PERSONAJES | 23-10-2021 13:22

Esteban Lamothe: “Me río con los memes que me hacen”

El actor habla sobre su rol protagónico en “La 1-5/18” y sobre las críticas. Paternidad y sueños de director.

Esteban Lamothe luce cansado. Viene de una jornada de grabación de “La Uno (La 1-5/18)”, la nueva tira producida por Pol-ka para El Trece, cuyo elenco lidera junto a Agustina Cherri y Gonzalo Heredia. Pero esa circunstancia no le impide desplegar muy buena predisposición para charlar, mientras fuma un cigarrillo, y responder con total honestidad y hasta entusiasmo. Más cuando se aborda un aspecto poco mencionado de este conocido actor de cine, televisión y teatro: el hecho de que dirigió dos cortometrajes, “El bosque”, estrenado en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2019; y “La zona caliente” que se dio a conocer en la programación oficial del BAFICI de este año.

Desde que llegó a la capital, procedente de Florentino Ameghino, su pueblo natal en la provincia de Buenos Aires, alternó su trabajo de mozo y pintor de casas, con actuaciones en el teatro alternativo. La oportunidad llegó primero, con el protagónico de la película “El estudiante”, de Santiago Mitre; y, más tarde, el de “Educando a Nina” por Telefe. Ambos trabajos consolidaron su popularidad masiva y la posibilidad de continuar encabezando películas y series.

Durante la cuarentena tuvo más tiempo para compartir con su único hijo Luis Ernesto (8) fruto de su vínculo con la actriz Julieta Zylberberg

Noticias: Papá, actor y cineasta. ¿Por qué eligió también el lenguaje del cine para expresarse?  

Esteban Lamothe: Siempre tuve la inquietud. En los sets de filmación me gustaba no solamente actuar sino saber de todo, desde el arte, la puesta de cámara, hasta el uso de los lentes. Observaba y preguntaba. De alguna forma ese interés, y la enorme suerte de participar en muchas películas, produjo un aprendizaje. De verdad, siento que eso me formó como realizador cinematográfico e hizo que pensara qué quería contar desde ese lugar. 

Noticias: ¿Así surgieron sus dos cortometrajes?

Lamothe: Fundamentalmente. Y en otro aspecto, quería mostrar un determinado tipo de mundo más biográfico. Sentí que tenía algo para contar y fui para adelante.  

Noticias: ¡Con todo! Fue director, escribió los guiones y los protagonizó. ¿Lo próximo será entonces un largometraje?

Lamothe: Hace tiempo tengo una especie de guión a medio escribir… (hace una pausa y piensa). Es difícil filmar en este país, realmente muy difícil. En términos económicos, digo, porque es muy caro hacerlo. Ojalá algún día pueda concretarlo. Ahora con la tira estoy muy limitado de tiempo. Pero me gustaría retomar lo escrito y revisarlo.

Noticias: ¿Sobre qué trataría?

Lamothe: Tendría la tónica de mis cortos. Es decir, de vuelta actuaría yo, abordaría la vida de un actor, aunque esta vez se centraría en el vínculo que tiene con las redes sociales. Comenzaría igual, con lo doméstico que se transforma en fantástico. 

Noticias: ¿Qué siente que logró al hacer estos dos primeros cortos?

Lamothe: Comunicarme con las personas de otra manera. Al idearlos, dirigirlos, actuarlos, y mostrar estos dos trabajos que íntegramente los hice yo, estoy como desnudo o en carne viva. 

Noticias: Lo ilusorio y sensual, en ambos, hacen recordar a la estética de las películas de Leonardo Favio.  

Lamothe: Hay un mundo de fantasía en mi cabeza. Para mí, la realidad hay muchas maneras de leerla. Siempre traté de caminar por otros lugares o dimensiones, y en estos dos cortos intenté mostrarlos. Desde lo sensual, lo poético, lo onírico y hasta lo religioso, que también me interesa. Leonardo Favio me parece el mejor director de cine de la Argentina. Me fascina lo que hizo. Seguramente haya un poco de todo eso. Tener ese mundo propio, saber que existe, que lo puedo visitar, me ayuda a seguir adelante con lo demás. Una zona donde uno puede ser creativo, jugar e irse un poco de lo cotidiano. Cosas que me interpelan, o me hacen reír, o me excitan o calientan. Hasta lo amistoso. Uno de los actores que participó en los dos, es un amigo de toda la vida que aún vive en mi pueblo, Ameghino. En ambos está mi hijo, pero filmado desde un lugar fantasioso, no para tener un registro testimonial. Todo lo contrario. 

Noticias: Dicen que los directores y los guionistas de cine tienen un trabajo adicional: conseguir los suficientes capitales financieros para plasmar sus creaciones. ¿Es así?

Lamothe: Acá, en Argentina, sí. Más allá de tener una idea y animarte, y del arrojo que es filmar un largo…(Piensa) la gente que hace cine está loca y es apasionada. Porque, salvo excepciones donde sí hay dinero, en el noventa por ciento de los casos las películas, en cuanto a la difusión, van al muere. Sin embargo, los cineastas siguen surgiendo. Creo que tengo la paciencia para encarar ese largo proceso previo. Aunque, por momentos, me digo “che, ¿para qué vas a hacerlo?”. ¡Voy a gastar guita! Todos los directores ponen plata propia, o le piden a un tío, a un primo; o se endeudan. Es como el boxeo, tenemos unos boxeadores bárbaros, pero no hay infraestructura para sostenerlos. Con el cine es igual, hay directores de nivel internacional, que saben cargar un trípode, editar, de producción, medio que hacen un poco de todo y no hay recursos.   

Noticias: ¿Es sensible?

Lamothe: Absolutamente y creo que eso se cuela en lo que hago. Cuando uno hace un personaje, aunque lo escriba otra persona, se vuelve como autor de ese ser que compone y le pone lo suyo. 

Noticias: ¿Cómo lidia con la agresión que surge en las redes sociales?

Lamothe: Los seres humanos nos acostumbramos a cualquier cosa. Al comienzo me dolía o me sentía lastimado en mi ego, pero la verdad, con el tiempo, me empecé a reír y a entender que, por ejemplo, los memes, son una forma super evolucionada y divertida. La gente cuando está enojada, sobre todo en Twitter, hace memes y es muy graciosa. Más que cuando está contenta. Entonces, empecé a incorporarlo. Creo que esa cultura joven del “meme” hay que abrazarla, darle la bienvenida y bancársela. Porque si te los hacen es que alguien habla de vos. Mientras tanto, trato de hacer mi trabajo lo mejor posible. A algunos les gusta, a otros no, pero no puedo quedarme ahí, patinando o herido de bala. Al contrario, a mí, ahora, hasta me dan gracia. En mi caso, hace muchos años que me los hacen y se repiten los mismos, deberían hacer unos nuevos, más creativos (ríe). 

Noticias: ¿Cómo aborda los personajes?

Lamothe: Cada personaje implica un método diferente al anterior o posterior, y eso significa estar permeable a lo que busca un director. Todos son distintos. Por eso, si tuviera una fórmula y la repitiera en mis trabajos, estaría privándome de comunicarme con ellos. Y lo que más me gusta de actuar y filmar es, justamente, conocer a otras personas, e intercambiar ideas. Prefiero mantenerme flexible a lo que me propongan o pidan hacer. Si bien hay maniobras que funcionan, lo importante es mostrarse abierto al director, que escribió y soñó esa película, y que te convocó para involucrarte. Entonces, hay que ver lo mejor que uno puede dar al proyecto.    

Noticias: ¿Cómo vivió el parate laboral de la cuarentena? 

Lamothe: Por suerte, repitieron una tira y cobré algo por ese lado. Y si bien vengo de años de trabajo sostenido, la imposibilidad de permanencia laboral es una característica de este oficio. En mi caso, con lo que más gané plata, fue como actor; me permitió comprarme mi propio departamento. Sin duda, soy un privilegiado. Pero antes de la popularidad o continuidad laboral, estuve años trabajando como mozo o pintando casas para mantenerme. 

Noticias: Usted es uno de los protagonistas de “La 1-5/18”. En pleno auge del streaming, una tira de la televisión abierta con horarios fijos, resulta una apuesta casi heroica. ¿Qué piensa sobre eso? 

Lamothe: Entiendo que suena retro, pero a mi la idea de ver una tira, en familia, a determinada hora, me parece hermoso. Es como escuchar vinilos. 

Noticias: Hay muchas críticas que afirman que no refleja realmente un barrio carenciado. ¿Qué le diría a quienes piensan eso?

Lamothe: Que tienen razón. No refleja la realidad de una villa porque es una telenovela o un melodrama, que transcurre en un barrio como esos, donde se imaginó que se vinculen determinados personajes. La tira no pretende ser un documental. No queremos ni romantizar la pobreza ni estigmatizar a nadie. Sí mostrar problemáticas que también transcurren en las villas como el narcotráfico, la violencia, etc.; pero en tanto elementos que cuentan una historia. Para ver lo cotidiano de una villa, hoy, existen otras opciones. Por ejemplo, Mauro Albarracín, que se apoda LESA, vive en La Matanza y tiene un canal en YouTube, hace un trabajo muy lindo y las muestra, entre otros lugares, desde adentro. 

Noticias: ¿Cómo es ser padre en esta época?

Lamothe: Algo muy intenso y complejo que estoy aprendiendo. El confinamiento lo tomé como una bendición porque me dio la posibilidad de pasar más tiempo con mi hijo en una etapa re linda de él, la de aprender a leer y escribir. Pero no podría emitir ninguna sentencia sobre el tema, sólo que es una experiencia fascinante y de constante aprendizaje.  

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios