Wednesday 29 de May, 2024

POLíTICA | 15-12-2023 07:59

Milei y el Papa

El Papa salió a aclarar que su venida no dependía de circunstancias políticas, depende más bien de su salud. Se espera su visita para marzo o abril.

Hace no mucho tiempo, frente al triunfo de Milei en las PASO, un importante obispo me comentó: “No conozco a mi pueblo”. Creo que algo parecido a este desconcierto les pasó a muchos sacerdotes de los barrios populares, que sin consultarlo a él decidieron hacer la misa de desagravio al Papa Francisco, por las ofensas de Milei.

A partir de ahí varios sacerdotes y obispos salieron a decir que votar por Milei no era de buen cristiano.

Siempre sostuve que en una democracia la Iglesia debe mantenerse al margen de lo partidario. Tal como su nombre lo indica, “lo partidario parte”. La Iglesia siempre debe pensar en el día después.

En una sociedad devastada por malas políticas de tantos años, debe cumplir un rol desde lo religioso, que aliente al diálogo y la concordia, ser constructora de puentes, nunca quien se dedique a dinamitarlos.

Los curas villeros se reunieron con Sergio Massa y luego con Patricia Bullrich, y dijeron que no lo pensaban hacer con Milei hasta que él pidiera públicamente perdón. El Papa Francisco sabía que habían empantanado la situación sobreactuando en su defensa. También sabía que si había que hacer un gesto de grandeza, tenía que hacerlo él.

Le venía dando vueltas en su corazón cuando la Providencia le dio la oportunidad de hacerlo como le gusta a él, desconcertando. Nadie en el gobierno electo esperaba su llamado, tampoco en la Iglesia.

No hubo preanuncio, ni mediación, solo un amigo en común para ocho minutos de diálogo sanador para ambas partes. A mi amigo, el Rabino Daniel Goldman, le he escuchado decir en muchas conferencias que hemos hecho con el IDI (Instituto de Diálogo Interreligioso) que no existe el diálogo entre países o instituciones, sino que existe el diálogo entre personas.

“Si gana Massa, viene el Papa”, decían. El Papa salió a aclarar que su venida no dependía de circunstancias políticas, depende más bien de su salud. Se espera su visita para marzo o abril. La Nunciatura ya hizo las reformas necesarias en la casa para recibirlo. De ser así, le tocaría a Milei el honor de ser quien lo reciba de regreso a su propia tierra.

(*) Presbítero, ex vocero de Jorge Bergoglio.

por Guillermo Marcó

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios