Sunday 3 de March, 2024

RESTAURANTES | 02-04-2023 00:23

Sagrado producto

Reliquia. Carranza 1601 (esq. Gorriti), Palermo. Reservas en reliquia.meitre.com. De martes a sábados desde las 20. @reliquia.restaurante.

Después de miles de vueltas y rebusques, la gastronomía volvió a lo más básico: el producto. La nueva generación de cocineros tiene como primer mandamiento trabajar en torno a él y así lo hacen María José Testa (ex Atelier Fuerza y F5) y Branko Vaccaro (ex Chila), dueños de Reliquia. Su primer plato “famoso” –muy fotografiado por influencers– fue el helado de coliflor con chocolate blanco que, aunque a priori pueda no sonar sabroso, demostró las posibilidades que ofrece un buen producto de estación al que se le aplican la creatividad y las técnicas adecuadas. Hoy éste helado no está en carta, a pesar del éxito que tuvo, por el simple hecho de que terminó la temporada de coliflores. Veremos si este otoño regresa.

En la carta de Reliquia los platos van rotando según la estación. Abundan los vegetales en platos frescos como los tomates (los últimos de la temporada) con gazpacho de pepino, aguachile y polvo de olivas negras; y las chauchas a la parrilla con huacatay, kiwi y amaranto; y más contundentes como las berenjenas asadas con puré de pallares, criolla y cebada frita.

Los platos que están en la carta desde la apertura, sin embargo, tiene carne como base, y fueron cambiando salsas y guarniciones: el pâté (ahora con chutney de higos, avellanas y pickles); el tartar de bife (con almendras, quinoa frita y aguaribay); y el churrasquito de cerdo laqueado (con cebollas al rescoldo y ciruelas). Además siempre hay una pasta casera, comfort food por excelencia. En la carta de otoño están sirviendo pappardelle a la putanesca (ajo, anchoas, alcaparras, aceitunas negras).

Una de las especialidades de la casa son los vinagres, los fermentos y conservas, que emplean en gran variedad de platos. El delicioso helado de ciruela del postre, por ejemplo, está hecho con vinagre, algo que no sospechará al probarlo pero que aporta una frescura particular. En la carta de vinos predominan los vinos jóvenes (naranjos, blancos, rosados).

La ambientación es simple y cálida, de muy buen gusto. La acústica no los acompaña, pero prometen mejorarla pronto. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios