Tuesday 16 de July, 2024

PERSONAJES | 16-01-2024 04:50

Max Cartier: “La vida me llevó a cantar”

Dueño de un apellido ilustre, pasó de empresario a músico de jazz y prepara un nuevo disco con la dirección de Damián Mahler.

Maximilien de Hoop Cartier, conocido como Max Cartier, es un hombre con una mente sofisticada para los negocios, un corazón entregado a la música y una voz trascendental con la envidiable facultad de conmover a la hora de entonar una canción frente al micrófono.

Enemigo de las estridencias, esquiva la locuacidad y prefiere conversar en forma íntima, como si estuviera revelando algún secreto guardado para una confesión.

Resulta paradójico que el tímido entrevistado que modula en un tono casi inaudible, pariente lejano de los susurros de Mickey Rourke en “La ley de la calle”, posteriormente tenga una voz tan elocuente cuando lo llaman para cantar. Ante ese desafío, se transforma en un auténtico crooner capaz de emular a Frank Sinatra, dispuesto a derribar prejuicios hasta de los oyentes más desconfiados. 

Con una crianza privilegiada, descendiente de la familia fundadora de la mítica marca francesa de relojes y joyas, Max Cartier es un encumbrado ciudadano del mundo. Nació en Buenos Aires, estudió en Suiza, trabajó en Londres, vivió en Mónaco y actualmente reside en París.

Gay Talese escribió “Frank Sinatra has a cold” sin nunca haber podido dialogar con el artista. Por suerte, Cartier recibe a NOTICIAS en un club italiano con un amplio jardín y con una mesa bien servida, digna de El Gatopardo.

Cartier no es un conformista, podría haberse dedicado a disfrutar de la dolce vita, ver pasar la existencia como si fueran imágenes de Cinema Paradiso y rendirle culto a La Gran Belleza, pero decidió empezar a cantar. Y ahí arrancó otra historia, sin principio ni final.

Noticias: ¿Cuál es el primer recuerdo que tiene relacionado a la música?

Max Cartier: La primera imagen es de muy chiquito, soy el menor de tres hermanos que me hacían escuchar muchísima música. Nos llevamos cinco años entre cada uno y desde muy pequeño estuvieron presentes toda clase de sonidos, desde Spinetta hasta Pink Floyd o Supertramp.

Noticias: Veo que estuvo muy marcado por el rock de los 70. ¿Cuáles eran los artistas que más admiraba?

Cartier: Sí, totalmente. Admiraba mucho a todos los que te nombré y a Pat Metheny. El Sol también es una persona que es increíble como canta, estoy hablando de Luis Miguel obviamente, después tuve la suerte de conocerlo... 

Noticias: ¿Y cómo fue ese encuentro?

Cartier: Mirá, se corría un Gran Premio de Fórmula1 y ese día en Mónaco, donde yo vivía, estaba todo cerrado. Entonces fui al hotel para pedirle un taxi al conserje, hay solo tres compañías de taxis en Montecarlo. El hombre me contesta: “Señor Cartier, ya lo pedí” y ahí veo que hay una señora que se para delante mío, el conserje le dice: “El señor está primero” y la mujer se disculpa y se pone detrás. Pero el taxi no venía más y yo seguía esperando, en eso aparece otra persona que se pone delante mío. Pensé “acá hay otro colado que se hace el vivo” y le toqué la espalda para que hiciera la fila...ahí se dio vuelta y era Luis Miguel. Nos quedamos hablando, fue muy cómica la situación por lo insólita. Siempre me acompañaron mucho sus canciones, pero lo increíble es que en ese momento no estaba ni remotamente en mis planes dedicarme a la música.

Noticias: ¿Y cómo llega la música de Frank Sinatra a su vida?

Cartier: Eso nace con mis padres, lo escuchaban siempre. Mi madre era mucho de la música francesa, le gustaban cantantes como Edith Piaf, pero Sinatra era un clásico en mi casa natal, sobre todo gracias a mi padre. Siempre que me llevaba a algún lado, lo ponía en el auto, es algo que me marcó.

Noticias: ¿Recuerda cuál fue el primer disco que se compró?

Cartier: Creo que fue uno de The Cars, bien ochentoso, eran muy buenas todas sus canciones.

Noticias: ¿Y ahora escucha música a través de plataformas como Spotify o sigue fiel a algún soporte físico?

Cartier: Escucho casi todo en plataformas, el formato físico decayó bastante. Igual en casa tengo bandeja para escuchar vinilos y el primer disco que hice en estudio lo saqué en vinilo también, pero no es habitual que escuche vinilos o CDs como antes. En mi familia la música siempre estuvo muy presente, yo nací en una casa con piano, mis tíos eran pianistas y mis padres siempre fomentaron el gusto de mis hermanos y el mío por la música. 

Noticias: ¿Y con el tango cómo se lleva?

Cartier: Me llevo bien, sobre todo con lo que es el tango un poquito más moderno. Piazzolla me encanta, cuando uno vive en el extranjero si escuchás un tango tenés que contener las lágrimas. 

Noticias: ¿Se animaría a incursionar en ese género?

Cartier: Si es en colaboración con un artista del tango sí, sino no creo. El estilo de música que hago, que es con grandes orquestas y con músicos reales lleva mucho sacrificio, tiempo y dinero. Hay que hacer un esfuerzo muy grande para sacar cada canción y que quede increíble. Así que me estoy enfocando mucho solo en eso y sobre todo ahora en producir títulos originales. 

Noticias: ¿En su nuevo disco todas las canciones son suyas?

Cartier: Sí, en este álbum que estoy lanzando son todas canciones originales. Estuvimos dos años trabajando las canciones, en breve terminaremos de grabarlas con la dirección de Damián Mahler que es un talento increíble Damián, hizo unos arreglos de las canciones que son espectaculares, participaron cincuenta músicos, la mayoría del Teatro Colón. Creo que lo que hemos logrado a nivel melodías va a ser muy interesante para el público, hoy casi nadie está haciendo este tipo de música y mucho menos con músicos en vivo. Mucha gente no lo imagina ni tienen por qué saberlo pero eso tiene un costo importante. Me consta ya que por el momento soy mi propio productor.

Noticias: ¿Cuándo podremos escucharlo?

Cartier: La idea es lanzarlo en el verano europeo, a más tardar en marzo o abril estará en las plataformas. Entiendo que para principios de febrero ya lo tendremos completamente terminado. Ahora aproveché mi viaje a Argentina para hacer un video clip en Buenos Aires, habrá otro más y después está el tema de la estrategia comercial. 

Noticias:¿Cuándo se dio el clic en su vida para dejar de dedicarse preponderantemente al mundo de los negocios y meterse en la música?

Cartier: Lo de la música es muy reciente. Cuando me quedé encerrado en París durante sesenta días debido a la pandemia, estaba solo y sentí la necesidad de replantearme todo. Comencé a pensar en cuáles eran mis prioridades si salía vivo de esa situación, porque al principio había mucho miedo. Un par de años antes había tenido una relación con una brasileña que fue quien me insistió para que hiciera algo con la voz y cuando me encontré solo recordé sus palabras. Así que apenas se abrió un poco el aislamiento me fui a ver al tenor de la Ópera de París que fue el primero que se sorprendió por el color de la voz, después seguí con otros coaches hasta que finalmente me terminaron invitando a grabar en Capitol Studios con el micrófono de Sinatra y producido por Chris Walton que tiene siete Grammys. De ahí David Foster, que es el autor de canciones como “I have nothing”, por ejemplo, me invitó a comer varias veces y a cantar en su casa frente. Ellos descubrieron que cantaba bien y yo también, ¡hasta ese entonces no lo sabía! (se ríe)

Noticias: Pero antes de dedicarse profesionalmente a la música, ¿cantaba en cumpleaños familiares, en fiestas con amigos?

Cartier: Nada de nada, no cantaba en ningún lado. Una ex novia me dijo que tarareaba en el auto, pero realmente no lo recuerdo, a veces en la ducha se me da por cantar (risas). La vida me llevó a cantar, alguna vez dudé si dejarlo o no, pero por suerte tuve gente al lado que lo impidió. Insistieron con que tenía un don y no podía abandonarlo porque era una obligación compartirlo con el resto del mundo, no me permitieron bajar los brazos. Me han ayudado mucho a seguir adelante, permanentemente van surgiendo cosas que valen la pena vivirlas. Hacer un concierto acá con músicos del Colón dirigidos por Damián Mahler, grabar este álbum con títulos originales y un cuidado que le da una belleza sonora poco frecuente son desafíos irresistibles.

Noticias: Vive actualmente en París. ¿Cuando ganamos el Mundial usted estaba ahí?

Cartier: Sí, estaba ahí (sonríe), y no tuve mejor idea que proponer esto que te voy a contar. Allí tengo una orquesta de veinte músicos y grabo todos los días en el mismo estudio, tenemos una amistad, hace tres años que trabajamos juntos. El tema es que ese día les propuse que viéramos la final todos en el estudio porque tiene una pantalla grande. Aparecí con una campera abrigada, pero cuando me la saqué tenía la camiseta argentina, hasta ahí todo bien... pero después del partido me tuve que ir silbando bajito (se ríe). Fue una situación simpática, no había maldad, pero imaginate la tristeza de todos los franceses. No me hice el canchero ni nada, dije bajito: “Gracias, chau, nos vemos…”

Galería de imágenes

En esta Nota

Leonardo Martinelli

Leonardo Martinelli

Comentarios