Política / 10 de noviembre de 2014

Gómez Centurión: el Berni de Macri

Por

RUTINA. El funcionario de Macri entrena antes de llegar a su oficina. Defiende su pasado carapintada.

Juan José Gómez Centurión entrena entre las 6 y las 9 de mañana. Es una de las rutinas que le quedaron de su pasado como soldado. Fue uno de los comandos que llegó el 2 de abril de 1982 a las islas Malvinas. Unos años más tarde, participó de los levantamientos de Semana Santa durante el gobierno de Raúl Alfonsín. Tras retirarse del Ejército, trabajó como gerente de recursos humanos de Cencosud, una de las principales cadenas de supermercados de la región. Hace dos años asumió como director de la Agencia de Control Comunal porteña y ya clausuró los cabarets más importantes de la Capital Federal.

Noticias: Hace dos años le ofrecieron la Agencia de Control Comunal, que siempre fue sospechada, incluso durante el gobierno de Macri, de corrupción. ¿Por qué se sumó?

Gómez Centurión: Porque uno entra en un equipo en el rol que le piden. Mi formación, a lo largo de mucho tiempo, me había dado la experiencia como para manejar una situación de conflicto.

Noticias: La Agencia de Control siempre estuvo señalada como “la caja de la política”.

Gómez Centurión: Este era un lugar muy sospechado de muchas cosas y muy poco probado. ¿Será más fácil procesar a un vicepresidente de la Nación o a un inspector? Yo no tengo un solo inspector procesado.

Noticias: Ustedes clausuraron varias decenas de locales nocturnos, algunos de ellos vinculados a la prostitución. ¿Cuántos fueron?

Gómez Centurión: Ya revocamos 50 habilitaciones y tenemos más de 400 clausuras.

Noticias: ¿Cuándo se tomó esta determinación? Porque el Estado miraba para otro lado.

Gómez Centurión: Sí, había un proceso complejo, donde determinados sectores políticos estaban gestionando un mensaje donde el Estado porteño era cómplice de un fenómeno de trata, vinculado a la prostitución. Mi planteo fue distinto. ¿Cuál es la responsabilidad del gobierno de la Ciudad? Es administrar los derechos de uso que da en una habilitación. Si está habilitado como bar y tiene alternadoras, está violando la habilitación. En la Capital, la prostitución migró al privado.

Noticias: A los departamentos.

Gómez Centurión: Sí. Pero el Gobierno porteño no tiene jurisdicción en un departamento.

Noticias: Volvamos a su perfil de soldado. Usted fue comando y paracaidista. La comparación con Sergio Berni es inmediata. ¿Lo conoce?

Gómez Centurión: Sí. Sergio es médico, cirujano cardiovascular, que en un momento entró al Ejército. Hice algunos trabajos con él en el Gobierno de la Ciudad. No lo conocía previamente.

Noticias: ¿Qué le parece el rol de Berni, apareciendo en moto y helicóptero?

Gómez Centurión: Cada uno tiene su estilo. Está muy cerca de los problemas, pero no comparto su enfoque estratégico. Trabaja mucho y en cada intervención trabaja como cirujano. Aparece, abre, desobtura, limpia y se va.

Noticias: ¿Participó en los levantamientos con Aldo Rico y Mohamed Seineldín?

Gómez Centurión: Yo estuve destinado en la escuela de Infantería en los dos movimientos. Es muy confuso cuando se le asigna una entidad a un movimiento Carapintada. Participé de Semana Santa, estaba destinado en ese lugar y no me voy de ningún problema.

Noticias: ¿Pero en Semana Santa respondía a Aldo Rico?

Gómez Centurión: Sí. Y Seineldín fue mi primer jefe.

Noticias: ¿Hizo una evaluación de ese proceso?

Gómez Centurión: Son procesos históricos. Vivimos una posguerra muy compleja desde el 82 hasta La Tablada. Cuando se mira a la distancia fue un movimiento interno gremial. El planteo era al Ejército y no al Gobierno.

Noticias: ¿Habló con Macri de esta situación?

Gómez Centurión: No.

Noticias: ¿Y de Malvinas qué recuerda? ¿El frío, el miedo?

Gómez Centurión: Todo eso y la imagen de mis hombres. Tenía 38 hombres a mi mando (ocho muertos). Y los vi sometidos a lo peor.

Noticias: ¿Cómo procesó la vuelta?

Gómez Centurión: Con mucho odio. La vuelta al continente es peor que la guerra. En términos individuales, recibí afecto por 34 años. Pero del Estado, los veteranos sólo recibimos desprecio.

Francisco Zoroza
fzoroza@perfil.com
Seguí a Francisco en Twitter: @franzoroza