Lunes 23 de mayo, 2022

RESTAURANTES | 15-02-2022 14:59

Oda a los noventa

El Dorado. Juana Manso 1760, Puerto Madero. 43221-5733. De martes a domingo de 20 a 00. @xelxdoradox. Precio promedio: $ 2.800.-

La historia la conocemos todos: con el uno a uno, la Argentina de los 90 entró en un delirio de grandeza que no terminó bien. Mientras duró, sin embargo, reinaron las limusinas, la pizza con champagne y la arquitectura menemista, cuya premisa principal era cubrir todo de dorado. En esos años también nació el Puerto Madero, ese micromundo dentro de la cuidad con sus grandes torres de inspiración miamesca y sus calles impecables, que pronto se convirtió en la aspiración de todo nuevo rico que se preciara.

Con todas esta información en la cabeza, fue que la prolífica dupla gastronómica de Germán Sitz y Pedro Peña – “dueños” de la calle Thames, donde tienen Niño Gordo, La Carnicería, Paquito, Chori, y Juan Pedro Caballerocrearon un concepto para su nuevo emprendimiento en Puerto Madero, El Dorado. La ambientación es fiel al nombre: las sillas, los cubiertos, el bordado de las servilletas, las bandejas, y hasta la escultura de una media res que decora la entrada, todo, es dorado.

También brillan las brasas, eje de la propuesta gastronómica. Entre los platos principales hay chuletón, cordero, costilla ahumada y pesca entera -también una milanesa de bife con hueso para enamorarse-; pero es en entradas como las endivias asadas con salmón gravlax y bolitas de melón que uno viaja, en un bocado, sin escalas a los noventa.

Otras entradas donde lo popular se cruza con el lujo son el vitel toné de bondiola con papas pay de batata (maravillosa versión), el tuétano con pasas de uva rubias, caviar y cebolla; la terrina de osobuco y rabo, y el tartare de lomo (el toque francés era fundamental); los langostinos asados con puré de palta; entre otros. Entre los postres, flan de dulce de leche y pera al vino tinto.

También la fiesta es un emblema de los noventa, así que una buena barra no podía fal - tar (también se puede comer en la barra, en cómodos sillones... dorados). La coctelería es cuidada y actual, pero los nombres de los tragos son geniales: Sin Un Mango (vodka, mango, maracuyá), 1 a 1 (gin, sauco, huacatay y espumante), y DGI (whisky, ananá, lima). ¡A brillar, mi amor!

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios