Viernes 7 de mayo, 2021

TELEVISIóN | 28-04-2020 15:10

Las virtudes de Guillermo Andino

“Informados de todo”. Magazine matutino. Lunes a viernes, a las 11, por América. Conducción: Guillermo Andino.

*** El pasado lunes 2 de marzo, cuando comenzó este nuevo magazine matutino en América TV, su popular conductor, Guillermo Andino, mirando a cámara y de forma cálida, le contó a la audiencia el objetivo: “Estamos comprometidos con el título, con todo lo que pasa en Argentina. Vamos a bajar los temas a la tierra, sin tecnicismos, para que podamos entenderlos. Además, va a haber mucho juego con las redes sociales. Queremos ser un programa de servicios, es importante para nosotros escucharlos", prometió.

Para semejante intención, el canal que comanda Liliana Parodi con mano férrea, lo rodeó de un equipo de periodistas y cronistas: Débora Plager, quien habla sobre actualidad política y economía; Pía Shaw, que viene de “Involucrados”, y se especializa en espectáculos; Mercedes Mendoza (hija del recordado Daniel Mendoza) en información general; y Mauro Federico, que aborda los temas policiales. Se suman, en participaciones especiales, los implacables comentarios de Luis Ventura; una sección titulada “Pido la palabra”, a cargo de Mariano Yezze; el pronóstico y locución en la inconfundible y bella voz de Nora Briozzo; y el manejo de redes por parte de Mai Pistiner.

Después de estar al frente del noticiero de América, junto a Mónica Gutiérrez, durante 16 años, volvió al horario en el cual debutó, con “Realidad 87”, en la pantalla de El Trece, hace 33 años. Sin duda, es alguien que, a sus 52, exuda profesionalismo, corrección, sinceridad y bonhomía, virtudes complementadas con su rotundo atractivo en una madurez envidiable. Tan calmo como educado, saluda al cronista Pablo Layus, a cargo de los móviles en la calle, con la misma cordialidad que a su predecesor colega, Antonio Laje, en el pase de un programa a otro.

Sin embargo, el bagaje personal de Andino no puede manejar las imprudencias de su cuestionable producción que lo llevaron, por ejemplo, desde afirmar, erróneamente, que la actriz Hilda Bernard había muerto; la abrupta e innecesaria interrupción del testimonio en el estudio de la madre de Wanda Taddei, víctima de femicidio, por un móvil con Carmen Barbieri que podía esperar, aunque sea unos minutos; hasta la fallida comunicación online con Ventura que provocó hilaridad interna y desconcierto de la audiencia.

Es importante no malgastar el bien ganado capital de honestidad del que goza Andino y no exponerlo por una innecesaria celeridad e injustificada desprolijidad que le son ajenas. Más cuando este formato le resulta un territorio conocido, y solo se trata de aceitar los engranajes de la producción y privilegiar veracidad por sobre primicia.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios