POLíTICA | 10-03-2021 14:09

Qué dijo el gobierno bonaerense tras la declaración de Beatriz Sarlo

Reconocieron que Soledad Quereilhac, esposa de Axel Kicillof, sondeó al editor de la ensayista. El plan de promoción de la vacunación.

"Desde el 22/01 se conversó, por distintos medios, con referentes de distintas áreas para convocarlos a participar de la campaña de difusión masiva. Uno de los nombres que surgieron en los distintos intercambios fue el de Beatriz Sarlo, que cumplía con el requisito de pertenecer a uno de los grupos privilegiados establecidos por la Campaña de Vacunación (Mayores de 60 años), ser una personalidad destacada en el ámbito de la cultura y la academia con una amplia trayectoria y reconocimiento y una orientación política no cercana a la del Gobierno de la Provincia", explican desde la Provincia de Buenos Aires.

"Con esa idea es que a través de Soledad Quereilhac, el mismo 22/01 se contactó al Director Editorial de Siglo XXI (editorial que publica los trabajos de Axel Kicillof, Quereilhac y de Sarlo), Carlos Díaz para consultarlo sobre la oportunidad de hacerle llegar a Sarlo la posibilidad de sumarse a la mencionada campaña de concientización", reconocen desde la Gobernación.

"Ante la continua campaña de desinformación que promovía dudas respecto a la eficacia de la vacuna y provocaba un lento proceso de inscripción (al ser de aplicación voluntaria se necesitaba registro y declaración jurada de aceptación) desde la Provincia de Buenos Aires se comenzó a diseñar una campaña de concientización para llegar a diferentes grupos poblacionales", ahonda el texto difundido por el gobierno bonaerense, aclarando que no hubo gestiones por debajo de la mesa, si no sondeos a distintas personalidades y completamente abiertos.

"El 26/01 en la conferencia de prensa sobre situación epidemiológica realizada en Villa Gesell el Gobernador Kicillof anunció que se destinarían 100 vacunas para la campaña de concientización convocando a referentes de cultura, deporte, intelectuales para que se vacunaran públicamente con el objetivo de generar confianza", refrenda el texto reforzando que el plan de promoción para la vacunación siempre fue público.

Díaz se contactó con Sarlo vía mail el 22/01 a las 12:16 PM para comentar la iniciativa. En el correo puede leerse: “Es una campaña bien pensado (o sea, no le van a dar un uso político berreta, pero claramente es la campaña a favor de la vacunación de la Provincia de BA)”. “Es todo por derecha, nada trucho. Mucha gente conocida se va a vacunar y la idea es que después comenten que ya lo hicieron, que se saquen una foto o que su nombre circule en listas de personalidades que dieron el paso. Sabés que a mí no se me juega nada en esto así si decís que sí o que no todo me parecerá muy bien. Decime qué te parece y contá conmigo para gestionar los detalles en caso de que aceptes", escribió Díaz, editor de Beatríz Sarlo.

Sarlo responde ese mismo día a las 13:39 hs rechazando la invitación. Y el 3 de febrero hace público el ofrecimiento en un programa de televisión: “Me ofrecieron la vacuna por debajo de la mesa”. Por esta declaración es llamada como testigo en la causa judicial iniciada por la vacunación VIP en el Ministerio de Salud de la Nación.

Desde la Provincia aclaran que "más allá de Sarlo y su negativa, se siguió trabajando en la campaña de concientización pero la demora en la llegada de nuevos lotes de vacunas, ya que los primeros estaban íntegramente dedicados a inmunizar trabajadores de la Salud, retrasó la puesta en marcha".

También te puede interesar

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios