Monday 22 de July, 2024

POLíTICA | 04-01-2024 16:28

El día que Milei acusó a Espert de intentar sobornarlo con 300 mil dólares

El Presidente se reunió con el diputado y le dio la bienvenida a “las fuerzas del cielo”. Hace dos años contó que él le pidió que bajara su candidatura.

Con un comunicado de prensa de la oficina del Presidente, el Gobierno felicitó a José Luis Espert por ser el flamante presidente de la Comisión Permanente de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados. No fue todo, Javier Milei, desde su propia cuenta, saludó al legislador: “Profe, bienvenido a las Fuerzas del Cielo”, escribió. Se habían reunido en Casa Rosada el día anterior.

Hasta estas últimas semanas, la relación entre ambos estaba en problemas. De hecho, Milei llegó a acusar a Espert de haber intentado sobornarlo con 300 mil dólares para bajar su candidatura a diputado. “El economista contó la anécdota una decena de veces, no solo en confianza sino en algunas ocasiones, incluso en eventos y sets de televisión”, reveló Juan Luis González en El Loco, la biografía no autorizada del Presidente. Y completó: “Es sobre el día en que rompió relaciones con Espert. Fue a mediados del 2021, poco antes de su formal debut político. Para ese momento la relación Milei–Espert estaba explotada”.

La anécdota completa relatada en El Loco:

Las primeras chispas habían aparecido en el verano, cuando salieron a caminar juntos en la costa bonaerense, la provincia en la que el economista calvo iba a competir. Aquello había sido toda una proeza. No solo por la animadversión que ellos dos siempre se tuvieron, sino porque el libertario detesta el calor y el sol y se irritaba con esos paseos por la rambla que lo hacían transpirar.

Con el diario del lunes es hasta casi divertido repasar esos meses donde mantuvieron la ficción de que eran mejores amigos unidos en una causa común: uno iba a competir en Buenos Aires y otro en la Capital Federal, una dupla que se presentaba en conjunto ante la sociedad bajo la bandera de hacer crecer “las ideas de la libertad”. “El profe”, lo llamaba Milei con un cariño impostado, y el otro devolvía las falsas gentilezas destacando la falta que hacía “gente como Javier” en la política.

Tiempo después apenas si se dirigían la palabra. La última vez que hablaron fue en una reunión mano a mano. Según el relato de Milei, cuando Espert llegó estaba agitado y traía una valija: eran 300 mil dólares, a cambio de que aceptara bajar su candidatura a diputado. De acuerdo a la versión del libertario, su viejo aliado lo quería convencer de correrse de la contienda porque había crecido demasiado en las encuestas, y le estaba empezando a sacar votos a la lista del PRO en la Capital Federal. “El profe” había hecho una alianza táctica con Larreta en el 2019, y Milei veía la mano del “siniestro”, como llama al ex intendente porteño, atrás de esa fortuna. Si esta versión fuera real, ¿habrá pensando en ese instante, mirando a la valija abierta de par en par, en Giacomini? ¿En lo que le dijo su mejor amigo sobre el político con el que se había aliado?

El Loco, Editorial Planeta

Estaba la plata arriba de la mesa. Y ves los miles de dólares ahí y tenés que decidir. Querían que me corra —le contó a Fantino en una entrevista a fines del 2022, aunque sin mencionar ni quién ni cómo ni cuándo.

Cerca de Espert, en cambio, tienen una versión mucho más llana. Dicen que Milei tenía problemas de liquidez cuando accedió a sumarse al frente a finales del 2020. Que, de hecho, una de sus condiciones para aceptar el convite era el dinero y que cada algunas semanas se lo hacían llegar. Y que era exactamente eso lo que estaba haciendo Espert en esa reunión: llevándole su pago, aunque aseguran que era mucho menor que la cifra que dice el ahora enemigo íntimo.

También sostienen que de este encuentro Milei inventó una película que encastraba perfecto con lo que, piensan en este lado de la grieta liberal, el anarcocapitalista quiso hacer desde el minuto cero: usar los conocimientos y los contactos de Espert en la política para dar sus primeros pasos en este mundo. Subirse a la figura de quien ya había sido candidato presidencial para luego abandonarlo, una traición que habría estado planeada a sangre fría.

Es difícil saber quién dice la verdad. Lo que está claro es que era una sociedad política que estaba destinada al fracaso. Los recelos que ya se tenían de su etapa de economistas que competían por minutos de aire solo podían crecer a la hora de competir por la atención de los votantes. Sin embargo, hay algo en lo que ambos coinciden: la relación entre ambos explotó en esa última reunión.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios