Lunes 28 de septiembre, 2020

PERSONAJES | 09-08-2020 08:02

Valeria Lynch: “Me gusta ser una artista de riesgo”

Pasión y lucha. Nuevo amor, nietos e hija del corazón. Concierto por streaming y añoranzas.

“Nunca me propuse ser una número uno. Soy muchísimo más de lo que pensé”, dice Valeria Lynch en un momento de su charla con NOTICIAS, días antes de su promocionado concierto por streaming del viernes 7 de Agosto a las 21 hs (Ticket Hoy). Refugiada en su casa de San Isidro, resiste la cuarentena con su hija del corazón Tais Bornes (18) –hija de su ex pareja, Cae Bornes– y con su actual pareja, el músico Mariano Martínez.

“Estoy relativamente bien, haciendo música. Sin música no sé qué haría. Montamos un pequeño estudio en casa y, entre otras cosas, estamos preparando el concierto por streaming. Tengo momentos buenos, pero también me caigo. No puedo abrazar a mis nietos. Eso es lo que me falta. Lo primero que voy a hacer cuando pueda es salir corriendo a verlos”. Valeria es madre de Federico (41) y Santiago Cavallero (34) y abuela de Benicio (siete meses, hijo de Federico) y de Olivia (tres meses, hija de Santiago)

En estos meses de confinamiento su vida cotidiana cambió bastante. “Yo siempre estoy en el vértigo, fuera de casa, en mis escuelas, corro, voy, vengo, me voy de viaje. Ahora es maravilloso ver el sol y escuchar el canto de los pájaros en el jardín. Planté una huerta, cambié mi forma de alimentación y hasta bajé siete kilos. Estoy contenta porque me siento bien, fortalecida, ágil. También en lo espiritual. Me parece que de todo esto vamos a sacar un aprendizaje. Mirar para adentro, revalorizar las cosas simples, replantearse cosas”.

Noticias: ¿Usted qué se está replanteando?

Valeria Lynch: Para qué corro tanto, atrás de qué corro, para qué tanto laburo, para qué el dinero. Me dan ganas de irme a vivir a un lugar inhóspito, comer mis propios alimentos, hacer una vuelta a la esencia. 

Noticias: ¿Cómo está manejando lo laboral en este momento?

Lynch: Tuve que cancelar conciertos e ingeniármelas para subsistir y resistir. A Mariano se le ocurrió que hiciéramos un concierto por streaming en vivo desde casa. Un show con mis éxitos y temas del último disco “Rompecabezas, terapia de rock”, que está nominado a los premios Gardel. Vamos a cantar juntos, va a haber una parte acústica y voy a tratar de interactuar con el público. Se generó una expectativa muy grande, se vendieron entradas a gente de Sudáfrica, Israel, Francia, Italia, España y países limítrofes. Por otro lado, tengo mis quince escuelas funcionando con clases virtuales y mi marca de ropa – “Extraña Dama”– con ventas on line y subastas a la medianoche.

Valeria Lynch

Noticias: ¿Qué ve cuando se mira al espejo?

Lynch: Una persona que sigue con la misma pasión y las mismas ilusiones que cuando empezó. Soy muy apasionada y luchadora. Me gusta ser una artista de riesgo y en mi vida me pasa igual. Mi vida es muy pasional. Me tiro a la pileta, si tiene agua lo veré después. No me importa la consecuencia sino vivir a pleno, intensamente. Hay que guiarse por el instinto. Estoy en constante cambio y crecimiento. Tiene que ver con reinventarse y con la resiliencia. Soy una luchadora de siempre y creo que voy a terminar mi vida luchando.

Noticias: Quizá la madurez y la experiencia hacen que tenga más libertad.

Lynch: No me quiero perder una oportunidad pase lo que pase. Por ejemplo, con la pareja. Tengo una pareja nueva y estoy muy bien, pero hay una diferencia de edad y al principio me lo cuestioné mucho. Qué va a pasar, qué va a pensar la gente. Y él me dijo: “Nosotros no tenemos edad. La edad es un hecho cronológico y está en el documento, nada más. Nosotros tenemos una compatibilidad que tiene que ver con las emociones, con el sentimiento, con el feeling. Lo demás no importa, es de afuera”. De a poco lo fui asimilando y la verdad es que es muy cierto. A esta altura de mi vida tengo que permitirme un montón de cosas, entre ellas, vivir este amor.

Noticias: Usted dice que no concibe la vida sin amor

Lynch: Hablo del amor en toda su acepción. El amor moviliza, en un motorcito que te impulsa a seguir adelante. En todos mis actos está el amor.  

Noticias: ¿Cómo es este amor y cómo es Mariano?

Lynch: Mariano es muy pensante, de una sensibilidad muy especial, admirable para mí. Es un gran músico, gran guitarrista. Muy creativo, tiene la música a flor de piel. Y me gusta mucho porque me lleva por un camino que yo no transité demasiado, el de la introspección. Es un compañero, un par, está buenísimo. Vivo cosas nuevas a diario con él y estoy feliz porque aprendo. Soy una aprendiz.

Noticias: ¿Y cómo llevan esta convivencia de tiempo completo?

Lynch: No fue programada, hasta ahora no pensábamos convivir. Mariano vive en Córdoba y nos enteramos que venía la cuarentena obligatoria mientras estábamos en Uruguay. Salimos corriendo para acá y él gentilmente me acompañó y tuvo que quedarse. Tenemos días buenísimos y días que cuando nos vemos decimos: “Uy, otra vez lo tengo que ver” (risas). La realidad es que somos resistidores. Siempre le digo: “De esta salimos fortalecidos o nos vamos al diablo”. Es una prueba de fuego. 

Noticias: ¿Y su hija Tais?

Lynch: La adoro, es divina. Estudió siete años en mi escuela y ahora cursa Artes Escénicas en la UADE. Es una excelente intérprete y muy buena comediante, una artista integral. Estoy admirada de verla crecer y desarrollar su vocación. Está conmigo desde que tenía cinco años y sin dudas soy su mamá. Las dos nos elegimos y no es casual que yo me haya separado (de su padre) y que ella esté conmigo. Encontró una familia, mis hijos la adoran y mi mamá decía: “Esta nena vino a alegrarnos la vida”. Y era verdad, trajo de nuevo la alegría de un niño en la casa. Yo la crié, la eduqué y fue un desafío que ella estado de tan chiquita acá y que me haya elegido como su mamá. 

Noticias: ¿Cómo vive el ser abuela?

Lynch: Los amo. Estoy fascinada con los dos. Me encanta ser abuela y voy a ser una abuela permisiva. Que los límites se los pongan los padres. Los abuelos ponemos nada más que amor. 

Noticias: ¿Usted es una persona fácil de llevar?

Lynch: Mayormente sí, pero también tengo mis flaquezas, mi lado B. Hay que conocerme bien, saber llevarme. A mí me llevás con afecto. Si tenés buen modo, cariño, amor, dedicación, soy muy llevadera. Cero divismo. En mi casa me pongo pantuflas, limpio, cocino y hago todo para sacar la casa adelante. Además, soy muy compinche, compañera. 

Noticias: ¿Y el lado B?

Lynch: Soy muy caprichosa, siempre quiero tener razón. Por ahí me enojo, soy tana calentona, pero se me pasa en dos minutos. No tengo rencor, no sé odiar a nadie.  

Noticias: ¿En qué o en quién se apoya en los momentos complicados?

Lynch: Me acuerdo mucho de mi mamá. Ella tuvo un rol muy importante en mi vida y en toda la familia. Vivía conmigo, falleció hace siete años. Era una madraza, una mujer íntegra, hermosa por donde la vieras. Muy querible, siempre estaba lista para darte un consejo. La extraño mucho, hablo con ella, le pregunto y le pido ayuda en los momentos críticos o cuando estoy medio caída

Noticias: ¿Le costó mucho el camino para llegar a ser una número 1?

Lynch: Nunca me propuse ser una número 1. Soy muchísimo más de lo que pensé. Me contentaba con subir a los escenarios y cantar. Nunca pensé en tener esta popularidad y que la gente me iba a dar este lugar de privilegio. Miro para atrás y digo: “Dios mío cuántas cosas hice y sigo en carrera”. Llegar al Carnegie Hall, llegar al Colón, ganar un Grammy, ganar en Japón sin que nadie me conociera, cantar en Las Vegas. Algo habré hecho bien. No es sólo talento, es luchar, seguir adelante contra viento y marea, tener empatía con la gente, estar cerca del público, conocer a los fans que me siguen desde siempre, reunirme con ellos. Disfruto mucho todo esto y soy una agradecida.

Noticias: ¿Cómo maneja su ego?

Lynch: Hay que tener mucha templanza, parar de vez en cuando y mirar para adentro. Todos los artistas tenemos mucho ego y lo que más necesitamos es gustarle a la gente, que la gente nos quiera. Pero el ego bien manejado está bueno

Noticias: ¿Qué cosas la movilizan además de la música?

Lynch: La actuación. Me permitió ir por diferentes caminos y me encontré con un mundo maravilloso. Cuando hice a Norma Desmond en Sunset Boulevard, ese personaje maravilloso, lleno de matices, me llenó el alma. Fue uno de mis mejores trabajos. Todos mis compañeros, además, estaban fantásticos. Una noche vino a vernos un asistente de Andrew Lloyd Webber (compositor inglés, autor de la obra) y salió maravillado. Entre otras cosas me dijo: “Glenn Glose tendría que venir a ver tu trabajo para ver cómo es Norman Desmond” (Glose interpretó ese personaje en NY). Creí que había entendido mal por el inglés, pero fue lo que dijo. Me agrandé. Compararme con Glenn Glose. ¡Me muero! Había visto la obra hace treinta años en Broadway y siempre quise hacerla. Hablé con diferentes productores a lo largo del tiempo hasta que finalmente me llamó Patalano. Fue un sueño hecho realidad. Por eso digo que hay que soñar fuerte. En algún momento ese sueño se cumple.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios