que alguien habló de los deseos fingidos del Peronismo, cabe ahora desmentir la lapida preparada para enterrarlo sin atenuantes en los próximos meses.

Mal que le pese a los más fanáticos, el Peronismo no construyó a la Argentina Contemporánea, sino más bien es un hijo de ella. Descendiente directo de una larga tradición patria y que por eso, hasta en estrujadas coyunturas como la actual, brinda una cierta garantía de supervivencia.

Me refiero a un algo ligado al imaginario igualitario de nuestra conformación nacional, no menos ficticio, pero muy orientador. Una raíz plebeya, que no debe nunca confundirse con la guaranguería, sino todo lo contrario. El orgullo de un humilde origen, y una digna y muy laboriosa trayectoria que atraviesa nuestras generaciones para ascender sin despreciar o esconder esa raíz. Pero en especial ese esfuerzo de una estirpe familiar, barrial, local y así hasta allegar a ser “una nueva y gloriosa Nación”, o hasta creernos que estábamos “condenados al éxito”, merecedores desengañados de un destino de grandeza con fundamento palpable: esa tierra privilegiada de Dios. Pero a la que el altísimo la doto de sus remilgados habitantes (Francisco Dixit humorísticamente).

Desde este presupuesto, el peronismo y sus ideales estaban ya en nuestro ADN, por eso permeaba hasta a los más furibundos antiperonistas, y no solo, al decir del General exiliado en el Madrid del Desarrollismo franquista con eso de “En Argentina todos son peronistas, pues hasta los opositores se definen por mi apellido”

Uno de los padres esquivos de nuestra Sociología en clave Argentina, Juan Agustín García (1862-1923) ya lo decía epigramáticamente: “Una voz resuena desde el fondo de la pampa, acá nadie es más que nadie” y ese aserto con tono de profecía bíblica, nos rige hasta en nuestro desorden cotidiano, a veces para bien y otras para horror.

Descreo de la desaparición del Peronismo, pues lo he visto rodeado de coronas fúnebres en otras ocasiones. Pero lo seguimos debatiendo. Ahora bien, si la suerte le es muy adversa en la próxima cita electoral, sospecho que sobrevivirá mutando, y hasta regresando a lamerse las heridas “modernosas” de este siglo XXI, a sus muy diversos feudos provinciales, donde nació mutando de conservadores y radicales, de católicos y sindicalistas, para aflorar una y otra vez. El juicio de valor lo dejo al lector.

*El doctor Mariano Eloy Rodríguez Otero es titular de cátedra de Historia Contemporánea e Historia de España en la UBA y en el Instituto Joaquín V. González.

por Mariano Rodríguez Otero

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios