POLíTICA | 01-01-2023 00:04

De Vido salió campeón de carrera de palomas

El ex ministro que zafó en la Causa Vialidad ganó un título en un torneo de colombofilia.

Julio De Vido tuvo un diciembre inmejorable. La Justicia lo absolvió en la Causa Vialidad, salió campeón en una carrera de palomas y celebró el campeonato mundial de fútbol desde su casa en Zárate. Todo, en el mes de su cumpleaños: cada 26 de diciembre celebra su natalicio y en el 2022 serán 73 años.

La colombofilia es una disciplina deportiva que consiste en adiestrar palomas para que corran carreras. La categoría en la que ganó De Vido se llama “Medio País” y fue el mejor adiestrador del año, junto con su socio Jorge Sokol que lo acompaña en este deporte.

De Vido salió campeón de una carrera de palomas

Además de este trofeo, el colombófilo De Vido también recibió la buena nueva judicial que lo dejó liberado de culpa y cargo en la Causa Vialidad, en la que estaba en el banquillo de los acusados junto a Cristina Kirchner y Lázaro Báez. La absolución del ex ministro de Planificación resultó sorpresiva porque De Vido fue uno de los funcionarios más poderosos del kirchnerismo, pero, desde el punto de vista técnico, Vialidad no respondía directamente a su área. Por otro lado, desde el punto de vista político, José López, que sí fue condenado, no dependía de De Vido, sino que tenía línea directa con los irchner. Su abogado fue Maximiliano Rusconi.

Nueva vida. De Vido dejó la actividad política profesional a un costado. No habla desde el 2017 con Cristina Kirchner, con quien el vínculo está roto. Su única relación es con Máximo Kirchner, con quien, cada tanto, se mensajea por Telegram. Le tiene afecto por ser el hijo de Néstor, su histórico jefe político.

La única actividad política de Julio De Vido en la actualidad consiste en dar charlas por zoom con militantes de diferentes lugares del país. En esos encuentros virtuales habla de política, peronismo y el Estado. Es algo que comenzó con la pandemia y hoy continúa.

También le dedica tiempo a una huerta que construyó con su esposa, la abogada Alessandra “Lali” Minnicelli. Allí, además de plantas y tubérculos, también cría gallinas que le dan huevos.

Su paso por la prisión le dejó amigos nuevos, como el ex líder del grupo Quebracho, Fernando Esteche, o el manager de modelos Leandro Santos. Este último le armaba la rutina de ejercicios en prisión, para mantenerse activo. De Vido, uno de los funcionarios K más cuestionados, ahora está libre como sus palomas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios