Tuesday 18 de June, 2024

RESTAURANTES | 12-09-2023 08:15

Mendoza a la italiana

Casa Agostino. Carril Barrancas 10590, Maipú, Mendoza. 0261 461-4703. Lunes a domingo de 10 a 18. Miércoles cerrado. Precio menú degustación con maridaje desde $ 23.900.

Cocina ****
Servicio ****
Ambientación ****


“¿A qué bodega voy a comer en Mendoza?”, se convirtió en una de las preguntas más difíciles de contestar para los expertos. La oferta es casi tan grande como el territorio -el tema de las distancias no es menor en Mendoza-, pero hay algunas propuestas de las que se habla poco y vale la pena tenerlas en el radar ya que normalmente tienen precios mucho más amables que las más conocidas. Tal es el caso de Casa Agostino, donde se sirve un banquete italiano con productos fresquísimos en platos muy bien ejecutados por el equipo de Ed Holloway, un chef irlandés, ya casi nuestro, ya que armó las cocinas de Uco y Fogón Asado en Buenos Aires, y las de Alpha Crux y Hornero en Mendoza.

El menú arranca como en Italia, con el antipasti. Tuétano a la gremolata (perejil, ajo y limón), focaccia de lenta fermentación, aceitunas all’ ascolana (rellenas y fritas), cornalitos con alioli (riquísimos pero ¿por qué en Mendoza insisten con servir pescado?), tomate a la piedra con berenjena ahumada (¡ay, los tomates mendocinos! siempre es más rico si es de la zona), farinata (fainá, servida con queso y vegetales, como una pizza), y carpaccio de ojo de bife con alcaparras.
Como verá el “banquete italiano” prometido en el primer párrafo, no es una exageración.

Luego llega el primi piatti, que como corresponde es pasta: cavatelli casero con panceta ahumada, passata (concentrado de tomate), y salvia. Si hay primi hay secondi, en este caso para elegir: milanesa de ojo de bife (rebozada en crocante panko), pesca del día, y ceja de ojo de bife ahumada. Como acompañamiento, ratatouille, ensalada de la huerta con pickles caseros, papa asada. De postre, pionono quemado con fruta de estación al vino, nueces fritas, dulce de leche.

Todos vinos de la bodega son ricos, el precio del menú cambia según la gama que elija. Seguro imagina que no podrá con todo, pero sentado al sol durante varias horas, copa (o varias) en mano, verá como no deja ni una mina. Tienen un lindo hotel así que planee con tiempo y descanse en habitación después del almuerzo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios