Viernes 14 de agosto, 2020

PERSONAJES | 31-07-2020 13:47

Carola Reyna: “Experimentar tiene que ver con estar vivo”

Forma parte de “En Casa Miento”, una experiencia de teatro por streaming, junto a Boy Olmi, su pareja. Convivencia, trabajo y afectos.

La voz del otro lado del teléfono es cálida, alegre, sincera y risueña. Carola Reyna asegura que en cuarentena “el humor fluctúa todo el tiempo, es como el minuto a minuto del rating, pero el minuto a minuto del ánimo”, y ríe. A Carola, quien vivió su infancia entre Venezuela, España y Argentina, hoy le toca quedarse en casa, pero eso no implica nunca quedarse quieta. Empezó desde chica, en “Mesa de noticias”, cuando el bichito de la actuación, le ganó al de la escritora –aunque aún lo cultiva– y en medio de la pandemia, logró atravesar las barreras del aislamiento y pudo experimentar nuevas formas de hacer aquello que tanto le apasiona. Convirtió su casa en set de filmación y en abril, formó parte de “Terapia en cuarentena” y ahora, se prepara para estrenar “En Casa Miento” (dirección de Nacho De Santis y Sebastián Suñé, producción de Teatro Nun), una experiencia en vivo por streaming donde comparte cartel junto a Boy Olmi, actor, director y pareja desde hace más de 25 años.

Noticias: ¿Qué le sucedió con esta obra “En Casa Miento”?

Carola Reyna: Esta es la segunda propuesta de trabajo que tengo durante la cuarentena, hice “Terapia en cuarentena”, para Cont.ar y fue increíble. Que te llegue la propuesta de trabajo en este período es fruto de agradecimiento puro, si hay algo que en este momento no hay es laburo. Cuando digo “trabajo” no tiene que ver con la remuneración, que es muy humilde en ambos casos, dadas las circunstancias, no es que vamos a vivir de esto ni muchísimo menos, pero que alguien te proponga hacer eso que te gusta hacer y eso que estás acostumbrado, que te reconecta con la vida, con la creatividad, con ponerte en marcha, hoy en día es una bendición, entonces al principio lo primero que pensé fue: “Qué lindo”, porque quiero mucho a la gente de Nun, el apoyar al teatro independiente me parece una movida importantísima, y después, estoy muy a favor de lo experimental, me pasó lo mismo con “Terapia en cuarentena”, era toda una manera nueva, el experimentar tiene que ver con la curiosidad, con estar vivo. Por otro lado me da nervios, no interesa la discusión de si es teatro o no es teatro, es en vivo, implica algo que ocurre en el momento, eso siempre tiene una burbuja muy especial, es muy raro, nunca imaginé que mi casa se iba a transformar en un set de filmación y ahora en un decorado de teatro. En este momento hay quienes se preguntan si estas son las herramientas que van a perdurar y creo que lo único que importa ahora es poder recuperar el deseo, la ilusión y tener algo por delante, porque es tal el nivel de abismo que tener algo da para saltar en una pata, no da para discutir ni un minuto.

Noticias: Usted dijo que la actuación la ordena, pero ¿cómo es salir de un personaje pero seguir en el ambiente del personaje?

Reyna: (risas) No creo que me quede pegada, espero, los actores tenemos esas cosas, después te cuento, todo es nuevo, no creo que sea una experiencia traumática de la que no pueda salir, estoy dispuesta a probar todo lo que esté a mi alcance en este momento para conectarme con lo que me gusta hacer. También estoy haciendo otras cosas, retomé mi taller literario, empecé clases de canto, siempre tengo curiosidad, me encantaría aprovechar más el tiempo, pero soy actriz, y además me doy cuenta que es fundamental también para el otro. En este momento, si no hubiera contenido para ver en las plataformas, en la tele, la gente estaría mucho peor, es un gran rescate para todos la ficción. Todos estamos muy permeables, muy abiertos, muy sensibles, el contenido también es importante, uno no tiene ganas de consumir cosas hiperdramáticas, más que nunca estás tratando de hacerte bien, la tabla en el mar en cualquier momento se te da vuelta porque el mar está muy picado. Aceptamos a ciegas, hay confianza. 

Noticias: Con Boy aceptaron sin dudarlo a pesar de que tratan de no compartir tantos proyectos, ¿cómo es trabajar juntos?

Reyna: Es cierto que no hemos trabajado tanto juntos. Si me pongo a pensar, no sé si después de “La Niñera” volvimos a trabajar juntos. “La Niñera” era un mundo muy irreal, era un planeta precioso, no se metían emociones muy intensas. Teatro juntos nunca hicimos, es un desafío, es divertido, por un lado decimos: “Ojalá que no terminemos dándonos los libretos por la cabeza”, porque además de vernos todos los días, los ensayos, va a ser una puesta a prueba de pareja nuevamente –vaya que la cuarentena ya lo es–, así que vamos a sumar unos porotos a la pareja, a ver si después del “¡corte!” está todo bien... porque en general en teatro después vas a comer con los compañeros, acá tenemos que cocinar nosotros, en el decorado, todavía disfrazados (risas). Creo que hay que estar súper abiertos, hoy me divierto, el humor fluctúa todo el tiempo, es como el minuto a minuto del rating, pero el minuto a minuto del ánimo, es fundamental aplicar todo lo que leímos de los maestros, de estar en el presente, creo que es el momento de aplicarlo, después, cómo va a ser, si me arrepiento de trabajar con la pareja en la casa en la cuarentena, te lo contesto en un mes. La sensación de formar parte de un equipo es muy salvadora, esta sensación de “cuento con vos”, es fundamental.

Carola Reyna

Noticias: Y más allá de la convivencia en pareja, ¿cómo se relaciona con el resto de sus afectos a la distancia?

Reyna: Como puedo. Tengo un hijo que vive en Madrid que no lo veo desde enero, así que seguimos un poco como siempre, conectados por celular y compu. Tengo mi mamá que es grande que podría, pero no tiene celular, no maneja compu, con ella hablamos mucho por teléfono, en toda la cuarentena la vi poco, uno siente esa cosa rara de ganas de abrazarla pero no hacerlo por su bien, ese conflicto que es horrible, pero por suerte mi madre está muy bien, es una genia, tiene un espíritu increíble, está en un estado de sabiduría cada vez mayor, está con alguien que la acompaña, así que a veces hacemos videollamada, pero sobre todo hablamos mucho por teléfono, cuando la escucho reírse mucho, digo “un logro del día”, ella tiene un humor muy particular, a veces nos reímos desde el bajón, podemos hacer del momento de bajón algo que nos termine generando risas. También me preocupo, pero por suerte está bien, es un tema tener madres o padres grandes. Se da algo muy loco que es que estoy teniendo comunicaciones muy profundas con gente bastante inesperada, con muchos amigos de siempre también, pero aparecen viejas fotos, vínculos muy viejos, amigas de mi infancia, gente de cuando vivía en Venezuela, con Mercedes Morán que cada vez fortalecemos más una hermandad. Creo que hay una apertura a nuevos canales de amor, cuando fluye amor, fluye muy intensamente, ojalá que nos lleve a algo más humano, más pausado, con más espacio para la vida de cada uno, con una unión. Ojalá los países, los gobiernos, dejen de elevar muros que dividen en buenos-malos, ricos-pobres, y que todos vayamos en búsqueda de derechos cada vez más grandes. No me quiero pasar de idealista, simplemente del sufrimiento también se aprende, de este sufrimiento tenemos que aprender a nivel mundial, como humanidad

Noticias: Usted empezó en la actuación de muy chica, ¿cómo evolucionó la pasión por la profesión?

Reyna: Alfredo Alcón, que era un tipo extraordinario, siempre se declaraba aterrado antes de salir a escena y decía: “el día que yo no sienta ese nervio, me voy”, justamente, esa adrenalina es preciosa. Yo cada vez “sufro” menos, la búsqueda es de pasarlo cada vez mejor, en la vida, creo que lo que tiene de bueno es que con el tiempo me he ido liberando de a poco de tener que demostrar, de querer agradar, todo eso que es normal, pero que en un actor cuando es muy fuerte, lo pasas mal. Cada vez tengo menos expectativa y por ende menos frustración, casi siempre es todo ganancia, me siento más libre, incluso de equivocarme, no pasa nada, es un juego. Estoy muy contenta de sentirme cada vez más libre en general.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariana Haramburu

Mariana Haramburu

Periodista.

Comentarios