Friday 21 de June, 2024

POLíTICA | 16-05-2023 12:03

5 claves para entender éxitos y fracasos de Javier Milei

Por qué el libertario no logra en las elecciones provinciales el volumen de votos que las encuestas reflejan en el orden nacional. Aliados y armado en deuda.

“El éxito o el fracaso de un armado político puede estar influenciado por una serie de factores, que podrían incluir la popularidad y la aceptación de las ideas y propuestas del líder, la capacidad para formar alianzas y coaliciones políticas, la estructura y organización del partido político en sí, y el contexto político y social en el que se desarrolla”, resume ChatGPT cuando se le pregunta por las claves en una estrategia política nacional exitosa.

La plataforma más popular de inteligencia artificial enumera las bases sobre las que construir un armado nacional, un camino que Javier Milei y La Libertad Avanza han recorrido a medias, y que se ve reflejado en la performance que sus candidatos han tenido en las recientes elecciones provinciales, donde sus candidatos aparentemente no logran estar a la altura de las enormes expectativas generadas por el espacio.  

1. Liderazgo fuerte y carismático: Un candidato convincente puede movilizar a la base de seguidores y atraer a nuevos votantes. La capacidad de comunicación efectiva y la habilidad para inspirar confianza y entusiasmo, son cualidades decisivas en un líder político.

En este primer punto, Milei aprueba probablemente con diez. En tiempo récord ha ganado una base de seguidores enorme y distintas encuestas lo señalan como el favorito de cara a las PASO, donde se convertiría en el candidato a presidente más votado. Claro, sin rivales en la interna, tras haber expulsado a colaboradores y aliados.

Maslatón y Milei

“A mí me preocupan algunos errores que está cometiendo Javier Milei, sobre todo de armado político, que redundaron en malas elecciones en el interior porque los resultados fueron decepcionantes. Además, tuvo algunas declaraciones que hacen que denotan que no está bien armado para gobernar. Milei es una figura importante y apreciada, rodeado de fanáticos, creía que su gobierno podía ser bueno pero no creo que en este momento arme un equipo acorde de lo que significa la presidencia de la Nación”, marcó Carlos Maslatón, el abogado y analista financiero que funcionó en los inicios como el mecenas del candidato liberal.

2. Ideología clara y atractiva: Es fundamental tener delineada plataforma electoral, coherente y potente, que resuene en el electorado. Definir propuestas sólidas, y comunicarlas de manera efectiva, suele ser el puntapié para atraer a simpatizantes y seguidores.

Aquí Javier MIlie ha logrado con éxito imponer con vehemencia una agenda de temas: la eliminación del Banco Central; una dolarización; un “plan motosierra” para algunas áreas del Estado; recorte total de la obra pública sustituyendo por “un sistema de iniciativa privada a la chilena; la implementación de vouchers para la educación privada.

Canosa Milei

Agenda que muchos analistas y economistas coinciden en que será difícil de vehiculizar: tanto sus rivales políticos como el círculo rojo de empresarios (como sucedió hace un mes en el Llao Llao), le bajaron el pulgar a sus “locas” ideas.

La “casta” y los “empresarios prebendarios”, responde Milei quien sostiene no negociará sus posturas en caso de llegar a la presidencia: buscaría mediante la consulta popular para buscar el aval de la ciudadanía donde el Congreso no acompañe. Una medida que colisiona con el artículo 22 de la Constitución, pero además agregaría costos siderales a la toma de decisiones y reduciría su gestión seguramente a los decretos.

3. Estrategia de comunicación y movilización efectiva: Una estrategia de comunicación planificada y bien adaptada a los diferentes canales (redes sociales, medios de comunicación, eventos públicos, etc.) es clave para difundir el mensaje político y llegar a un público más amplio.

Así mismo, es importante movilizar y mantener activa la base de seguidores y militantes. Organizar eventos, generar debates, impulsar la participación ciudadana y brindar oportunidades para la acción política pueden fortalecer la presencia y el impacto del partido.

Javier Milei en campaña por Pinamar

Milei aprueba en ambos aspectos. Ha logrado motorizar a un círculo de fanáticos que amplifican su mensaje en redes, y sus presentaciones resultan igualmente multitudinarias. Los grandes partidos le envidian su capacidad para ganar el voto joven. Aunque este segmento demuestra ser más participativo en el online que en las urnas, como se vio en el caso fueguino.

En Tierra del Fuego, la pastora evangélica y libertaria Laura Almirón, se llevó el 7,11% de los votos, muy por detrás del 53 por ciento del gobernador reelecto Gustavo Melella, pero también del 20% que sufragó en blanco, prueba de la incapacidad de lograr una conversión en las urnas del “voto bronca”.

4. Organización partidaria: Es esencial contar con una estructura sólida, una jerarquía clara, una toma de decisiones eficiente, y un equipo comprometido y capacitado que pueda llevar a cabo las tareas necesarias para el funcionamiento del partido.

Aquí el caso Milei contrasta con otros ejemplos exitosos en las urnas de candidatos libertarios y autodenominados antipolítica del ámbito internacional, donde el caso más sonado es el de Donald Trump. Con un armador político de amplia experiencia como Rudolph “Rudy” Giuliani, el ex presidente logró el apoyo de una estructura política con casi 170 años de historia, sellada en la fórmula con Mike Pence, un vice que ya había tenido 3 mandatos en el congreso y cuatro años como gobernador de Indiana.  

Javier Milei y Martín Menem

Y en el caso del brasilero Jair Bolsonaro, además de contar con un partido propio con años de rodaje, sumó el apoyo del Partido Renovador Laborista Brasileño, al elegir como vice al ex general Hamilton Mourão: delineó una coalición que integraba así al ejército con las iglesias evangélicas, que tienen en el país vecino una aceitada plataforma electoral.

5. Construcción de coaliciones y alianzas: Justamente, la sociedad con otros partidos políticos y grupos afines aumenta las posibilidades de éxito en un armado político nacional. Estas asociaciones proporcionan un mayor respaldo y apoyo, y amplían la base de votantes.

Milei logró sumar a su armado en La Rioja a Martín Menen, el sobrino del ex presidente y actual diputado, quien quedó tercero con 15,5% de los votos. Y en Tucumán las expectativas del libertario están puestas en Ricardo Bussi (Milei fue asesor de Antonio Bussi en el Congreso, cuando este fue electo Diputado Nacional en 1999).

Espert y Milei

Pero su sociedad con José Luis Espert voló por los aires y hoy lo acusa de traidor por su declarada voluntad de competir en la interna de Juntos por el Cambio. Y es público su enojo con Ricardo López Murphy, otro referente liberal al que ponderó en el pasado: el ex ministro de economía de Fernando De la Rúa descartó su idea de dolarización.

Finalmente, el reciente anuncio de Victoria Villarruel como compañera de fórmula, legisladora que ya pertenece al espacio, es prueba de la incapacidad de Milei para ampliar el espacio más allá de su círculo de confianza. "La elegí porque es una persona brillante, íntegra, honesta, y además somos amigos; nos complementamos muy bien y para resolver las cuestiones que aquejan al país", afirmó Milei sobre la diputada.

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios