Tuesday 28 de May, 2024

POLíTICA | 02-02-2023 10:56

La vida de post espionaje de los ex jefe de la AFI

Manejaron la Inteligencia del país durante los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri. Negocios y vida de lujos.

Ellos manejaron una de las instituciones más contaminadas del país: la Agencia Federal de Inteligencia. Conocieron los verdaderos pasillos del poder e hicieron uso y abuso de los recursos que el Estado le da a un área que no rinde cuentas de los fondos reservados que tiene a disposición. Héctor Icazuriaga y Francisco Larcher fueron los jefes de la inteligencia entre 2003 y 2014, hasta que Cristina los echó. Gustavo Arribas y Silvia Majdalani fueron los jefes de la AFI entre 2015 y 2019, durante los años de Mauricio Macri. Hoy, algunos de ellos están alejados de la política y abocados a sus negocios personales y llevan una vida de lujos.

Francisco “Paco” Larcher fue el Nº 2 de la AFI durante más de 10 años y se tuvo que ir porque no quiso echar al ex director de Operaciones Antonio “Jaime” Stiuso cuando Cristina Kirchner se lo pidió. Fue a finales del 2014 cuando asumió Oscar Parrilli y se hizo cargo del pedido de la entonces presidenta.

Hoy Larcher está alejado de la política y acompaña a sus hijos en emprendimientos personales. Uno de ellos, el más nuevo, es una distribuidora de bebidas alcohólicas que abrieron en bebidas alcohólicas que abrieron en Berazategui antes de la pandemia. El centro de distribución fue montado en Berazategui, donde antes funcionaba una gomería y como nombre le pusieron Distribuidora Belgrano.

Lercher

Además se compro una oficina en el centro porteño, donde mudó las oficinas de sus empresas Milikan, Lowstad y Dalaidem, todas inscriptas para servicios de consultoría. Los informes bancarios de "Paco" Larcher lo ponen como un deudor de "alto riesgo de insolvencia" según informó el Banco Santander a la central de deudores del Banco Central. En los bancos donde está mejor posicionado es en el Banco de Santa Cruz y el Banco de Santa Fe, ambos propiedad de la familia Eskenazi. de larga amistad con Larcher.

En los años del kirchnerismo. el N° 1 del organismo de Inteligencia, o Señor 5, como se lo llama en la jerga de los espías, era Héctor "El Chango" Icazuriaga, que tras ser echado también de la entonces Secretaria de Inteligencia, se tomó un tiempo de descanso para bajar el nivel de estrés. A diferencia de Larcher, el sistema político contuvo de mejor manera a Icazuriaga, Parrilli lo incorporó como asesor de su despacho en la Cámara de Senadores.

Macristas

Gustavo Arribas, el jefe de la AFI de Macri volvió al mundo del fútbol como intermediario en la venta de jugadores. Entre sus hits pos pandemia estuvo la venta de Alexis MacAllister al Brighton de Inglaterra. Esa operación se hizo bajo la observación de Juan Manuel Gemelli. su sobrino y socio en su empresa Soccer Player Agenciamento Esportivo Ltda, con base en San Pablo. Gemelli fue el que estuvo a cargo de los negocios de Arribas, mientras este fue funcionario en Argentina.

En el país, Arribas tiene solo una empresa inscrita llamada Haz Sport Agency, también dedicada a la intermediación de jugadores de fútbol. Una particularidad de esta compañía es que los apoderados son tres personas. además de Arribas: Daniel Pérez, Gabriel Giusti y una mujer llamada Laura Otero. Esta última es empleada de la empresa Oil M&S. la empresa de combustibles del Grupo Indalo que estuvo bajo la lupa de la Justicia. Ante la consulta de este medio, dentro de la compañía afirman que Ingresó en 2019 y habría sido recomendada por el juzgado de Javier Cosentino. La miran con desconfianza.

La N° 2 de la AFI en tiempos de Macri, Silvia Majdalani, se dedica a la venta de joyas a través de la red social Instagram. Antes de la pandemia tenia previsto abrir un local, pero la cuarentena postergó los planes y se decidió que la venta fuera solo virtual. La joyería se llama Khalilas. Además, junto a su yerno Julián Gimenez –que era su secretario en la AFI– compraron departamentos en Miami, Estados Unidos.

Al principio la operación se hizo con dos empresas, que en su momento fueron justificadas a esta revista como una forma de evitar el impuesto a la herencia, pero en la actualidad los dos inmuebles están a nombre personal de Giménez y del marido de Majdalani, Jorge Olivero. Las vacaciones de los Majdalani suelen ser todos los años, algunas semanas en Punta del Este y otras en Miami. En Uruguay conviven con los Larcher, a quienes consideran parte de su familia.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios