Monday 15 de April, 2024

SHOWBIZ | 03-10-2023 10:32

Los realities que vienen guionados

El boom de la telerrealidad aceleró la producción y los realizadores ya no esconden los hilos en el armado de las historias.

Fox causó un gran revuelo entre los magos a finales de la década de 1990 con el Mago Enmascarado que rompía el “código” regalando trucos del oficio. Hoy los reality shows están atravesando lentamente un proceso similar. La televisión sin guion parece haber ido mucho más allá de prácticas familiares como el Frankenbiting (tomar fragmentos fuera de contexto para construir una historia en particular o crear suspenso) hacia formas más elaboradas de puesta en escena. 

La nueva serie de telerrealidad de citas de Netflix, "Perfect Match", que presenta a ex estrellas de otros reality shows como "Love Is Blind", "Too Hot to Handle" y más, es una muestra de esto. Francesca Farago, a quien los fanáticos apodaron la villana en la temporada 1 de "Too Hot to Handle", regresó en "Perfect Match" y rápidamente volvió a asumir el papel de villana. Un ejemplo de que los roles se repiten y el guión también.

Evolución

Para entender el desarrollo del segmento hasta este punto se requiere un poco de historia. Ha pasado casi un cuarto de siglo desde que se lanzó “Quién quiere ser millonario” en 1999, seguido rápidamente por “Survivor” y “Gran Hermano”, estableciendo el enorme potencial de los programas sin guion.

Realities

Los programas de la primera ola provinieron en gran medida de productores con experiencia en noticias o documentales que venían de relatos reales que dieron lugar a la telerrealidad. Pero en los años transcurridos desde entonces, la demanda por nuevos shows ha dado origen a una nueva generación que se ha acostumbrado a producir reality shows, más proclives a tomar atajos. 
Muchos de ellos aspiran a ser cineastas y narradores de historias, entonces ¿por qué limitar la caja de herramientas a lo que se documenta? Y lo mismo vale para los canales, poco pacientes, o convenientemente prácticos, cuando se necesita que un programa sea divertido o dramático. 

Como dijo la vicepresidenta ejecutiva de la serie original de Spike, Sharon Levy: “La manipulación está bien en ciertos casos. No siempre tienes los cinco años para sentarte y esperar la toma requerida”. Levy reconoció que el tiempo era el enemigo más que el dinero, cuando los canales compiten para sacar al aire un nutrido menú de programas. 

Armados

“Gigolos”, la serie de Showtime sobre acompañantes masculinos, es en realidad pura ficción:  "Nadie representado en este programa fue remunerado a cambio de participar en actividades sexuales", advierte una leyenda al final del programa que debería llamarse "Sexo adulto consensual", aunque es un título menos promocionable.

Gigolos

Y TruTV apenas oculta la puesta en escena de su programación. “Las series de TruTV presentan a personas reales y se basan en situaciones reales. Pero debido a necesidades de producción, se recrean algunas escenas”, reconocieron en esa cadena. "La mayoría de los programas están armados", marcó franco Mike Fleiss, productor de "The Bachelor". “Fuera de los shows de talentos y 'The Bachelor', donde gastamos mucho dinero y tiempo para asegurarnos de que sea real... el 80 por ciento de los realities están escritos. Las cosas llegan ya planteadas”. 

Y otros productores veteranos se han hecho eco, quejándose en privado de la desventaja inherente de esforzarse por hacer realities verdaderos cuando otros no tienen reparos en montarlos. La suposición es que a los espectadores no les importa. Sin embargo, la industria no ha tenido un debate genuino sobre los riesgos (si los hay) de volverse más descarado en el artificio.

Estereotipos

“Jersey Shore” de MTV marca una epifanía tardía sobre el rumbo de los programas de telerrealidad: contexto guionado y repleto de estereotipos que resultaron en la crucifixión de los escritores en las redes sociales. 

Steven Segal

Claro, hay otras opciones más decorosas. Los productores pueden emplear técnicas de edición para elaborar cuidadosamente las historias que quieren contar, y la selección de los aspirantes a famosos le brindan múltiples opciones para desarrollar el relato. Y se premia de paso el comportamiento extravagante y exagerado con la máxima exposición: es el modelo de las últimas ediciones de Gran Hermano locales y vecinas.

La selección de los participantes se inclina por personas que sean o encarnen personajes, y que cumplan con varios clichés. “Let’s Talk About Pep” y “Fantasia for Real” de VH1. siguen a los actos musicales de Sandra “Pepa” Denton y Fantasia, concursante de “American Idol”. Se presentan como un bloque de comedia, que se aproxima a “Girlfriends” de UPN y una comedia de madres solteras, respectivamente.

En “Fantasia”, los “personajes” incluyen al hermano del cantante, Teeny, de 28 años, quien encarna el estereotipo del “niño consentido” que prueba autos caros y responde con horror ante la sugerencia de que consiga un trabajo. El personaje está diseñado para convertirse en el protagonista destacado de la serie, pero por la negativa. 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios