Saturday 20 de April, 2024

PERSONAJES | 18-02-2024 10:52

Rep: “La pasión por el dibujo sigue intacta”

Dibujante y humorista gráfico, su último libro es sobre Lionel Messi. Carrera en los medios y paternidad a los 63.

“Soy un animal del dibujo”, dice a modo de presentación. “Un animal de pensar mi vida con la justificación de expresar y de publicar. Un humorista gráfico que tiende a lo grotesco y a lo expresionista”, continúa Miguel Repiso desde su casa de Pinamar, donde está pasando unos días.

Rep, como se lo conoce profesionalmente, es curioso, apasionado, multifacético. A los 14 años publicó su primer dibujo y no paró. Tiras, caricaturas, historietas, murales, libros, portadas de CD, etiquetas de vinos, colaboraciones con medios extranjeros, programas de radio (13 años de “El holograma y la anchoa”) de televisión (tres ciclos de “Mundo Rep”) shows en vivo, a todo se anima. Tiene alrededor de 40 libros propios publicados (no recuerda con exactitud), numerosas ilustraciones en libros de otros autores, una versión de “El Quijote” y otra de la “Divina Comedia”, una biografía de Evita y otra de Maradona, por nombrar sólo algo de su extensa producción.

Su último libro es “Messi, nacido extraterrestre”. “Messi es un raro. No sólo por sus habilidades, su carrera, sus triunfos, sino porque no participó del sistema argentino de fútbol. No estuvo en todos los quilombetes de los clubes, de las barras bravas, de la AFA. Se fue muy pibe al Barcelona. Eso lo transforma en un argentino intocado. Es un extraterrestre porque es indescriptible el fútbol que ha hecho en los últimos 25 años”, sostiene. 

Desde hace 38 años, publica su tira diaria en Página 12. El País de España está publicando ahora una serie de 8 episodios audiovisuales llamada “Ay Futuro”, donde Martin Caparros habla sobre el futuro mientras una cámara filma la mano de Rep dibujando. A eso se suman sus shows con Pedro Saborido, uno habla, el otro, dibuja.

Es Caballero de las Artes y las Ciencias de Francia y Embajador de Buena Voluntad de Unicef, entre otros reconocimientos.

En marzo va a presentar su libro de Messi a Madrid y después va a participar de un encuentro de dibujantes de prensa en Lyon, Francia. 

Noticias: ¿Qué características lo definen? 

Rep: Soy muy laburante, muy voluntarioso, ambicioso, neurótico y eso de alguna forma me cura algo que está muy oculto en mí y es que soy fiaca. Yo podría tirarme ahí, ser contemplativo, leer mucho, mirar imágenes, películas. De hecho, recién estaba dibujando la tira de Página de mañana y me distraje con un documental sobre Lucino Visconti. Soy como un niño caprichoso con las ambiciones del adulto. Por ejemplo, hace seis meses el libro de Messi no existía, sólo tenía un par de bocetos, y se venía la fecha de entrega. Yo decía: “¿Quién va a venir a hacerlo?”. Y vino Miguel y lo hizo, no sé cómo fue. Son horas muy neuróticas, porque son de mucha investigación, obsesión, tirar dibujos, no me sale, renuncia a salidas, a momentos de la vida. Sin embargo, viene alguien, que soy yo, y me salva.

Noticias: ¿Por qué es dibujante?

Rep: Porque me gustaban las revistas de historietas de niño. En casa no había libros. Una vez, tenía ocho años, estaba en Corrientes, encerrado en un cuarto sospechoso de tener paperas, y encontré un libro. Ese fue el primero que leí y al que vuelvo siempre, “Hamlet”. Tenía en tapa como un vikingo, algo heroico, bastante parecido a las historietas que yo leía. Me gustaban las historietas grotescas, “Patoruzú”, “Hijitus”, “Don Nicola”, “La pequeña Lulú”, “El pájaro loco”, y también caían en mis manos las de los superhéroes. Nunca dudé que quería ser dibujante. 

Noticias: ¿Y ya dibujaba en aquella época?

Rep: Sí, todos los niños dibujan. Yo amaba las revistas, el olor a tinta y, en realidad, quería hacer revistas y ser mi propio editor. A los 14 años publiqué mi primer dibujo en la revista Cuarta Dimensión de Fabio Zerpa. Nunca tuve problemas de vocación, y no tuve mandatos, me dejaron muy libre, ni terminé la secundaria, y publiqué, publiqué. Después tuve la suerte de que me emplearan en una editorial para diagramar; después estuve en el momento exacto cuando había que presentar unos dibujitos; después Cascioli me convocó para Humor, y así fui publicando hasta el día de hoy. Sigo teniendo intacta la pasión del dibujo y de publicar y la renuevo haciendo cosas nuevas. 

Noticias: En el ’93, Quino dijo que usted era el más original de los dibujantes argentinos de los últimos tiempos.

Rep: Creo que lo dijo porque no tuve una formación clásica y no seguí una escuela. Pero sé muy bien reconocer estilos y, de alguna manera, traje la dramaticidad, la dramaturgia narrativa al humor. No sólo hago historietas cómicas sino también historietas dramáticas con dibujos grotescos. Quino advirtió esa libertad del dibujo que yo tengo. Soy autodidacta.

Noticias: ¿Qué lo nutre artísticamente?

Rep: Lo que menos me alimenta desde hace un par de décadas es la historieta y el humor. No miro producción ajena. Es una materia que ya saldé. Todo lo demás me genera mucho, la historia del arte, el cine, el teatro, la literatura y el ensayo. Como carezco de lógica estoy buscando el orden en los ensayos humanísticos, filosóficos y artísticos. En cuanto a la música, Los Beatles son la base de mi vida. Después me gusta el jazz, el beep boop, lo vanguardista y experimental, pero con una melodía atrás. Y el chamamé es mi infancia, mis padres correntinos, no se lo puede sacar de encima. 

Noticias: Su producción es extensa y muy  diversa. ¿Le gustan los desafíos, se aburre fácilmente?

Rep: La película del dibujante en el tablero, con la tinta, el papel y la visera nunca me la comí porque me lo hizo estallar otro tipo de apetitos estéticos. Por ejemplo, Picasso, Los Beatles o Alberto Brescia y José Muñoz, dentro de mi rubro. La búsqueda en otros géneros para traer a mi mano lo que me conviene. Yo aprendo mucho más leyendo a Kerouac que volviendo a ver la colección de Tía Vicenta. Leo a John Berger y me da pila para trabajar un año. Me despierta ambiciones. Y tengo la suerte de poder aprender y ensayar en público porque publico desde hace mucho y tengo la libertad de hacer lo que se me canta. Hay cosas que hice que me gustaron mucho y otras, no tanto. Por ejemplo, “El Quijote” me encantó, incluso me han tomado como un dibujante de la dinastía de dibujantes del Quijote y he viajado por eso. En cambio, a “La Divina Comedia” no le encontré el tono. También hay errores en la superproducción.

Noticias: Desde hace 38 años dibuja la tira de Página 12. ¿Cómo hace para producir todos los días? 

Rep: No me cuesta nada, y también dibujo los cuentos del verano del diario. Ahora estoy en Pinamar, voy a caminar por la playa, vuelvo y sé que voy a hacer la tira de mañana. Me va a salir calidad de 7 a 10, nunca menos de eso. Tiene que ver con lo que pasa alrededor mío y mucho con mi interior. Y soy muy documentado porque sé que algún día lo voy a necesitar. En algunos trabajos tengo que dibujar mucho para encontrar una síntesis. 

Noticias: ¿Por qué está en contra de la era de la imagen?

Rep: Porque hay una superproducción de imágenes que no sacuden, no movilizan, sino que anestesian a la gente. Hoy es muy fácil producir imágenes que no dicen un pito. En Instagram conviven un peceto hecho por la suegra de tu vecino con un Matisse. El ojo se va anestesiando. La luz atrás de los dispositivos democratiza para mal, porque le da igual valor a una pintura de Van Eyck que a la foto del restaurante. Es patético, todo vale igual. El único antídoto es estudiar historia del arte, educar nuestros ojos para poder elegir.

Noticias: ¿Cómo es su entorno familiar?

Rep: Vivo con mi mujer, Berenice, que es productora de publicidad y, además, me asiste mucho. 

Noticias: ¿Hijos?

Rep: No tengo, voy a tener. Berenice está embarazada y va a nacer en julio. Voy a ser padre a los 63.

Noticias: ¿Cómo lo está viviendo?

Rep: Me está desplazando mi gran obsesión, que es lo laboral. Poco a poco se va metiendo, pero todavía no sé qué decirte, porque es puro proyecto, por más que esté ahí. Es raro. Ni siquiera he pensado tanto a mis personajes como voy a tener que pensar a este hijo. Todavía no lo hice carne.

Noticias: ¿Cómo ve esta nueva etapa del país?

Rep: Lo veo negro todo, muy mal. Veo una enorme incertidumbre, una gran amenaza local y mundial. Ser artista te salva porque ves luz en el arte y la cultura, pero el pesimismo global, de la gente próxima y de uno mismo embadurna mucho este momento. Yo estoy en un momento muy crítico de mi vida. Por un lado aparece una luz, una promesa y, por otro, está esta encerrona social. A nivel mundial, la guerra, el neoliberalismo, la inteligencia artificial, la robotización. Como aliados siempre tenemos a la cultura, el arte y las proximidades afectivas. Son fundamentales en la aventura de la vida humana. No podés esperar mucho de los sistemas políticos, de los poderes, de cómo los medios machacan y vulgarizan a la gente y cómo la gente se deja vulgarizar. Se va volviendo una sociedad cada vez más esclavizada. Esto va a parar a un lugar que no es el deseado por el humanismo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios