Saturday 20 de July, 2024

POLíTICA | 19-11-2019 16:31

Alberto Fernández y el lobbista al que bautizaron Droopy

Quién es Gustavo Cinosi, el amigo de Juan Manzur que cumple un rol clave en la OEA. Sus encuentros con el presidente electo.

En el mundo de la política, existen personas que funcionan como vasos comunicantes entre los diferentes actores. Se los suele llamar lobbistas, intermediarios o interlocutores. Los hay, también en el mundo de la Justicia, pero sobre todo en el sector empresarial.

En este universo, hay un señor que por estos días está cobrando relevancia, porque quedó en medio del fuego cruzado por la crisis de Bolivia. Se llama Gustavo Cinosi y su cargo oficial es el de asesor especial del secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro. 

Cinosi tiene buena relación con funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires y en el momento más tenso de la relación entre Argentina y Estados Unidos durante el Gobierno de Cristina Kirchner, él funcionaba como nexo para La Casa Rosada. En especial a través del ex secretario de Legal y Técnica y candidato a vicepresidente de Scioli en 2015, Carlos Zannini. 

Cuando fue la asunción de Juan Manzur en Tucumán, Cinosi viajó a la capital de esa provincia para saludar al gobernador, de quién es amigo, y también al presidente electo. Cuando se cruzaron, se abrazaron. Luego cuando Fernández viajó a México, Cinosi lo estaba esperando en el aeropuerto para recibirlo. En ese mismo viaje, Cinosi, según cuenta el periodista Horacio Verbitsky, participó de la reunión entre Alberto y un asesor de Donald Trump llamado Mauricio Claver. La gente del equipo de Fernández lo empezó a llamar Droopy, porque está en todos lados. 

Ahora bien, ¿por qué resulta relevante Cinosi en medio de esta historia? Porque durante la misión de la OEA en Bolivia para observar la elección, hubo dos enviados de Argentina que fueron acusados de espías. Esas personas son Gerónimo Ustarroz, hermano de Wado De Pedro y Santiago Eguren. Según explicaron ellos, quién coordinó su viaje fue este señor, Gustavo Cinosi. Es probable que hayan sido etiquetados como espías, porque uno de ellos, Eguren, sí fue funcionario de la AFI durante el último año del kirchner, cuando Oscar Parrilli tomó el control de ese organismo. 

Esta novela fue el radiopasillo del fin de semana largo, en donde los observadores de la política se preguntaban cómo administrará Alberto su posición frente a la crisis Boliviana. Por un lado tiene a Cinosi, cumpliendo un rol importante en la OEA y que, no es un dato menor, es amigo del gobernador que más lo apoyó en su candidatura presidencial. Y por el otro lado está su defensa de Evo Morales. 

A la luz de la versatilidad de Fernández es probable que no se pelee con ninguno de los dos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios