Viernes 21 de enero, 2022

POLíTICA | 31-12-2021 00:09

Qué hay detrás de los guiños de Patricia Bullrich a Sergio Berni

Los juegos de seducción política entre los duros del PRO y el kirchnerismo. Qué los une. Pasado combatiente. Vidal, indignada.

Patricia Bullrich está decidida a competir por la presidencia en dos años con Horacio Rodríguez Larreta. El jefe porteño le habría abierto la posibilidad de ir por la Ciudad en un versus con María Eugenia Vidal, pero la presidenta del PRO lo rechazó abiertamente. “No me voy a mudar de domicilio, voy a quedarme en la Ciudad. Pero no voy a ir por la Ciudad”, le dijo a Viviana Canosa.

Y decidida a construir un espacio de derecha que rivalice con el centrismo de Larreta, abre desde hace un tiempo el juego a otros actores en ese espectro. No solo a Ricardo López Murphy, quien fue central para la victoria de Juntos en la Ciudad, sino también al espacio de Javier Milei y José Luis Espert. Y en esa senda, hace una semana, hizo un guiño al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a quien dijo que rescata dentro del oficialismo.

Flores

“En cuestiones de Seguridad, Berni tiene ideas más similares a las nuestras que al gobierno en el que está. Si alguien quiere participar de nuestra fuerza y comparte valores... Hay cosas que mirar, como qué pasó con Nisman, pero son conversaciones que se pueden tener”, marcó Bullrich, advirtiendo que no era una prioridad y que no descartaba sumar a otras figuras a su espacio.

La ex ministra de Seguridad ya le había tirado flores en plena campaña para las legislativas 2021: “Ante la falta de coordinación en la provincia de Buenos Aires, reconozco la actitud que tiene el ministro Sergio Berni”, había dicho.

Para Patricia Bullrich, el pase del teniente coronel significaría un refuerzo para ella y también una herida para el kirchnerismo, con el que el propio Berni se reconoce distanciado. Sin embargo, el médico devenido en sheriff se apuró a relativizarlo. No entiendo por qué debería pasar a Juntos por el Cambio”, respondió en “A dos Voces”, en TN. Y agregó: “Yo tengo diferencias marcadas en el Frente de Todos, pero no soy fundamentalista, creo en los consensos”, aclaró.

Me alegra que no venga a Juntos por el Cambio”, le contestó el diputado de Juntos, Fernando Iglesias, un halcón cercano a Macri. En Juntos entienden que la estrategia de la presidenta del PRO es tensionar en el bando de enfrente. “Me parece que la institucionalidad de Juntos que buscamos es dar un debate para ver cómo vamos a hacer para las nuevas incorporaciones. Me pueden decir Sergio Berni u otro, pero más que nada lo que importa es el método. Pero Sergio Berni no me gusta nada”, coincidió con Iglesias el diputado macrista Hernán Lombardi.

Parecidos

No es la primera vez que hay gestos de galantería política entre ellos. En agosto pasado, cuando los entrevistó Jorge Fontevecchia, se dio este diálogo distendido entre los dos “duros” de sus espacios. “Te imaginás lo que hubiéramos hecho si estábamos juntos”, le dijo Berni a Bullrich. Ella le devolvió divertida: “Cuando sea presidenta, te llevo de ministro de Seguridad”.

Los dos tienen una mirada coincidente sobre temas de inseguridad como las tomas de tierras o los incendios atribuidos a la comunidad mapuche. Y los dos también tienen formación de combatientes: Berni es militar y Bullrich fue un cuadro de la guerrilla de Montoneros. Los dos, además, generan incomodidad entre las “palomas” de sus espacios, como Alberto y Horacio Rodríguez Larreta.

Por ahora, el pase es un no. Pero el golpe funcionó. Él salió a contestar, y ventilar nuevamente sus discrepancias con el oficialismo. Desde que comenzó su gestión, Sergio Berni tuvo abiertos cruces con su par nacional, Sabina Frederic, quien fue reemplazada meses atrás por Aníbal Fernández. Pero el ministro no se contentó, y rompió lanzas también con Máximo Kirchner y Alberto Fernández.

A ambos les pasó factura por haber proscripto su candidatura a diputado, y amenazó con romper, al considerar que dentro del oficialismo no es reconocido. “La lealtad es un camino de ida y vuelta, no solo con quien puede ser el conductor del espacio político. Es también con mis convicciones y mi vocación”, indicó hace un mes, sembrando dudas sobre su futuro inmediato.

Sin embargo, Berni recalculó en las últimas semanas. “¿Por qué me tengo que ir yo? Que se vayan los que dijeron que venían a ser mejores y en el camino perdieron cuatro millones de votos”, lanzó invitado a la mesa de Juana Viale, donde aclaró que primaba en él “una visión más largoplacista”.

Futuro

Así como Bullrich no se baja de la pelea presidencial en Juntos, el objetivo de Berni es poder tener un lugar en las PASO de 2023, y competir con Alberto y otros por encabezar la fórmula del espacio. La que ya hizo pública semejante ambición es su pareja, la diputada Agustina Propato.

“Siempre digo que ojalá los argentinos no se lo pierdan, me encantaría acompañar una candidatura de Sergio porque creo profundamente en él”, dijo la mujer, que coincide con la idea de un peronismo no kirchnerista que rivalice con CFK y La Cámpora. Una interna que Juntos y Bullrich festejan.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios