SHOWBIZ | 30-10-2020 13:11

Allá en el rancho grande: las series de estancieros que recuerdan a los Etchevehere

"Bonanza", “El Gran Chaparral”, “Valle de Pasiones” y “El Virginiano”. Historias rancheras con internas familiares y luchas de poder con vecinos rivales.

Los años cincuenta y sesenta estuvieron marcados por un predominio casi exclusivo de los westerns, que copaban la guilla televisiva. Protagonizados por “hombres Marlboro” (prototipo del cowboy recio), que cabalgaban por las amplias llanuras del Oeste estadounidense, mutaron hacia los '60 y '70, de aventuras de “llaneros solitarios” a historias grandes hacendados. Y los conflictos de pistorelos dieron lugar a intrigas familiares con aires de telenovela, que recuerdan al conflicto de los Etchevehere. Aquí las mejores.

Bonanza. Hace 61 años, en septiembre de 1959, la cadena NBC emitía el primer capítulo de la que ha sido, la más popular y famosa serie del Oeste rico: "Bonanza". Una de las ficciones más longevas de la pantalla chica, se mantuvo vigente por 14 temporadas, hasta junio de 1973. Y narra las peripecias de los Cartwright, la familia propietaria del enorme rancho "La Ponderosa", muy cerca de Virginia City, en el estado de Nevada.

El clan Catwright lo integran el padre Ben (Lorne Greene), y sus tres hijos: Adam (Pernell Roberts), Hoss (Dan Blocker) y Little Joe (Michael Landon, el de "La Familia Ingalls" y "Camino al cielo"). Y cada capítulo narra el día a día de la vida estanciera: las internas familiares y su relación con los vecinos de los ranchos cercanos y rivales. El éxito de la serie hizo que surgieran otras similares de estilo ranchero: “El Gran Chaparral”, “Valle de Pasiones” y “El Virginiano”.

El Gran Chaparral. Se emitió por NBC desde noviembre de 1967 hasta 1971. Su creador es David Dortort, el mismo de Bonanza. Y narra las aventuras de la familia Cannon, que en 1870 se enfrenta a múltiples peligros para sacar adelante su rancho: situado en Arizona en la frontera con México, zona controlada por los apaches (la versión local tendría mapuches).

El dueño de la propiedad que da título a la serie es “Big” John Cannon (Leif Erickson), quien al fallecer su primera esposa contrae segundas nupcias con una mujer más joven que él: Victoria (interpretada por Linda Cristal), hija y heredera de Sebastián Montoya, un rico hacendado mexicano de la zona. “Manolito” Montoya (el hermano haragán y vividor de Victoria), y Billy Blue Cannon (Mark Slade que interpreta al hijo del primer matrimonio, celoso de su nueva madrastra), le aportan a la interna familiar.

Valle de pasiones. Fue la competencia de las anteriores, producida por la rival cadena ABC, y estuvo en pantalla entre 1965 y 1969. De corte familiar estanciera, como las dos anteriores, contaba las vidas de los Barkley al frente de su rancho en el productivo y frutícola valle de San Joaquín, en la California de 1870. A diferencia de los Cartwrigt y los Cannon, acá impera un matriarcado de mano dura: Victoria Barkley (Barbara Stanwyck, ganadora de un Emmy por la serie) es la cabeza de la familia.

Las mujeres tenían hasta entonces papeles testimoniales en el género, relegadas a roles secundarios como prostitutas o abnegadas amas de casa. “Valle de Pasiones” cambió eso. Tras enviudar, Victoria Barkley se convierte en la reina del campo. Su primogénito Jarrod la asiste en los asuntos legales de la familia, y el menor Nick, el pendenciero, se ocupa de poner las pistolas. Audra (la joven Linda Evans, la de “Dinastía”) era la única hija de la familia, la niña mimada y egocéntrica.

El Virginiano. Se emitió en Estados Unidos por la cadena NBC entre septiembre de 1962 y septiembre de 1969 (siete temporadas), y fue un revival en formato serie de una cinta de 1929 (con Gary Cooper y Walter Huston) que tuvo reversión en 1946. Basada a su vez en una novela homónima de 1902 escrita por Owen Wister, cuenta la historia de un misterioso capataz de un enorme rancho –cuyo propietario es un antiguo juez- llamado “Shiloh” ubicado en el territorio de Wyoming, allá por 1890.

Los protagonistas son James Drury, como el Virginiano (porque es oriundo de Virginia, no nacido en septiembre), y Doug McClure como el simpático y entrañable vaquero apodado “Trampas”. El dueño del rancho es el juez Garth (Charles Bickford), que al morir éste fue sustituido por Lee J. Cobb (en de “La muerte de un viajante” de Elia Kazan, entre otras). Y la serie tuvo un gran número de estrellas invitadas entre las que figuran Robert Redford, Charles Bronson, Lee Marvin y Betty Davis.

Guionista. Detrás de “Bonanza”, “El gran chaparral” y “Valle de pasiones”, estaba el gran William Blinn, uno de los guionistas más importantes de la televisión en la década del 70. Autor también de “Mi marciano favorito”, “Los invasores”, y “Raíces” (la miniserie pre #BlackLivesMatter por la que ganó el Emmy), cambió el formato de las series al estar pensadas para ocupar el prime time diario, en vez de ir una vez a la semana, que era lo usual hasta ese momento. Fue el creador -entre otras- de “Starsky & Hutch”, estrenada en la Argentina como “Los aventureros”, uno de los grandes éxitos en la historia de la televisión.

La argentina. La estrella de "El gran Chaparral" era la argentina Linda Cristal (Marta Victoria Moya, su verdadero nombre), que murió en junio de este año, a los 89 años, en su casa de Los Ángeles. Nació en Rosario pero emigró a Uruguay cuando era una niña, para luego trasladarse a México y Estados Unidos. Llevó adelante toda su carrera en Hollywood y alcanzó la popularidad como a la sensual Victoria Cannon de “El gran Chaparral”, rol por el que ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de serie de televisión en 1970.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios