Viernes 25 de junio, 2021

POLíTICA | 16-05-2021 14:34

Daniel Scioli, el embajador chivero

El ex gobernador bonaerense le pone el cuerpo a la promoción de productos argentinos en Brasil. ¿Marketing para volver?

Antes de escribir un tuit, Daniel Scioli suele enviar los mensajes a un grupo de Whatsapp donde hay diferentes colaboradores y allí se pulen detalles antes de publicarse. Si bien el ex gobernador tiene más de 1,3 millones de seguidores, en las últimas semanas tuvo algunos hits que le sumaron algunos  más.

Según la herramienta Metricool, desde enero a esta parte del año creció más del doble en likes, retweets y respuestas. El momento de mayor intensidad se dio desde finales de abril, cuando empezó a publicar las fotos en los supermercados brasileños. A Scioli lo siguen más mujeres que hombres, 57% contra 42%. El país donde más se concentran sus seguidores es en la Argentina, con 96% de su audiencia. Le siguen Paraguay y Brasil en porcentajes menores a 0,5%.

Con lógica de influencer, decidió empezar a mostrarse él mismo con los productos elaborados en nuestro país que se venden en los supermercados brasileños. Fue así como apareció en un local de la marca Havanna en el aeropuerto de Brasilia, o sosteniendo un vino mendocino, o en un supermercado de Porto Alegre, mostrando un pote de dulce de leche, una horma de queso parmesano o unas milanesas de merluza congeladas. “Recorrí el supermercado Zaffari de Porto Alegre, su gerente me mostró los productos argentinos con récord de ventas, como vinos, carne, aceite de oliva y duraznos. Pronto llevaremos los langostinos argentinos, recién destrabados, a las góndolas de los supermercados de Brasil”, escribió el embajador acompañando el tuit con cuatro imágenes de él sosteniendo los productos.

“En los supermercados zona Sul, de Río de Janeiro, hay un espacio especial para los productos argentinos.  Estas uvas, que vienen de Chile, pronto competirán con las uvas argentinas”, escribió con una foto de él sosteniendo un racimo de esa fruta.

Si bien parte de su trabajo como embajador es procurar por los intereses comerciales de la Argentina en el extranjero, Scioli decidió ponerle el cuerpo a la promoción de los productos nacionales en Brasil. En una entrevista con la periodista Mariana Verón, el pasado 1 de mayo, se refirió al tema:

-¿Vas a los supermercados en Brasil?

-Sí, obvio. Con un fin comercial obviamente.

-Podés ir a hacer las compras también.

-No, no voy a hacer las compras, no te voy a mentir. Voy a mirar, la góndola y los vinos. Y ahí descubrí: ¿cómo puede ser que haya vinos de todas partes del mundo? ¿Dónde están los vinos argentinos? Cuando llegamos el vino argentino estaba en tercer lugar. Primero Chile, segundo Portugal y tercero Argentina. Ahora el vino argentino está en segundo lugar y si avanzamos con este plan de promoción que tengo, y de inserción, podemos estar muy cerca del primer lugar.

Candidatura. Scioli mantiene un pie en Brasil y otro en Buenos Aires, donde alquiló unas oficinas en la zona del microcentro para estar cerca de la Casa Rosada. En los últimos meses su nombre comenzó a sonar para diversos cargos, se habló de la Cancillería, luego del Ministerio de Producción y hace pocas semanas comenzó a circular la versión de que podría ir como candidato a diputado. Nunca queda claro si los rumores son reales o los echa a correr el propio entorno de Scioli para instalarlo. Pero algo cierto hay: en las encuestas que se están realizando con la mirada puesta en las elecciones parlamentarias de este año, uno de los sondeados es el ex gobernador bonaerense. En términos de imagen está mejor, pero compite contra, por ejemplo, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que también tiene una aceptable ponderación.

Durante su gestión como gobernador de la provincia de Buenos Aires, Scioli hizo uso moderado de sus redes. Incluso en la campaña presidencial tampoco le dedicó mucho tiempo al contenido digital. Los mejores virales surgían de otras personas que lo filmaban jugando al fútbol con el club Villa La Ñata, donde se reían de sus “bloopers”: goles errados al lado del arco, caídas dolorosas e incluso un video riéndose de sí mismo el día que le cobraron mano y argumentó que no podía ser porque le falta una parte del brazo.

Ahora, desde Brasil, el embajador decidió apuntalar mejor su vínculo con la audiencia de Twitter. Aquellos que pretenden competir por un lugar en la provincia de Buenos Aire ya lo miran con recelo, porque saben que si se autopercibe con alguna chance, no dudará en trabajar para que lo elijan como candidato. Scioli cuenta con un capital invalorable para cualquier político: es famoso… y ahora, influencer.

Visita a Lula. En enero de este año, cuando Scioli visitó al presidente brasileño Jair Bolsonaro para destrabar un conflicto por la venta de trigo, se produjo un diálogo risueño.

“Hoy es mi cumpleaños. ¿Qué me vas a regalar?”, le dijo Scioli, a lo que Bolsonaro respondió, hablándole a un colaborador: “Traé una botella de cachaza, que es la bebida preferida de su amigo Lula”.

Por pertenencia política, Scioli congenia más con Lula que con Bolsonaro, y el pasado 6 de mayo visitó al ex presidente en un hotel de la capital brasileña. El encuentro fue un gesto importante porque era la primera vez que se veían desde que Lula recuperó sus derechos políticos tras la anulación de sus condenas. Lula, durante la campaña presidencial de 2015, había manifestado su apoyo a la candidatura de Scioli.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios