PERSONAJES | 03-10-2021 14:53

Mex Urtizberea: “El humor debe ser anárquico”

Protagoniza “Mi amigo Mex” y hace radio en Nacional Rock. Desfachatez creativa e intuición. Choques con Casero y halagos a Cristina.

Mex Urtizberea es un gran anfitrión y un buen cocinero. Abre la heladera y la alacena, mixea una cosa con otra y logra un todo superador de las partes. Con los alimentos y con la vida. Es un director de orquestas. 

Noticias: ¿Resulta una especie de capitán de los equipos de trabajo?

Mex Urtizberea​: Sí, tengo eso de juntar a los grupos, siempre fui capitán. A donde voy, armo equipos porque a mí me gusta que todo funcione y que los que forman parte, brillen, eso potencia todo. Quiero que todo encastre, veo de qué forma ensamblar una persona con la otra, porque lo sé hacer. 

Noticias: Dice que la televisión está bien distinta, ¿ya no lo convoca?

Urtizberea​: No, solamente si el proyecto es muy bonito. Hay una posibilidad de hacer cosas por las provincias, me entusiasma porque me gusta viajar y conocer gente. Si hay un proyecto así, sí. Pero para mí la televisión ya está. Están las plataformas donde la gente va a ver las cosas cuando quiere. Pero si a uno lo dejan hacer y lo quieren, no hay mayor ambición que esa.

Noticias: ¿Hacer de forma libre?

Urtizberea​: Sí, totalmente, que crean en lo que hacés y apuesten. Ya eso es muchísimo.

Soñó con ser músico de jazz y tocar en Europa. Agua, no la pegó ni por asomo. “¡No cumplí mi sueño!”, se ríe y se mofa del mandato de ir detrás de una meta fija. “Es una aventura la vida, estamos en una aventura con un machete y vas surfeando y haciéndote vos solito, es rarísimo, no queda otra, y ahí la intuición es fundamental”, afirma. 

Noticias: El año pasado, cumplió 60 años, ¿cómo lleva el cambio de década?

Urtizberea​: (piensa) Bien, disfruto mucho y trato de disfrutar más y más. Ya cuando ves el final del carretel, eso te cambia, para bien. La máquina tiene 60 años, faaaa, es como una institución, es muchísimo, ¡un banco soy! Pero disfruto mucho de hacer las cosas, de todo lo que tiene el ir, que es conocer, no llegar sino ir. Las cosas que se me ocurren las llevo a cabo.

Noticias: ¿A qué se anima?

Urtizberea​: Yo tengo la suerte de que nunca estudié. El estudio te inhibe, porque te pone a los próceres que hicieron las cosas y vos decís: ”Nunca voy a poder llegar a hacer nada de eso”. Este sistema te hace ser inseguro, miedoso, el temor a la frustración, un montón de sentimientos que yo no tengo. 

Noticias: ¿Siempre fue así de seguro?

Urtizberea​: Sí, no sé lo que es, mirá, mi padre fue siempre un busca, fue un periodista y trabajó en distintos lugares. Uno va buscando nuevas cosas, es como que ya está educado así. Y después alguien que me rompió la cabeza fue el padre de Lito Vitale, el Donvi. Él fue mi maestro, yo no sabía tocar el piano y en dos clases estaba improvisando. Me hizo ver que las cosas se podían llevar adelante fácilmente. Después te juntás con los Chachachá, que tenían un espíritu de inconsciencia y un estado anárquico que era super atractivo y afín con lo que yo hacía a través de la música, no existía el “no se puede hacer eso”. 

Noticias: Ante la falta de norma, ¿tiene sus propios límites?

Urtizberea​: Sí, más bien, yo no hago nada que no le guste al otro, o sea, cualquier acto de sometimiento, ya no me hace gracia. Si juego, juego de igual a igual. 

Noticias: En el último tiempo se puso más la lupa sobre los límites para el humor, ¿reconoce cambios propios?

Urtizberea​: Sí, felizmente, muchísimo. Todos estábamos en una cultura machista, pero nunca me gustó eso. Naturalmente si alguien se cae en la calle, no me río, voy a ayudarlo. 

Noticias: Dijo que la gente se aburrió de Marcelo Tinelli. ¿Cómo hace para que no se aburran de usted?

Urtizberea​: Ah, no… no hago, igual lo que tiene mucho que ver en la vida es la intuición, la intuición de por dónde ir, uno aprende, se resguarda. Yo hice el personaje de Tuca, en “Graduados”, y no sabés la cantidad de cosas que me ofrecían, de todo, fortuna, contratos…

Noticias: ¿Y por qué no?

Urtizberea​: Porque prima lo que uno tiene ganas de hacer. Yo tenía un grupo de música con Gillespi, “La sonora del Plata”, empecé a tocar el saxo porque hacía falta un saxo tenor. La Halibur (“Gestando a la Halibur”), ese disco que hicimos con Casero, ahí toco el saxo en un tema. Y un día me peleé con Casero en medio de un show y me fui a la mierda y no toqué más. 

Noticias: ¿Por qué se pelearon? 

Urtizberea​: Porque es intenso Alfredo, para decirlo en una forma educada, es un muchacho intenso (se ríe), es difícil sostener, es bravo, y bueno, me harté y en el medio del show, me fui, cerré el saxo y quedó ahí, desde el 94, está en una caja y nunca más.

Noticias: Dice que Casero siempre fue medio...

Urtizberea​: Castrense, sí, siempre hablaba de “hay que replegarse” y yo me reía. Creo que su padre… yo no sé, como contaba siempre distintas historias, nunca supe bien qué era, pero contó cosas raras.

Noticias: Las fábulas de la propia biografía que se van tejiendo entre verdades y mentiras es un poco lo que cuenta la obra “Mi amigo Mex”, ¿no?

Urtizberea​: Sí, empezamos a hacerla con situaciones, porque yo tengo muchas anécdotas y a veces las armo un poco.

Noticias: Le agrega color.

Urtizberea​: Sí, como debe de ser una anécdota, es una historia, no importa si es verdad o mentira. En la obra hay una anécdota que fue verdad: un día uno de mis amigos les hacía así (hace una circunferencia con la mano izquierda y mete el dedo índice de la derecha) a todos los autos y camiones que pasaban. Todos los chicos se mataban de risa y yo no entendía, tenía 7 años. Hasta que se bajó un camionero y lo cagó a palos al pibe y quedó todo ensangrentado. Entonces le pregunté a mi mamá. Y me dijo: “Nunca más hagas esa seña”. Y fui a contarle a mi hermano Álvaro y me dijo: “¡¿Vos le hiciste esa seña a la vieja?!”... Y después fui a preguntarle a mi hermano mayor y me dijo: “Los hombres tienen pitos y las mujeres tienen agujeros. Andá nomás” (se ríe a carcajadas). ¡Imaginate! Entonces fui a ver libros del secundario, el libro de Higiene, de quinto año de mi hermana, y ahí vi la lámina del cuerpo humano cortado al medio y los tres agujeros que eran la uretra, el ano y la concha. Tres, eran un montón. 

Noticias: De todos modos dice que su madre lo ponía como buen ejemplo ante sus hermanos. 

Urtizberea​: Sí, éramos seis. Tenía un hermano mayor que era tremendo quilombero, se fue de casa a los 14 años, era el mal ejemplo. Yo era el menor y mi mamá siempre decía: “Aprendan de Ignacio que se porta bien”, y yo tenía que cuidar ese personaje. Después uno se va permitiendo más cosas. 

Dice que, tras la pandemia, somos como pájaros de Formosa a los que mandaron al polo sur. Que la Parca está brava y que es momento de escuchar. Carga con la pérdida de su hermano, el conflictivo, quien murió de un cáncer de páncreas que lo consumió en dos meses. “Un día me fui a verlo a San Isidro, sin papeles ni nada, había que sacar permiso, pero me fui sin nada. Estaba un poco volado, con mucha morfina. Fue la última vez que lo vi. Todos tenemos a alguien que se nos murió y todo eso te coloca en otro lugar”, cuenta. 

Cuando reestrenó “Mi amigo Mex” (teatro Paseo La Plaza, ya la habían hecho en 2019) quedó sorprendido y cargado por la intensidad del público. Se reían con unas carcajadas que él interpreta que eran de descarga, pura catarsis. Al terminar la obra, tuvo ganas de llorar, era mucha emoción. “Creo que se va a empezar a disfrutar mucho, en todo sentido. Me parece que puede llegar a haber un sentimiento como tuvieron los existencialistas después de la Segunda Guerra, esa foto de vayan todos a garchar”, dice. 

Noticias: Usa el mismo verbo que utilizó Victoria Tolosa Paz. Se identifica como kirchnerista pero asume una distancia con el fanatismo, ¿no?

Urtizberea​: Sí, a mí me aburre el fanatismo. Me parece que Cristina es la mejor, lejos, todo está alrededor de Cristina, es una genia, políticamente confío y creo en ella, pero no es que cualquier cosa que diga… me aburriría conmigo mismo decir a todo que sí, si no es verdad, no siento eso. Pero me parece hermoso cantar la marcha con 200 tipos, es una sensación increíble, eso me pasó de grande, me encontré con el kirchnerismo y me dio un montón de cosas que me alegraron y me empecé a comprometer más políticamente. Antes me parecía maravilloso ser anarquista. Pero eso no lo dejo de hacer como artista, no me gusta hacer humor pegándole a Macri. El humor tiene que ser siempre crítico y tener un espíritu anárquico. Es crítico de todo, del sistema, no de una bandera política.

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios