Domingo 4 de diciembre, 2022

TEATRO | 06-11-2022 18:21

Sugerentes viñetas sobre una epopeya

“Babel cocina”, de P. Suárez y R. Terranova. Con Claudia Cárpena y elenco. Dirección: Rita Terranova. El Tinglado, Mario Bravo 948.

★★★ Los empleados que cumplían labores en los ambientes porteños, hacinados en cuartos minúsculos, nunca dejaban de ser vistos como simple mano de obra. A pesar de compartir casa y comida con sus patrones, la integración de ambas clases era infrecuente y el trabajo totalmente precarizado. En general era gente criolla, muchos provenientes de las provincias del interior del país, que se dedicaban a tareas domésticas como cocineras, planchadoras y mayordomos. En la década del 80, del Siglo XIX, la gran aldea comienza a transformarse en metrópoli y la oleada inmigratoria sumó al país europeas que comenzaron a desempeñarse como institutrices.

En 1888, el intendente Antonio Crespo, impone la aplicación de la denominada libreta de conchabo que ya se había usado en zonas rurales para disciplinar a los peones y que constituía un registro de la disposición al trabajo y la conducta. La Ordenanza exigía que los trabajadores de casas particulares, hoteles y restaurantes tuvieran un documento en el que los patrones podían describir, a su antojo, las virtudes y defectos de cada empleado.

Esto motivó una huelga furibunda en reclamo por derechos vulnerados. El éxito de la protesta fue tan grande que rápidamente los medios periodísticos comenzaron a recibir quejas que reflejaban la indignación de los empleadores. Fue tanta la presión que el

VALIOSO ESPECTÁCULO. funcionario desistió y tuvo que cancelar el uso de esta auténtica herramienta de sometimiento y control.

Tan significativo movimiento de resistencia fue tomado por la dramaturga Patricia Suárez y la actriz y directora Rita Terranova como base de “Babel cocina”. La obra reúne una serie de diferentes viñetas en las que aparecen una ama de llaves, el joven cochero, la costurera embarazada, el ayudante de un lechero, la mendiga, el periodista, la gitana que predice el futuro, una madre que busca a su hijo perdido y toda una serie de personajes casi discepolianos, que remiten a la época.

Dentro del extenso y entusiasta elenco, en una puesta sin artificios escenográficos, muy bien dirigida por Terranova, se destacan Claudia Cárpena (Gina, la italiana ayudanta de cocina), Gabriel Schapiro (en su doble rol del poeta y el conservador), Renata Marrone (Narcisa, la florista), Gaby Barrios (la monja) y Susana Giannone (la institutriz francesa). En definitiva, un espectáculo infrecuente que rescata el espíritu épico del teatro independiente.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios