Saturday 20 de April, 2024

POLíTICA | 14-02-2024 11:52

Facundo Manes: el radical rebelde

Se despegó de su bloque en el recinto y quedó en el centro de la escena. El plan de largo plazo para ser candidato.

Luego del debate en general de la fallida ley Ómnibus, Facundo Manes se convirtió en tendencia en Twitter y se mantuvo allí durante cuatro días. Es que su voto, en contra del proyecto, fue en rebeldía con lo que había decidido su bloque, el radical. En su equipo encargaron un estudio para evaluar las respuestas, en una red social donde la bronca es un lugar común, pero el resultado los sorprendió: aseguran que la mitad de los comentarios eran a favor del diputado.

“Cuando nos bajamos de la candidatura, no nos llamaba nadie. Parecía que teníamos lepra. En los últimos días volvió a sonar el teléfono”, grafican en la mesa chica del diputado radical.

Entre sus colegas de partido, le reprocharon el egoísmo al cortarse solo. Pero Manes responde a las protestas con que sólo intenta ser coherente con lo que piensa. De casualidad, el neurocientífico quedó otra vez en el centro de la escena. Y no le disgusta: su plan, en definitiva, es a largo plazo. Cuando sea hora, querrá volver a competir por los más altos cargos del Ejecutivo.

Disputas. 

La abrupta y desprolija vuelta a foja cero del proyecto de comisiones dejó en una mejor posición a Manes que al resto de su bancada. Es que luego de intentar darle las herramientas para que gobierne, la oposición dialoguista quedó en el mismo lugar que el resto de los legisladores.

“Vos no le podes delegar a este tipo esas facultades”, protestaba en los pasillos Manes cuando le dijeron cuál sería el rol del radicalismo frente a la ley que reclama el Presidente. “Necesitamos estadistas, no leones”, dijo en la Cámara. Finalmente, en general, votó separado del bloque radical.

“Facundo no cree en los liderazgos clásicos. Los dirigentes no lo pueden controlar y él va a seguir haciendo lo que piensa”, dicen en el entorno del neurocientífico. Y agregan: “Sacó una banda de votos en la provincia de Buenos Aires. Es más, sacó más votos que muchos gobernadores que intentan imponer sus condiciones y obligan a diputados a votar de cierta forma. El radicalismo se olvida de eso”.

Finalmente, luego de que la ley comenzara a desguazarse en el tratamiento en particular, el Gobierno tomó la drástica decisión: “Estaban perdiendo las votaciones y decidieron retirar la ley del recinto, volver a comisión. ¡Lo que pedimos es racionalidad!”, dijo Manes.

Hacia adentro del bloque, lo que pasó tuvo sabor a victoria personal: los que acompañaron en general dieron la negativa en algunos artículos en particular y eso hizo explotar a Milei, que ubicó a los radicales en la categoría “traidores”, a todos por igual. Manes, por menos, se había rebelado antes y había dejado clara su posición.

Parafraseando al Presidente, en medio del debate el diputado subió a su Instagram una foto con la constitución nacional y escribió: “No la ven”.

Gestos. 

Mientras algunos legisladores del bloque de la UCR le reprochaban su egoísmo, Manes replicaba con su presunto acto de altruismo de diciembre, cuando se bajó de la presidencia para que el bloque no se partiera nuevamente. Con la conformación de la nueva cámara, el neurocientífico sonaba como un posible presidente de su bancada: llegó a haber un comunicado que lo proclamaba al frente del bloque. Pero los gobernadores le dieron el visto bueno a Rodrigo de Loredo que terminó por juntar los votos necesarios. Desde allí la tensión entre los radicales se elevó.

Por eso Manes no se puso colorado a la hora de diferenciarse de su espacio. De hecho, lo volvió a hacer luego de que Miguel Ángel Pichetto reclamara cierta falta de coherencia, porque la oposición no le votaba las facultades extraordinarias a Milei, pero los mismos partidos lo hicieron con Axel Kicillof en Provincia. “Al gobernador de Buenos Aires le votaron la emergencia económica todos los sectores de la chocolatería”, protestó. Pero en el sector de Manes se apuraron a diferenciarse: mientras que una parte del radicalismo había acompañado, los seis legisladores que se referencian en Manes habían dado la negativa. “Eso es seguir una línea”, se ufanaban fuera del recinto.

Las críticas a Manes llegaron también de diputados por fuera del radicalismo. El legislador del Pro Martín Yeza también se quejó por la rebeldía del neurocientífico: “Si el 95 por ciento de tu bloque vota en un sentido y vos en otro, lo que corresponde es que ponga la renuncia a disposición”, lo cruzó. Él no respondió, pero si Nazarena Mesías, legisladora provincial de su espacio: “Decidieron tomar posición pública de manera inconsulta por uno de los dos candidatos para terminar ocupando lugares en su actual gobierno”, refutó.

Más allá del posicionamiento en particular de una ley que naufraga, Manes corre a largo plazo: no perdió sus ganas de competir por la presidencia. Va a construir desde abajo: “Para la próxima, ya sabemos quiénes nos usaron y en quiénes podemos confiar”, dicen en su entorno. Y agregan, con exagerado optimismo: “Con Facundo de candidato y todos alineados atrás, seguro que el ganador no era Milei”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios