Monday 17 de June, 2024

POLíTICA | 21-06-2023 16:43

La denuncia de una madre en Jujuy: "A mi hijo lo torturaron y le hicieron firmar papeles"

Así describe Nemecia, una vecina de San Salvador, lo que vivió uno de sus hijos, detenido en Alto Comedero desde ayer. Su hermano, autista, fue preso y liberado. Al primero, asegura, "le hicieron el submarino".

La historia de Nemecia es una de las que permiten retratar el infierno en el que se sumió la ciudad de San Salvador de Jujuy a partir de la media mañana del martes 20 de junio. Cuando ya corría una hora larga de represión por parte de las fuerzas de seguridad jujeñas, dos hijos de la mujer, lejos del centro del conflicto (que sobre todo se concentró en un principio en los alrededores del Palacio del Poder Legislativo) salieron de su casa para ir a otra con un objetivo muy común: ir a buscar un poco de coca para coquear. 

Pero mientras los jóvenes, uno de 21 años, autista, y otro de 18, con discapacidad motriz, caminaban, se toparon con fuerzas de seguridad que comenzaron a golpearlos. Vecinos que estaban en la cuadra se lanzaron a defenderlos, a explicar que los muchachos no estaban haciendo nada y que ambos tenían discapacidades. Pero no alcanzó: los dos fueron subidos a una camioneta y luego apresados y llevados a Alto Comedero.

Ya por la noche Nemecia fue una de las tantas madres, esposas, hermanas, que esperaban saber si sus hijos, parejas y familiares serían liberados. Las autoridades del centro de detención le pidieron constancia de que sus hijos tenían, efectivamente, discapacidades. En medio de la noche de un día marcado por la violencia de infiltrados que cometieron destrozos en la legislatura, de camionetas blancas que trasladaban a efectivos que se metían en las casas a la fuerza (en una suerte de allanamientos a todas luces ilegales), y de policías que tiraban no solo gases lacrimógenos sino incluso piedras a los manifestantes, según testimonios orales y fílmicos. En esa noche de ese largo día Nemecia debía volver tras sus pasos y buscar la documentación.

En diálogo con NOTICIAS, Nemecia dice y una vez que tiene miedo. Pide “cuídenme” porque tuvo una alta exposición televisiva cuando, desesperada, contó su historia aclarando que era votante del gobernador Gerardo Morales, antes las cámaras del canal de televisión C5N

“Al chico con autismo lo soltaron porque vieron que le pegaron muy gravemente. Le partieron la cabeza y no paraba de sangrar, perdió el conocimiento. “Yo sentí que me morí -me dijo-. Porque me pateaban y me pateaban”. Él me contó que no reaccionó, que lo pateaban peor que a un animal. Estaba sangrando, pero lo seguían pateando y lo callaron a la fuerza”, describe. 

Noticias: ¿Y qué pasó con su otro hijo? ¿Sigue detenido en Alto Comedero?

Nemecia: Sí, hasta el momento (N.de la R. a las 17 horas) no me liberaron al otro chico, de 18 años, que tiene discapacidades motrices porque no tengo para hacerle las operaciones que me cuestan 300 mil pesos cada una. Tuvo un accidente y le quedaron el fémur y la clavícula rotos, mal la rodilla.

Noticias: ¿Le dijeron cuándo podrían llegar a liberarlo?

Nemecia: Me avisó la abogada que están por soltarlo por todo lo que la prensa dio a conocer. Pero pasa el tiempo y me ponen excusas de todo tipo, me salen con cuentos. Yo no sé cuál es el motivo, si es para tapar todo lo que le hicieron. Según el fiscal lo están llevando a hacer pericias. Pero yo tengo miedo de que tomen represalias contra mi hijo porque mi marido entró a verlo y el chico le contó que le pegaron tanto que lo obligaron a firmar no sé qué papeles. Mis hijos no tienen antecedentes, no tienen nada. Ellos no son delincuentes.

Noticias: ¿Pudo saber si está bien?

Nemecia: Mi hijo está con problemas psicológicos graves porque lo torturaron, le pusieron una bolsa negra en la cabeza, lo ahogaron en el agua, le hicieron el submarino y lo hicieron firmar papeles. Le robaron el celular porque tenía pruebas suficientes para demostrar que él decía la verdad. El hasta ahora sigue detenido. Yo pido más que nada por la seguridad mía y de mi familia por todo lo que yo dije, por todo lo que yo conté.

Todavía quedan 42 varones detenidos, 18 mujeres y 4 menores de edad. El hijo autista de Nemecia llegó a su casa en estado de shock: las personas en el espectro autista son extremadamente sensibles a todo lo que sean estruendo y ruidos fuertes, luces brillantes, violencia de todo tipo. A estas horas el joven está contenido aunque aún desbordado. 

Nemecia vuelve a pedir ayuda para no ser víctima de represalias. Es algo que no deja de repetir mientras habla. Se le cuela el miedo entre descripción y descripción, porque ya recibió amenazas. Y espera poder tener con ella a su hijo de 18 años que apenas puede caminar por sí mismo. 

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Coordinadora carrera de Comunicación Digital, UNaB.

Comentarios