Jueves 29 de septiembre, 2022

SHOWBIZ | 24-08-2022 14:30

Neil Gaiman: los mejores sueños del creador de Sandman

La llegada de la serie de Netflix pone en valor el extenso trabajo del escritor inglés. De los comics a las novelas fantásticas.

Neil Gaiman es el arquetipo del narrador moderno: nacido como periodista musical, el escritor inmediatamente decidió explorar otros formatos, combinando cómics, guiones, libros infantiles, novelas y colecciones de cuentos. 

En el vasto universo que, a lo largo del tiempo ha modelado con sus palabras, hay temas y elementos recurrentes: el encuentro entre lo viejo y lo nuevo, el poder de los relatos, la magia de lo cotidiano, pero sobre todo, la influencia del mito, la epopeya y las leyendas que impregnan a la mayoría de sus criaturas.

Acogido por la crítica y una enorme grey de fans, ha perseguido siempre la corriente del cambio, adaptándose a las transformaciones del mundo creativo (lo comparan frecuentemente allí con el maestro Stephen King). Un camino que llevó a Gaiman en las últimas dos décadas, a convertir sus letras en algo más: largometrajes y series para plataformas, de las que es el niño mimado. 

Neil Gaiman y las series basadas en su obra.

Estilo y fanáticos

Ya sea que esté convirtiendo la muerte y el sueño en personajes de carne y hueso, como en su clásica serie de historietas, “The Sandman”; o poblando el mundo con figuras de la mitología antigua en bestsellers de ficción como “American Gods” y “Anansi Boys” (producidas para tele por Amazon Prime); o evocando espeluznantes nuevos cuentos de hadas e historias de fantasmas para niños ("Stardust", "Coraline"), la prosa de Gaiman es un recordatorio constante de que las buenas historias perduran. 

“Los mitos y las leyendas son la forma en que le hemos dado sentido al mundo durante el tiempo que hemos estado vagando por este planeta”, refrenda Gaiman, de 61 años, quien ayudó a supervisar la tan esperada serie de Netflix “Sandman”, que estrenó el 5 de agosto. “Y en este momento, dar sentido al mundo es algo entre difícil e imposible, pero lo intento a través de los sueños”, agrega.

Pero Gaiman aclara que en ese camino poco le importa la mirada marxista de los fanáticos. “Se ha vuelto tan común que el fandom se convierta en toxicidad. Muchos de los que reprueban la adaptación de 'Sandman' parecen ser gruñones seguidores brasileños del actual presidente (Ndr: Jair Bolsonaro), o de la secta Comicsgate. Me acusan de ser ‘una herramienta de inspiración comunista que sigue los dictados basados ​​en el dinero de mis amos de Netflix’”, ríe el autor. “Y finalmente están los xenófobos. La gente que me señala por elegir a una actriz negra como Muerte”, agrega en referencia a Kirby Howell-Baptiste, que interpreta en "Sandman" al personaje favorito de los fans, Muerte.

Neil Gaiman y las series basadas en su obra.

La serie y los peros

Publicado originalmente por DC Comics de 1989 a 1996, “The Sandman” siguió las hazañas alucinantes y frecuentemente macabras de Sueño, también conocido como Morfeo, quien gobierna el mundo de las fantasías y pesadillas. “Estoy absolutamente fascinado por la cantidad de cosas que hice en los años 80 y 90 con 'Sandman' que ahora me gritan por haber despertado”, festajaba Gaiman antes del estreno de la serie en Netflix

Una trama que llevó tres décadas en resolverse, antes de que el autor estuviese listo para adaptar los comics a la pantalla: incluidas las gestiones en 2016 con New Line, de Warner Bros., para un largometraje protagonizado y dirigida por Joseph Gordon-Levitt.  “Después de tres décadas de evitar que sucedieran malas adaptaciones de 'Sandman', David (Goyer) y Allan (Heinberg, el showrunner de “Grey’s Anatomy”) lograron convencerme”, reconoce el autor, que en 1996 canceló la versión de Jon Peters. 

“The Sandman”, con su primera temporada de 10 episodios en Netflix, se basa en las dos primeras novelas gráficas sobre las aventuras de Sueño (Tom Sturridge en la serie), los comics más vendidos en los Estados Unidos: unos 7 millones de copias con sus 75 ediciones. “Lo que me impulsó a hacer “Sandman’ fue la experiencia de 'Good Omens' (Starz) y 'American Gods' (Amazon). Muchas discusiones pasaban porque tal o cual cosa costaría demasiado dinero. Pero Goyer insistió en que nada fuera simplificado y que se mantuviera el aire extraño, y no respondiese a ninguna fórmula", cuenta Gaiman. 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios