Tuesday 28 de May, 2024

PERSONAJES | 29-01-2023 08:45

Laura Romano: “Hay mucho hambre emocional”

La nutricionista que es furor en redes con su método 80/20, comparte su historia. Adolescencia traumática y ayuno intermitente.

El número impacta: en Instagram, la nutricionista Laura Romano (@integralnutricion) tiene un millón de seguidores. Supera a muchos actores y cantantes de diversos rubros y lo hace a base de un contenido en el que desmitifica comidas, aporta conciencia sobre la alimentación y comparte recetas saludables. En tiempos en los que todos son gourmet y buscan comer mejor, su cuenta es furor, y así estalla también la agenda de su consultorio y los pedidos de Íntegra, su línea de barritas y bocaditos creados en busca de “la merienda perfecta” para sus pacientes.

Autora además de “Las dietas tienen un final” (Planeta), es una fiel convencida de que lo único capaz de transformar realmente el cuerpo es el cambio de hábitos, y así alumbró su método 80/20, en el que toma el principio de Pareto para aplicarlo a una forma de comer en la que las buenas decisiones son el porcentaje mayoritario, pero siempre hay lugar para el desliz y su disfrute. 

Noticias: ¿Cómo llegó a la nutrición?

Laura Romano: Cuando era adolescente, en cuarto año del colegio, empecé a interiorizarme con las dietas. Empecé a investigar en plan de bajar 3, 4 kilos. Y sin darme cuenta, se volvió una obsesión, que luego se tornó depresión. Me alejé de mi grupo de amigas, no quería salir, siempre estaba vestida hecha una bolsa porque no me quería mostrar. Me daban miedo y generaban culpa ciertos alimentos. Al tiempo empecé a pensar qué estudiar. Me hice un test vocacional y me salió Comunicación. Pero como estaba con mi mambo con la alimentación, pensé que podía estudiarlo para entender más. Me anoté en Nutrición y me propuse curarme. Mis papás, que me mandaron a Buenos Aires desde Carmen de Areco, me dieron su voto de confianza y se los devolví bien, porque paso a paso, poniendo el foco en otra cosa, la comida pasó a un segundo plano. 

Noticias: ¿Cómo ve a los jóvenes hoy? ¿Sigue habiendo muchos trastornos o la mentalidad más diversa ayuda a que el físico no tenga tanto peso?

Romano: Veo dos cosas. Por un lado, veo trastornos alimentarios cada vez más a temprana edad, incluso a partir de los 8 años. Pero por otro lado veo a los adolescentes con menos mambos con el cuerpo, porque se ponen tops y no tienen la panza marcada o las piernas como tero. Y cuando yo tenía 15, si no tenía la panza chata, no usaba short. Estuve casi toda la adolescencia sin usarlo, y recién ahora a los 36 años muestro mis piernas… 

Noticias: ¿Por qué decidió incursionar en redes?

Romano: Lo hice cuando abrí mi consultorio en Buenos Aires. En 2015 empezaban a surgir cuentas de Instagram, y me metí. Había un mundo de chicas fit, chicas con mucho trastorno alimentario encubierto. Y cuando me empecé a hacer conocida, fui la antítesis. Empecé diciendo que no está mal comerte un carbohidrato, que podés no entrenar todos los días. Jamás me peleé con nadie, pero trataba de dar el mensaje opuesto, y así empecé a crecer. Y después tuve el golpe de suerte que fue Dalma Maradona, que cayó al consultorio por su entrenador. Tuvo una generosidad como pocas, cada vez que venía subía videos y fotos y me llovían pacientes y seguidores. Después llegó Stephanie Demner, que me terminó de enseñar sobre redes y me incitó a mostrarme. 

Noticias: ¿Siente que encontró un método?

Romano: Sí, el 80/20 lo tengo registrado. Si bien esa teoría es económica y existe, el método para bajar de peso es mío. Cuando me formé en esto de la “no dieta”, haciendo posgrados con Mónica Katz, se me abrió un montón la cabeza, porque cuando me recibí atendíamos a pacientes con fórmulas iguales para todos. También me pasaba que cuando hablaba de comer de todo pero se lo tenía que esquematizar a un paciente, no sabía cómo. Hasta que pensé en aplicar el 80/20 a la nutrición, y lo calendaricé y segmenté en comidas por semana, así se vuelve algo sostenible. Si no, la culpa te hace tomar malas decisiones. 

Noticias: ¿Se encuentra con mucho hambre emocional?

Romano: Muchísimo, y el primer paso es identificarlo. El hambre emocional apunta a sensaciones, texturas. El hambre real viene de la panza y te comerías cualquier cosa, no es nada específico. El hambre emocional es extremadamente salado o extremadamente dulce. Es muy selectivo. 

Noticias: ¿Cómo nació Íntegra?

Romano: Al no encontrar productos para recomendar al paciente para que pudiera merendar. Terminaba recomendando un alfajor, porque las barritas que había en el mercado eran sin fibra y nada llenadoras. O un turrón, y es una golosina con azúcar. Empecé a buscar ingredientes y a intentar dar con la receta perfecta, sin pensar en venderla al inicio. Quería que dé mucha saciedad. Muchos seguidores de afuera me compartieron productos y descubrí la raíz de achicoria, que es la única fibra natural con acción prebiótica, alimento de las bacterias intestinales. Me puse a buscar un productor que me diera la raíz. La tanda inicial la hice en casa. Y cuando salieron, me empezaron a decir que las vendiera. Así que empecé a buscar un socio para hacerlo. 

Noticias: ¿Qué opina del ayuno intermitente?

Romano: No es para todos. Cuando uno analiza la evidencia, muestra que en cuanto a descenso de peso y mejora de parámetros metabólicos como hipertensión arterial, colesterol y glucemia, todo mejora al igual que una dieta hipocalórica. Es una forma más de hacer restricción calórica. La evidencia se ve mucho más en comer más temprano y desayunar más tarde. Recomiendo eso sin necesidad de que sea contando exactamente las horas. Además, ojo con qué rompés el ayuno… 

Noticias: ¿Su hija Gaia qué come?

Romano: Como madre nutri, en casa comemos muchas verduras. Pero es una nena de 3 años. A ella le gusta el chocolate, come caramelos en los cumpleaños… No voy a ser un extraterrestre. Igual toma agua, no probó la Coca Cola y nunca le di patitas de pollo o medallones. Prefiero darle fideos blancos. 

Noticias: ¿Y usted?

Romano: Como 80/20 siempre. Siento que con eso no solo sané mi relación con la comida, sino que la disfruto. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios