Tuesday 25 de June, 2024

PERSONAJES | 15-11-2023 15:43

Renata Schussheim: “Antes pensaba que era inmortal”

Diseñadora de vestuario, artista plástica, escenógrafa, recorre 50 años de trabajo en una muestra en el Centro Cultural Recoleta.

“Trabajar con Renata es como jugar con fuego, beber champaña, viajar en globo y caer por una montaña rusa, todo simultáneamente”, afirma el gran coreógrafo Oscar Aráiz, amigo de Renata Schussheim desde hace más de cinco décadas. 

Artista plástica, escultora, vestuarista, ilustradora de libros e imaginativa creadora de la puesta, en 1982, de aquel legendario primer concierto de rock nacional en Ferro, donde Serú Girán, liderado por Charly García, presentó “Bicicleta”.

Desde pequeña supo que su vocación era el arte y se dedicó a perfeccionarse, primero con Ana Tarsia, y más tarde con el pintor y dibujante Carlos Alonso. Su primera muestra fue a los 15 años y confiesa que, en su juventud, fue una especie de groupie que asistía al mítico Instituto Di Tella, donde conoció a todos los miembros de la movida cultural en una época efervescente. Tras su debut como diseñadora de vestuario con el ballet “Romeo y Julieta”, recorrió un camino que la llevó a innumerables obras teatrales, espectáculos de danza y óperas, colaborando con artistas como el músico ruso Mstislav Rostropóvich, nuestro Julio Bocca, o el español Luís Pascual.

Cálida y expresiva, se entrega a la charla con NOTICIAS en el Centro Cultural Recoleta, donde puede verse la muestra “Al rojo vivo”, un recorrido por 50 años de su trabajo.

Noticias: ¿Por qué el vestuario es tan importante para el actor?

Schussheim: Es su segunda piel. Termina de definir un personaje. Muriel Santa Ana me mandó una foto arrodillada delante del vestido que usó en “Las amargas lágrimas de Petra von Kant”, que es el que abre todo un desfile de prendas rojas que se exhiben. Para ella fue una emoción. En los figurines yo no armo solo el vestido, es el maquillaje, peinado, calzado. Trabajas con los realizadores y actores, estás acompañándolos hasta que se abre el telón y, a veces, también después. Se crea una relación muy personal. 

Noticias: ¿Le gusta enseñar?

Schussheim: Lo hago con mis asistentes. Me llaman muchas chicas jóvenes que quieren saber dónde pueden estudiar y la verdad es que las únicas que he formado son las que han trabajado conmigo. Muchas ya profesionales como Valentina Bari o Mariana Seropian, que en este momento y es como mi ángel guardián, porque sin ella no hubiese podido hacer todo esto. Creo que te perfeccionas trabajando y haciendo. 

Noticias: ¿Qué recuerdos tiene de la época de efervescencia del rock nacional?

Schussheim: Todo era tracción a sangre. Era fantástico con esa energía que sentís que tiene la música joven, popular. El rock es algo fuertísimo. Por suerte quedó grabada la presentación de “Bicicleta” con Charly (García) en Ferro. Es un material que pasamos acá en una de las salas. Me pregunto, por qué lo habrá grabado Romay (Alejandro) para Canal 9. ¡Un visionario!

Noticias: ¿Le gusta seguir colaborando con gente que tal vez no es muy conocida?

Schussheim: Sí, a través de Instagram busqué al diseñador gráfico Martín Gorricho, que hacía los afiches del Cervantes y cuando lo encontré me dijo: “Ojalá trabajemos juntos”. Le respondí: “¡Ya! Inventemos algo”. Ahora estamos en un libro con los figurines, pero tengo que bajar un poco del carrousel porque estoy detonada. Este año tuve “Tootsie”, la muestra en el Borges, la ópera “Il turco in Italia” y este proyecto monstruoso del Recoleta que pude hacer por Romina Del Prete, que me acompañó también en el Borges, que es mucho más joven que yo. 

Noticias: ¿Cómo fue el primer encuentro con Charly?

Schussheim: Tengo el recuerdo del lugar, un sótano que se llamaba “La bola loca” y es como un milagro de mi cerebro porque la casetera está llena de información, hay que resetear y me acuerdo cómo me pegó la música, cómo me gustó. Él ya había hecho Sui Generis, pero yo no lo conocía. Lo registré en “La máquina de hacer pájaros”.

Noticias: ¿Y con Lino Patalano?

Schussheim: En la casa de Cipe Lincovsky, cuando tenía unos 21 años y estaba embarazada de mi hijo (Damián Laplace). Con él éramos amigos y trabajamos juntos. Se lo extraña mucho, era muy generoso, tan bon vivant. Cuando cumplió los 70 nos fuimos todos a Italia y alquiló un hotel frente al mar. ¡Qué locura! Lino era como de otra época en cuanto a su generosidad. 

Noticias: ¿Estuvo a punto de concretar un espectáculo con Manuel Puig? 

Schussheim: Cuando nos conocimos estábamos haciendo “No problem”, un espectáculo con Caviar, en el Canecão de Río de Janeiro. Manuel me agarró la mano y dijo, “Tenemos que hacer algo juntos”. Te imaginas que adoré esa idea y ese proyecto. Lino se involucró como productor y viajamos con Jean François (Casanovas) a reunirnos con él. Quería hacer algo de cero. Lamentablemente no se pudo concretar, pero el manuscrito está publicado. Se lo di a Carlos Puig, su hermano, le pusieron un nombre que no recuerdo, pero quedó inconcluso. Manuel era un tipo joven, tan guapo, nadaba todos los días. Pasé varios días allá, iba a la casa a charlar, veíamos películas. 

Noticias: ¿Qué le atrae del arte en general?

Schussheim: Todo, todo me gusta (categórica).

Noticias: ¿Es un refugio, una forma de soñar, de expresarse?

Schussheim: Es como oxígeno, es cultura, es crecimiento, todo eso. Es estímulo, es inteligencia, es todo lo que tiene que ser en la vida y que espero que no cambie.

Noticias: ¿Está enamorada?

Schussheim: No, hace mucho que no estoy en una relación de pareja. Sí muy rodeada de afectos, de amigos, de familia, de una vida cotidiana con gente muy joven, con un equipo de trabajo muy gratificante, que es como un barco que avanza. Tengo dos nietas de mi hijo Damián, y mi nuera querida, Úrsula, que es artista visual y trabaja en teatro. Son Aurora, de 5 años, y Camelia, que cumple 1 año.

Noticias: ¿Los animalitos son parte de su vida?

Schussheim: Tengo dos perras hembras, Mora y Chanel, una scottie y una westy que son las que están en la etiqueta del whisky Black and White. Y tengo un lorito que para mí fue como un cuento de Navidad. Yo estaba tan desesperada y entró por la ventana, fue como una señal divina. Pensé, “Dios me mandó este pájaro para que me traiga buena suerte”. Un día se escapó y yo estaba con una depresión tremenda. Damián me decía: “Mamá, no podés estar así por un loro”. Lo que es increíble es haberlo encontrado porque es un cotorro barranquero que es plaga. Hay millones y para mí es un milagro haberlo recuperado. Es como el loro de (Gustave) Flaubert. Dibujo, lo tengo en el hombro, está en la cabeza, soy como el capitán Garfio (risas). 

Noticias: Vivió un año en México y regresó al país. ¿Qué le atrae de Bs As?

Schussheim: Adoro esta ciudad. Es bella, efervescente, a pesar de todo. Así como de golpe me vuelve loca creo que es un lugar donde nunca tenés paz. Donde relajas un minuto te viene una cachetada en la nuca. Estamos en un estado de incertidumbre constante que, si sos más o menos creativo, lo podés capitalizar. Una vida de tranquilidad para mí es lo que más se parece a la muerte. Una psicoanalista me dijo: “¿Nunca te sentás a ver televisión y rascarte el coco?”. Me muero, no es mi proyecto, no me divierte eso. 

Noticias: ¿Qué piensa de la situación actual?

Schussheim: Es aterradora, no sólo acá, sino en el mundo entero. Ya no tengo 20 años, no quiero volver para atrás. Avancemos como podamos, pero sin retroceder. Cuando era chica, pensaba, la civilización avanza porque el hombre es inteligente, pero se retrocede todo el tiempo y pese a la historia. 

Noticias: ¿Piensa en la muerte?

Schussheim: Mucho, bastante. Antes no, pero ahora bastante, campo minado, digo yo.

Noticias: ¿Con temor o curiosidad?

Schussheim: Con impresión te diría, no te puedo decir que lo tengo elaborado porque te mentiría. No me da ganas. Antes pensaba que era inmortal, siempre la más joven. Pero, bueno, hay mucha gente querida que ya no está y eso es lo más terrible, cuando se nos empiezan a ir los contemporáneos. De golpe tomas conciencia del tiempo que te queda.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios