Menú
Sociedad / 31 de enero de 2013

Jorge Lanata: “Si quisiera ganar guita, sería K”

Habla de su mejor año en la tevé y de su relación con el dinero. Por qué vendió su casa en Punta “por culpa”. El rol de su mujer, “Kiwi”. Fotos.

Por

Jorge Lanata entrevistado por NOTICIAS. Foto: Marcelo Escayola.

Jorge Lanata (52) odia la playa, pero ama José Ignacio, una de las zonas más exclusivas de Punta del Este. Allí tuvo tres casas: una la vendió por vergüenza, la otra para pagar deudas del diario Crítica y la tercera para comprarse un departamento en la zona de Retiro, en la Ciudad de Buenos Aires. Pero no se resigna. Este año alquiló en el complejo Club de Mar de José Ignacio para descansar durante la segunda quincena de enero.

NOTICIAS: ¿Fue el mejor año de su carrera?

Lanata: Si lo mido en términos de popularidad, sí. Lo que pasa es que coincidieron muchas cosas que yo antes no había tenido: estar en el canal más visto, en la radio más escuchada, el diario más leído. La reacción en la calle es increíble. En Mar del Plata me sacaba entre 100 y 150 fotos por día. Eso por un lado es lindo y por otro lado te dan ganas de decir “viejo, no rompan más las pelotas”. Acá en Punta es diferente, la gente me saluda pero nadie me pide fotos… acá son todos más cool (se ríe por la entonación irónica con la que termina la frase).

NOTICIAS: ¿Qué balance hace de su programa de televisión?

Lanata: Creo que “Periodismo Para Todos (PPT)” está bien. No sé si es un programa que vería siempre. A lo mejor, hay semanas en que lo vería y semanas que no. Pero sé que no hay otro programa parecido.

NOTICIAS: Una de las críticas que se le hizo a “PPT” es que no tuvo ninguna revelación importante.

Lanata: Es interesante esa reflexión. Yo creo que esa es una crítica más del microclima que de la gente. Pero sirve para darse cuenta de la masividad que tiene la televisión. Nosotros mostramos por primera vez el hotel de los Kirchner.

NOTICIAS: Justamente, los hoteles del matrimonio presidencial ya habían sido revelados por NOTICIAS, por ejemplo.

Lanata: Es cierto, pero la diferencia es que en un lugar la vieron 3 millones de personas y en el otro 70.000. La tele es muy masiva y había pasado algo increíble: en diez años nadie había mostrado las cosas que publicaban ustedes. En “PPT” tuvimos muchas cosas propias.

NOTICIAS: ¿Cuánto le afectó lo que ocurrió en Venezuela?

Lanata: Lo que más me dolió fue la reacción de algunos acá. Yo salí de un sótano donde pensé que iba a ir en cana y cuando llegué a Buenos Aires había un par de forros discutiendo si decíamos la verdad o no. Por cosas como estas me dan ganas de dejar el periodismo.

NOTICIAS: ¿Lo consideró?

Lanata: Sí, muchas veces me desilusiono y tengo ganas de largar todo. El periodismo por momentos te hincha las pelotas. Esta es una gran profesión, pero también se dejan muchas cosas. En el mejor de los casos lo que vuelve es prestigio, o guita. Pero los periodistas dejamos la vida en esto.

NOTICIAS: ¿Podría abandonar el periodismo?

Lanata: No, de hecho no lo dejé.

NOTICIAS: Esta semana, la ciudad de Buenos Aires fue empapelada con afiches que lo acusan de recibir dinero de Mauricio Macri y Daniel Scioli.

Lanata: No tengo nada que decir sobre eso. No quise salir tampoco en mi programa. No me interesa.

NOTICIAS: ¿Se le ocurre quién los colocó?

Lanata: No, no lo sé.

NOTICIAS: Varias veces dijo que no iba a leer la biografía que Luis Majul escribió sobre usted. ¿Cumplió?

Lanata: Obvio.

NOTICIAS: ¿Ni siquiera hojeó el libro? ¿Nada?

Lanata: No…

Lanata gira su cabeza y se dirige a su esposa, Sara Stewart Brown (37), a la que apoda “Kiwi” y jamás tutea: “Dígale usted, que a mí no me creen”. Sara Stewart Brown: Es cierto, no lo leyó.

NOTICIAS: ¿Usted sí?

Stewart Brown: No, tampoco. Solamente lo miré por arriba.

Lanata: ¡No mienta, diga la verdad! Cuente cuál fue el único capítulo que leyó.

Stewart Brown: (Se ríe). Bueno… agarré el libro y fui directamente al capítulo “Chicas”.

Lanata: ¡Abrió el libro para leer ese capítulo!

Stewart Brown: Además me pasaron dos cosas: la primera es que me enojé bastante con algunas cosas que leí. Majul se metió mucho con el tema de la plata y eso no me gustó. Pero lo más raro de todo era estar en la cama leyendo la vida del tipo que estaba acostado al lado mío, era muy bizarro.

Lanata: Esto ponelo porque Majul está psicótico diciendo que a mí el libro no me gustó. Yo no sé si me gustó o no porque sinceramente no lo leí. Estoy orgulloso de no haberlo leído. Me gusta saber que me chupa un huevo lo que se escriba de mí.

NOTICIAS: Recién su esposa hablaba del dinero. Esa biografía lo muestra como si fuera un “rockstar”.

Lanata: Yo no lo veo así, pero sé que hay mucha gente que sí. Creo que porque siempre fui políticamente incorrecto. Hacer un programa político haciendo “fuck you” es una actitud muy rockera.

NOTICIAS: Me refería al tema del dinero, el consumo excesivo, los hoteles caros, los relojes de lujo…

Lanata: Pero hay un montón de gente que hace eso y no lo cuenta. Sí tuve una vida muy enquilombada, sobre todo cuando era un nene de 26 que acababa de fundar un diario, pero ni en pedo me siento un rockstar. Yo soy periodista, nada más.

NOTICIAS: ¿Usted tenía una casa en Punta del Este y eso le generó culpa y la vendió?

Lanata: Es cierto. Pero me arrepiento de haberla vendido. Era una época donde yo estaba mucho más permeable a las exigencias del microclima. Es muy loco porque el microclima es hostil y la gente es buena onda. Yo conté en la radio que me iba de vacaciones y la gente en la calle me deseaba suerte y en el microclima me miraban con recelo porque venía a Punta del Este.

NOTICIAS: ¿Ya no le da culpa tener dinero?

Lanata: ¿Sabés qué? Yo gano buena guita pero me preocupo por los demás. Si no me preocupara por los demás hubiera sido menemista. Y si yo quisiera ganar más guita sería kirchnerista. ¿Te imaginas la plata que ganaría siendo K?

NOTICIAS: ¿Qué opina del caso Darín?

Lanata: Voy a contar algo que nunca conté. Cuando yo dije a principio de año que el objetivo de “PPT” era combatir el miedo, lo dije justamente porque nos había costado muchísimo conseguir actores que se animaran a hacer humor político en televisión. Escuché las excusas más locas: “me van a rayar el auto”, “me van a mandar a la AFIP”, “mi representante me dijo que no porque tenemos arreglados espectáculos con la municipalidad tal y nos van a levantar”. A lo largo del año esto se fue tornando cada vez peor.

NOTICIAS: ¿Leyó los últimos tuits de la Presidenta?

Lanata: Cristina por momentos me da vergüenza. Cuando escribe o habla mitad en inglés y mitad en español, me da mucha vergüenza. Es probable que sea una estrategia electoral para acercarse a cierto público, pero a mí me sigue pareciendo una concheta de Barrio Norte.