Tuesday 18 de June, 2024

TURISMO | 18-06-2023 08:58

Turismo fantasma: el pueblo bonaerense que se quedó sin habitantes

Ubicado en el suroeste de la provincia de Buenos Aires, solo vivía en el último tiempo un matrimonio que decidió mudarse.

“Siempre estuvimos acostumbrados a pueblos chicos. A mi esposo le ofrecieron empleo en el molino y nos prestaron esta casa, la misma desde hace 31 años. La sentimos como propia. No es porque no nos guste vivir acá, pero mi esposo tiene 72 años y está cansado, además, nuestros hijos ya tomaron otros rumbos. Muchas veces pienso en cómo será mi vida lejos de Estela, porque me acostumbré y no aguanto los ruidos”, declaró María Romero a los medios locales. La mujer, junto a su esposo Jorge Fajardo, son los últimos habitantes del pueblo bonaerense de Estela.

La historia de Estela, ubicado en el partido de Puán, es la de varios pueblos que quedaron en el olvido con el cierre de los ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires. Esta localidad solamente tenía dos habitantes, que tomaron la decisión de irse y el paraje se convertirá, próximamente, en un pueblo fantasma.

Estela

Ubicado en el suroeste de la Provincia de Buenos Aires, la población creció con la actividad del Ferrocarril General Roca y avanzó gracias a la actividad agrícola-ganadera. Según registros, en su época de esplendor, llegó a tener una comisaría, una escuela, un almacén, una fábrica de harinas y una población estable de 90 habitantes.

Pero en las últimas décadas, Estela decreció notoriamente. En el censo del 2001, se estableció que vivían 25 personas en el lugar y en el del 2010, únicamente quedaron Jorge Fajardo y María Celia Romero, un matrimonio que se instaló con sus dos hijos, que tenían 12 y 6 años en ese entonces. Así, el poblado bonaerense pasará a ser una de las tantas localidades deshabitadas del interior que, tras gozar del progreso y la prosperidad, quedarán en el recuerdo de quienes alguna vez vivieron allí.

Estela

“Pasaba el tren de carga, había gente en las calles y el molino funcionaba. Yo había puesto un almacén que trabajaba bien, no se veía la miseria que hoy se sufre. También vivía el único habitante oriundo de Estela, que ya falleció. Ojo, hoy suelen recorrer este punto algunas personas que lamentan cómo se ha desmantelado el ferrocarril”, concluyó María Romero.

Al igual que otros sitios bonaerenses, como El Pensamiento, situado en el partido de Coronel Pringles, Estela tendrá un futuro incierto. Tras el éxodo de la pareja, el pueblo esperará la llegada de nuevos habitantes, viajeros o de los amantes de los sitios abandonados.

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios