Wednesday 22 de May, 2024

PERSONAJES | 20-01-2023 12:12

Martín Piroyansky: “Me da terror que envejezca mi humor”

Actor y director, presenta “El método Tangalanga”. El humor como antídoto, la incomodidad y la ironía.

La nueva comedia argentina existe y el padre de la criatura es Martín Piroyansky. Lo vimos crecer frente a cámara desde aquel lejano “Magazine For Fai”, convertirse en el actor fetiche de Ariel Winograd desde su debut en “Cara de queso” hasta la reciente “El gerente”, zambullirse en la dirección con “Voley” y consagrarse con la irreverente serie “Porno y helado”. Algunos dicen (o decimos) que fue lo mejor del 2022, por algo será.

Ahora Piroyansky regresa al cine con un personaje extemporáneo. Encabeza “El método Tangalanga”, que se estrena en cines el 19 de enero y posteriormente se verá en Star+, allí es el Dr. Tangalanga, mago de las bromas telefónicas que circularon durante décadas mediante cassettes caseros, en una comedia romántica ambientada en los años 60. Dirigida por Mateo Bendesky y coprotagonizada por esa gran actriz y amiga de toda una vida que es Julieta Zylberberg, el hechizo vuelve a funcionar. Piro es la voz en el teléfono de su generación en esta charla con NOTICIAS.

Noticias: El personaje Tangalanga surge como recurso para entretener a un amigo que agoniza. ¿El humor es un antídoto contra la muerte?

Martín Piroyansky: Te diría que es un antídoto para la vida, es súper necesario para sobrellevar la existencia. Mi familia fue siempre muy de hacer chistes sobre las desgracias y creo que en general el judaísmo tiene mucho que ver con eso. Los judíos hacemos cantidad de chistes para reírnos de la tragedia, en mi vida me paso transformando la desgracia en humor. También uno se va aggiornando, por ejemplo, ahora todo es puro meme y vas accediendo a otro tipo de códigos, me importa mucho el tema y estoy muy atento a lo que está pasando, tengo terror de que envejezca mi humor.

Noticias: De hecho, durante el Festival del Mar del Plata usted provocó un meme viral posando tirado en el piso y pidiendo que le cambiaran el fondo a la foto mientras presentaba “El método Tangalanga”. Eso instaló el título de la película.

Piroyansky: Se me ocurrió hacer ese chiste y lo mejor fue eso, la gente se enteró de que existía la película y de qué se trataba. Lo más difícil para una película argentina que no tiene la calle llena de afiches es darse a conocer y generar interés.

Noticias: Una de las mayores fantasías para un actor debe ser interpretar dos personajes a la vez. Tangalanga es el alter ego de Jorge, un tipo al que lo mata la timidez. ¿Cómo fue encarar ese doble papel, algo muy típico de la mística superheroica ?

Piroyansky: Por un lado, sentí una gran responsabilidad con los fans de Tangalanga, porque fue un personaje que existió y no quería decepcionar a nadie, pero también hay algo interesante y es que el director Mateo Bendesky no cayó en la típica biopic, optó por inventar una trama para contar su historia y ahí Tangalanga pasa a ser como un superhéroe justiciero que está en el teléfono. Eso de componer dos personajes no me había pasado nunca y me entusiasmó mucho porque me hacía acordar a “La máscara”. Esa película que vi de chico y un poco fue el motivo por el cual empecé a actuar. Que me convocaran para hacer algo parecido fue muy emocionante desde un lugar más personal. Desde lo profesional fue muy divertido componer a los dos personajes en simultáneo y estar todo el tiempo switcheando de uno al otro.

Noticias: Tangalanga es un personaje que nació de un cassette, se hizo conocido por la voz. ¿Como trabajó ese aspecto?

Piroyansky: Eso fue lo fundamental, nunca le encontraba la forma de expresarse a Jorge porque mi manera de hablar es muy actual y la suya es de otra época, entonces en un momento se me ocurrió hacer este timbre de película argentina de los 60, se lo propuse al director esperando que me dijera que no (se ríe)… pero me dijo que sí y ahí se alineó todo. Cuando Jorge se transforma habla como el Tangalanga que todos conocemos, y que yo no podría imitar porque es inimitable, pero encontré mi forma de hacerlo y también su manera de moverse en la vida.

Noticias: Leí por ahí que actuando se compra el tiempo para dirigir. ¿Hoy le interesa más ser director que actor?

Piroyansky: La verdad que me interesa más la dirección que la actuación, disfruto muchísimo de ser dirigido por otros, pero si tuviera que elegir una profesión, elijo dirigir. Me llena mucho más y en estos últimos años mi vida consistió en dirigir por encima de actuar. Y sobre todo si tengo que comprar horas que sean para escribir. 

Noticias: ¿Y qué escribió durante tanto tiempo en esa mesa del café Varela Varelita que solía frecuentar?

Piroyansky: ¡Una película que ya reescribí como diez veces! (risas) ahora estoy de vuelta con eso, iba a filmarla pero con la pandemia no pudimos y después apareció “Porno y helado”. La segunda temporada de la serie está toda escrita, pero estamos esperando la bandera verde por parte de Prime Video para rodarla. Mientras tanto volví por vez número mil a la película, no es una comedia, fue cambiando en cada versión, pero su eje es el tema de los celos y la infidelidad.

Noticias: Hablando de películas, comentó varias veces que proviene de una familia muy cinéfila. Su recomendación para los que pretenden iniciarse en el oficio es que lean muchas entrevistas a directores y vean todo el cine que puedan. ¿Qué títulos no pueden faltar según “El método Piroyansky”?

Piroyansky: Ahora que tengo que tirar títulos seguro no se me ocurre ninguno (se ríe), trato de ver todo, actual y clásico, cuando tengo un rato miro películas, las disfruto mucho más que las series, aunque a raíz de “Porno y helado” entré también en ese mundo. Curiosamente, lo que menos veo es comedia, entre tantas cosas no pueden faltar “Uncut Gems” y “Good Time” de los hermanos Safdie. También me gusta mucho  “Fatih Akin”, recomiendo mucho su película “The Golden Glove”, es muy fuerte pero vale la pena y todo lo que haga Ruben Östlund, un director que incomoda y pone sobre la mesa todo lo que no queremos mirar.

Noticias: ¿La ironía es un arma de provocación?

Piroyansky: Puede serlo, a mí me encanta generar incomodidad. Disfruto mucho las películas que me hacen sufrir porque me fascina que algo tan fríamente calculado genere algo tan visceral.

Noticias: En “Porno y helado” también hay mucho delirio. Ramón, el personaje de Nachito Saralegui, es más ingenuo, pero el de Sofi Morandi y el suyo son antihéroes bastante viles. ¿Por qué se inclinó por hacerlos tan poco queribles?

Piroyansky: Son malos y a mí me gusta ese tipo de personajes. Creo que somos malos por naturaleza, se ve en los nenes. Los adultos los educan, pero naturalmente la maldad está y uno la va moderando para vivir en sociedad. Cuando escribo me gusta meterme con personajes que hacen cosas malas y creo que el espectador disfruta de ver a alguien que la pifia, un poco esa es la base de la comedia. El bueno de Superman es lo menos gracioso que hay. El humor se esconde donde menos lo esperás.

Noticias: ¿Y cuando aparece alguna ironía inesperada se sigue sorprendiendo?

Piroyansky: Sí, los grandes directores tienen elementos de humor, David Lynch no hace comedia pero hay destellos ahí, lo mismo pasa con Fellini y su propio estilo indescifrable o incluso con Kubrick. Me parece muy importante tratar de no ser solemne, a veces la gente que se dedica al drama se confunde y busca subrayar la solemnidad. Hay algo que le pasa a algunos actores y es que cuando interpretan un drama andan por toda la película con cara de tragedia. En la vida aunque se esté muriendo un familiar podés reírte de algo, cuando se ponen didácticos es terrible. Mirá, para mí lo que hace Darín en “Argentina, 1985” es súper interesante porque el tipo está en el medio de una situación durísima, en un momento histórico terrible y puede hacer un chiste, fumarse un pucho y hablar con su esposa y con su hijo. Para generar un verosímil la vida que pintás tiene que ser compleja, no puede reducirse a un discurso sin ningún momento de respiro. El hallazgo de “Argentina, 1985” es esa familia que humaniza a Strassera. Y lo humano es lo que funciona.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Soberano

Marcela Soberano

Comentarios