Sunday 26 de May, 2024

POLíTICA | 13-10-2023 07:25

Martín Insaurralde, la vida post Yategate

Visitas reducidas en su casa en San Vicente. Charlas con Clerici, entorno preocupado y futuro incierto. Llamados contenedores de Massa.

Desde que estalló el escándalo, Martín Insaurralde decidió recluirse en su casa de Fincas de San Vicente, en esa localidad bonaerense. Las únicas personas que lo visitan son su madre Loreley y sus hermanas mayores Adriana y Alejandra. El ex jefe de Gabinete bonaerense está aislado casi todo el día, habla con muy pocas personas y su estado de ánimo anda por el piso. El posteo en Instagram de sus fotos con la modelo Sofía Clerici en un yate en el Mar Mediterráneo fue un cimbronazo para su vida personal y pública. Incluso su entorno se vio afectado, por la cantidad de coletazos que surgieron alrededor de su lujoso paseo por la Costa del Sol española.

Al revés de lo que se cree, Insaurralde no habría cortado la comunicación con Clerici, sino que, por el contrario, seguiría en contacto con ella, pero ya por cuestiones más estratégicas que personales, y eso se vio reflejado en la declaración de la ex chica de tapa de Playboy en la Justicia, donde dijo que el yate había sido prestado por un amigo de ella y los regalos se los habría comprado ella misma. Es decir que buscó despegar al ex jefe de Gabinete de Kicillof de todo lo vinculado a gastos excesivos.

Intimidad

El mundo privado de Insaurralde está contenido por su familia y en el ámbito aparecen diferentes actores. Por un lado, su equipo de trabajo más reducido, con su asistente personal Hernán Morano y otros colaboradores. Por el otro, los contactos con las altas esferas: recibe llamados casi diarios de Sergio Massa para saber cómo está. A pesar de las declaraciones públicas del candidato presidencial de Unión Por la Patria, en las que pidió la renuncia del ex ministro no solo a su cargo, sino también a su candidatura a concejal en Lomas de Zamora, en privado acordaron que esas críticas se harían con “fair play”. Eran necesarias por el contexto electoral.

Massa e Insaurralde supieron construir una alianza política en la provincia de Buenos Aires casi irrompible, que se puede ver reflejada en el Instituto Provincial de Loterías y Casinos, donde el presidente, Omar Galdurralde, responde a Insaurralde, mientras que la vice, María Laura García, es militante del Frente Renovador.

Insaurralde tuvo momentos altos y bajos durante los últimos días. Trata de no mirar televisión y le pidió a sus familiares más cercanos que tampoco sigan las noticias en los medios. Hasta llegó a evaluar dar una entrevista, pero lo hicieron llegar a la sabia conclusión de que lo mejor era esperar hasta después de las elecciones.

Entorno

Tanto sus amigos personales como sus compañeros políticos o los empresarios con los que tejió un vínculo fraternal coinciden en que la carrera política de Insaurralde está concluida, que solo queda ordenar su salida, pero ya no podrá mantenerse como una persona pública. Los coletazos del daño que hizo Clerici son todavía de una magnitud desconocida. Sobre todo por la relevancia de Insaurralde en distintos ámbitos. En el gobierno de la Provincia de Buenos Aires se cree que, si Axel Kicillof consigue reelegir, ya no volvería a poner a una persona de confianza de Insaurralde en la Lotería Provincial, un lugar que podría quedar en manos del massismo.

Esto tiene una derivación importante entre los empresarios del juego que ya no tendrán a un articulador clave entre esta industria y el Estado. Algo similar sucede con los intendentes peronistas del Conurbano bonaerense. Durante los últimos diez años, Insaurralde logró construir un liderazgo sobre este grupo de dirigentes que lo volvió un referente. Es conocida la oficina del tercer piso en la señorial esquina de Arroyo y Suipacha, en el barrio porteño de Retiro, donde Insaurralde pasaba la mayor parte del tiempo cuando no estaba en Lomas de Zamora o La Plata. Por allí pasaban dirigentes oficialistas y opositores. Algunos seguramente irían al sexto piso, donde también tiene ofician María Eugenia Vidal. Lo cierto es que el portero de ese coqueto edificio le ha abierto la puerta a Gabriel Katopodis, Jorge Macri, Néstor Grindetti, Maximiliano Abad y también al ex vocero de la AFI Hernán Nisenbaum.

Hace diez años, Insaurralde abandonaba la vida municipal de Lomas para convertirse en un dirigente con mayor proyección de la mano de la mismísima Cristina Kirchner. Fue a una elección de medio término a competir contra Massa, que había cambiado de vereda. En aquel 2013, el líder del Frente Renovador arrasó en los comicios, pero a Insaurralde la derrota igual le sirvió para pasar a jugar en una liga mayor. Hoy, una década después, su carrera política quedó hundida luego de un viaje escandaloso. Sin dudas, su vida ya no es lo mismo después del yate.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios