PERSONAJES | 21-02-2023 08:46

Fernán Mirás: "Me curé de milagro"

Se luce en el teatro en “ART” y se encuentra editando su segunda película como director. Continuidad y el recuerdo de su ACV.

Cuando debutó en teatro, tenía sentados en la platea como espectadores a Christopher Walken y a Robert De Niro. Es recordado por títulos como “Tango feroz”, “Verano del 98”, “Buenos Aires viceversa”, “Atreverse”, “Zona de riesgo”, “La marca del deseo” y “Argentina, tierra de amor y venganza”, dentro de una trayectoria que supera las tres décadas.

En octubre de 2021 la vida le dio una segunda oportunidad y vaya si la está aprovechando. Actor, director y guionista, Fernán Mirás comparte escenario con Mike Amigorena y Pablo Echarri en “ART”, donde encarna a Iván, el mediador en el terceto de amigos, papel que en la versión original interpretara Ricardo Darín, ahora director de la obra junto a Germán Palacios.

Este 2023 lo encuentra en plena edición de “Casi muerta”, su segunda película como realizador en la que logró juntar un verdadero dream team, con figuras como Natalia Oreiro, Alberto Ajaka, Diego Velázquez y Paola Barrientos, entre otros. En medio de días ajetreados, Mirás dialoga con NOTICIAS y hace una pausa entre tanta vorágine.

Noticias: Hablemos de “ART”, hoy en día no es habitual que una obra vaya por su tercera temporada

Fernán Mirás: Y sí, llegar al tercer año de una obra me pasó solo cuatro veces, no es fácil que ocurra eso. El otro día decíamos: “Che, ya son tres años” y parece poco…comparado con el otro elenco que hizo catorce temporadas (se ríe).

Noticias: ¿Cuál cree que es el secreto de “ART”?

Mirás: Me parece que en cierto aspecto es un clásico, una obra que se hace en todo el mundo, a mí me fascinó cuando la vi y siento que siempre la tuve presente como un parámetro. Dentro del teatro comercial para mí es la obra más profunda que hay, pero no deja ser muy cómica y creo que se mete hondo en la amistad entre esos tres tipos. El cuadro blanco como excusa para hablar es una gran metáfora, son amigos discutiendo sobre algo que no se ve, porque en realidad se están cuestionando a sí mismos. Por otro lado, la obra profundiza mucho en el vínculo y lleva a pensar cuántas veces en las relaciones humanas discutimos aparentemente sobre algo pero en realidad peleamos por  otra cosa.

Noticias: Estos tres hombres son amigos a pesar de sus diferencias y se conocen desde hace tiempo. Para usted, ¿qué es más difícil, actuar una amistad de toda la vida o crear la ilusión de un amor romántico con una compañera que quizás apenas conoce?

Mirás: Siempre es extraño cómo construís esas relaciones. Muchas veces en el trabajo te preguntás “¿Qué hago para que se crea que este hombre es mi padre? ¿Cómo le doy verdad a un vínculo?” Siempre está eso presente, buscar qué cosas dan la pauta de que existe ese lazo entre las personas. Yo soy muy poco chusma (se ríe), pero me interesa mucho ver cómo reacciona un grupo de gente cuando hay un romance, ver cómo lo perciben, el modo en que se miran, por ejemplo. En “ART” nos hemos ido preguntando dónde se nota la relación entre los amigos, cuando su autora Yasmina Reza la vio dijo que le había parecido la versión donde la amistad estaba más presente. No sé si tiene que ver con el vínculo o con el lenguaje de confianza entre los cuerpos. Se da algo particular, porque Pablo es amigo mío desde hace años y a Mike lo conocí prácticamente acá, lo bueno es que nos llevamos muy bien y nos reímos de muchas cosas parecidas, eso también hace que se genere una complicidad en escena.

Noticias: Hablando de complicidad, ¿ustedes comen de verdad en el escenario?

Mirás: Al final comemos unas aceitunas, es verdad. Incluso esas aceitunas a veces vienen con un sabor distinto para que nos divirtamos un poco con esa rutina (se ríe).

Noticias: En 2023 se cumplen treinta años de “Tango feroz”, ¿van a preparar algo especial?

Mirás: Uy, no me había dado cuenta de que ya eran 30 años… Lo único que sé es que están filmando un documental. Ahí voy a hacer una entrevista sobre la película, pero desconozco qué otra cosa haremos, nos juntaremos a comer un asado, supongo. Con Leo Sbaraglia teníamos una escena en “Tango feroz” donde decíamos:  “Tenemos que vernos en 20 años”, así que cuando se cumplieron nos juntamos, también volvimos a verla con todo el equipo cuando Piñeyro remasterizó la copia buenísima que se está viendo en las plataformas. Antes, si mirabas la película en Volver no se veía nada prácticamente, ¡reconocí la camisa que tenía puesta recién cuando vi la versión remasterizada!

Noticias: Ahora que pasaron tantos años, ¿sigue creyendo eso de “El amor es más fuerte” ?

Mirás: Creo que el amor es una fuerza muy potente. Alguna vez escuché decir que dentro de la dramaturgia o de la literatura, la vida, la muerte y el amor eran los tres grandes temas. Sigue siendo un misterio qué produce que dos personas sientan amor y esa química medio inexplicable tiene una extraña fuerza. 

Noticias: Está editando su segunda película, “Casi muerta”, ¿es remake de una película vasca? 

Mirás: Lo que en realidad ocurrió es que con el productor Rodrigo Vila,  al que conocí filmando una película con Harvey Keitel que se hizo acá, buscábamos guiones originales y no encontrábamos ninguno que nos convenciera, hasta que vimos la película vasca. Nos interesó retomar un poco la anécdota y hacer una versión totalmente libre. Es muy distinta a la película original, hay cuatro amigos y una de ellas está enferma, eso desencadena una serie de enredos.

Noticias: Esa temática, con el ACV que usted sufrió, ¿le repercutió de manera personal?

Mirás: Mirá, fue raro, primero nos reímos mucho de la circunstancia, fue un trabajo de campo, porque venía teniendo asesoramiento médico y cuando estuve internado averigüé más cosas (se ríe). Pasó esto, el guión es de Rodrigo Vila, Beatriz Carbajales y mío, debemos haber estado dos años pensándolo, intercambiando ideas sobre las fantasías de la gente frente a la muerte, qué dicen la filosofía y la psicología sobre el tema …para descubrir que lo único seguro es que ocurre (nos reímos). Cuando me pasó lo que me pasó sentí que de algún modo confirmaba la película. A partir de que yo me enfermo y me curo tenía que esperar por lo menos un año para poder volver a trabajar y en ese tiempo yo supuse que algo iba a cambiar, que seguro alguna cosita iba a surgir en base a lo que me había ocurrido y lo mejor que me pasó fue sentir que no encontraba nada para modificar. Pero entendí mucho más en profundidad ciertas cosas que transita el personaje de Natalia Oreiro, que es quien está enferma. Lo de los amigos también se conecta con lo que le pasó a mi entorno aunque de manera distinta, porque yo estaba enfermo, pero me había curado de milagro, a mí me operaron casi inmediatamente y zafé. Pero a raíz de eso me era más fácil decirle a Natalia qué cosas estaba pensando ella, cuáles temas son relevantes y cuáles no, como también contarle esa ciclotimia muy grande que se padece sumada a un grado importante de aceptación, no sólo en relación a la muerte sino a muchas otras cuestiones.

Noticias: ¿Cambian las prioridades?

Mirás: Sí, te cambian las prioridades, modificás el lente. De golpe estás medio aislado observando cosas, ves todo de otro modo. Y eso es muy parecido a  lo que le pasa al personaje de Natalia, así que muchos ejemplos que le daba provenían del guión, pero también de mi propia experiencia.

Noticias: El año pasado Julio Chávez dirigió su primera película, ahora también lo hizo Dolores Fonzi y pronto lo hará Diego Peretti. Usted ya va por su segunda experiencia detrás de cámara, ¿en algún momento los actores necesitan hacerse cargo del control y se dejan seducir por  la dirección?

Mirás: Me parece que hay un aspecto que podría llamarse…autoría, sé que suena un poco pretencioso, pero sos vos el que decide todo y el hecho de ponerte a prueba, algo que sentí con mi primera película, es importante. Es un aprendizaje, con la segunda me pasó lo mismo, voy a saber mucho más sobre cómo hacer cine si llego a la quinta, es un oficio que se conoce haciéndolo. En cuanto a qué te lleva a ser director, me parece que depende de cada caso, hay gente que se saca el gusto dirigiendo y otros en los que es una progresión natural, uno se da cuenta de que algunos tienen idea de cómo hacerlo desde hace rato. En mi caso es algo que siempre quise hacer, durante una década no me animé, empecé a escribir guiones pensando que nunca iba a dar el paso. Estoy feliz de que muchos me empujaron para que filmara mi  primera película y ahora pienso, ¡uy pero por qué no lo hice antes!

 

Agradecimiento: Four Seasons. 

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios