Viernes 14 de agosto, 2020

POLíTICA | 31-07-2020 17:41

Cómo será el regreso de Lilita Carrió a la política

Su retiro solo duró meses y ya planea volver con todo en septiembre. Las intimidad de Exaltación de la Cruz. Hijos y religión.

Elisa Carrió llama a sus colaboradores y a dirigentes de Juntos por el Cambio. Habla mucho, se enoja y planea. Ordena, discute, los reta. Para haberse retirado de la política hace cuatro meses, parece estar bastante activa.

—¿Se terminó el retiro? —pregunta NOTICIAS a uno de sus amigos íntimos.

—Sí. Está absolutamente conectada. ¡Quisiera que no lo estuviera tanto! —responde.

La intensidad de Carrió ya los tiene agotados.

Lilita anunció que dejaba la política en octubre de 2019. Tras 26 años de actividad, sentía que su salud estaba demasiado deteriorada, quería dedicarse a la docencia y a su propia vida. El retiro de la Cámara de Diputados se hizo efectivo el 1 de marzo de este año, en el inicio de las sesiones ordinarias.

Pero la situación del país por la pandemia y su ego la catapultaron hacia el regreso. Unos cien días después, ya está preparando su irrupción en la escena política. Ella les asegura a sus compañeros que el plan retorno será en septiembre, pero algunos le desconfían: “No va a aguantar tanto tiempo. Seguro que aparece antes”.

El regreso. Después de un tiempo de introspección, en la primera parte de la cuarentena, Carrió sintió que el país necesitaba de sus servicios. Empezó a leer los diarios nuevamente, a indignarse con las decisiones que toma el Gobierno (sobre todo en la provincia de Buenos Aires) y a evaluar los tiempos políticos. 

“Habla con Horacio (Rodríguez Larreta), con (Mauricio) Macri, con María Eugenia (Vidal), con Mario Negri y con algunos de nosotros. Entiende que el país la necesita. Eso sí, está en una situación complicada de salud y tiene mucho miedo de la pandemia”, cuenta una integrante de la Coalición Cívica. Y agrega: “Tiene que cuidarse mucho: tiene todos los casilleros completos con los factores de riesgo”.

La presencia de sus hijos Victoria e Ignacio en su casa de Exaltación de la Cruz fue un bálsamo para su estado de ánimo. A pesar del susto que le generó el coronavirus, por el que prefería quedarse encerrada, los chicos fortalecieron su espíritu.

Carrió entendió que la situación social y económica que quedará tras la cuarentena extendida, traerá demasiados problemas. “Está convencida de que la cosa no está como para que ella no juegue”, explica una de sus personas de confianza. ¿Será candidata en 2021? “Puede ser o no, pero vuelve a ser una voz importante de Juntos por el Cambio y del país”, contesta. Aún sin que lo haya confirmado, en su espacio creen que tendrán que dejarle un lugar en las listas: después de la renuncia fallida, volvería al Congreso.

Mensajes. Lilita no maneja sus redes sociales. No sabe hacerlo. Pero entiende que allí tiene poder de fuego y que hoy es la única manera de que se escuche su voz, hasta que regrese de lleno a la escena política. Ahí vuelca su opinión y marca presencia.

El 20 de julio, el Día del Amigo, grabó un mensaje de voz que sus colaboradores hicieron tuit, saludando “a todos y todas, como dice la ex”. “Les mando un beso enorme, ya van a volver las fiestas, ya van a volver las reuniones. Acá estoy, encerrada, cuidándome del contagio. Hay que cuidarse. Las viejas nos tenemos que cuidar porque tenemos que estar espléndidas después de la cuarentena”, aseguró. El posteo tuvo más de 50 mil visualizaciones. 

En Twitter, también se enojó con Larreta por prolongar la cuarentena y le pidió a Axel Kicillof “que deje de mentir” y que “se dedique a gobernar”. Sin dar más detalles de los motivos de su enojo con el gobernador de Buenos Aires, solicitó “que este sea el último esfuerzo que se le pide a la sociedad. No podemos vivir en estado de excepción permanente, donde se violan las libertades individuales y los derechos humanos”.

Carrió cree que el punto más flojo de la gestión está en la Provincia. “Entiende que va a haber muchas necesidades, que se va a agravar la inseguridad, la violencia en la calle y la situación económica. Ve un panorama desalentador y que Kicillof no está haciendo nada al respecto”, explican en su entorno. El ex ministro de Economía será el punching ball preferido de la ex diputada en su reaparición.

Pero no será el único: Cristóbal López y la moratoria, la reforma judicial y otros temas ya se estudian en profundidad en su chacra.

“Nosotros queremos que vuelva para que nos saque presión”, dice un diputado de su espacio. Carrió es un faro para las críticas: ella embiste, pero también aguanta las embestidas. Este tiempo en que su luz estuvo apagada, su entorno sintió los golpes, por eso también la esperan ansiosos. Todos desconfiaban de que el retiro fuese permanente, pero nadie imaginaba que estaría preparando el regreso a cuatro meses de haberse ido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios