POLíTICA | 10-11-2019 18:17

Qué dicen en el kirchnerismo de la renuncia de Evo Morales

A través de Twitter, muchos dirigentes que apoyaban al gobierno de quien era hasta ahora el presidente, protestaron por lo sucedido: "golpe de estado", dijeron.

Apenas habían pasado unos minutos de la frase de Evo Morales que hizo oficial la versión que se venía barajando en la tarde del domingo: “estoy renunciando”, avisó.

“Lamento mucho este golpe cívico. Quiero decirles, la lucha no termina acá. Los humildes, los pobres, los sectores sociales vamos a continuar con esta lucha por la igualdad y la paz”, aseguró Evo, que había sido reelecto por cuarta vez consecutiva en octubre, pero que, tras una oleada de denuncias de fraude, desató una profunda crisis política y social, que se agravó tras el nuevo llamado a elecciones de este domingo.  

Desde Argentina, muchos dirigentes kirchneristas afines al gobierno de Evo Morales en Bolivia denunciaron que era un golpe de estado. La ex presidenta y actual vice electa, Cristina Kirchner tuiteó: "En Bolivia, manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales, incendian viviendas y secuestran personas mientras las Fuerzas Armadas le 'sugieren' al presidente indígena y popular Evo Morales que renuncie".

Pero antes, mientras el hasta ahora presidente hablaba y anunciaba su renuncia, Gabriel Cerruti escribía en su cuenta de Twitter: "Golpe de estado militar en Bolivia contra Evo. Los gobiernos de la región y los organismos internacionales deben rechazarlo y garantizar una salida democrática. No permitamos que regresen las épocas más nefastas de nuestra historia".

El presidente del bloque K la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, se plegó: "Golpe de estado clásico en Bolivia. Las FFAA ordenan a Evo renunciar. Lo que no consiguen vía electoral, lo tratan de obtener por otros medios". Y también le apuntó a Mauricio Macri: "El silencio de los gobiernos de derecha de la región muestra que, para ellos, la democracia ya no es límite a respetar".

Horas después, el bloque del Frente para la Victoria y del PJ harían un comunicado para respaldar a Evo y "para preservar la paz y la vida del pueblo boliviano, ante un contexto creciente de violencia como así también persecución a dirigentes sindicales impulsada por la derecha neoliberal".

Aníbal Fernández, en cambio, decidió retuitear decenas de comentarios y notas sobre el suceso: "La FFAA derrocaron a Evo. Las cosas por su nombre", dice uno de los mensajes que publicó en su cuenta. Mientras tanto, el legislador porteño Leandro Santoro, escribió: "El gobierno Argentino ya mismo tiene que condenar la ruptura del orden institucional en Bolivia".

Quien sería el canciller del próximo gobierno de Alberto Fernández, Felipe Sola, también emitió su opinión. Fue en una entrevista por C5N, aunque intentó bajar un cambio a las fuertes declaraciones anteriores: "Si no es un golpe, se le parece demasiado". "Esto es una acción de facto. Me llamó la atención la rápida acción de civiles, sobre todo en occidente, en ciudades donde estaba la base de Evo Morales", indicó.

Galería de imágenes

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario