Menú
Personajes / 26 de febrero de 2018

Valentina Bassi: “Estamos aprendiendo a ser feministas”

Protagoniza “El ardor” en la temporada marplatense. Alejamiento de la tele por decisión propia, piropos callejeros y los extremos.

Fotos: Ricardo Tamalet

Cuando se lea la palabra “risas”, debería interpretarse como “carcajadas”. Valentina Bassi se ríe así, abriendo mucho la boca y emitiendo un fuerte sonido. Por suerte, la confitería del teatro donde se realizó la entrevista estaba vacía y no hubo lugar para curiosos. Esa forma de ser, tal vez tiene que ver con su presente: dice que recién ahora es la actriz que siempre quiso ser y que la maternidad –su hijo Lisandro tiene 11 años– le cambió la vida. En pareja con el cineasta Ulises Rosell, está en Mar del Plata por la temporada, con la obra “El ardor”, luego de presentar en el festival de cine de la ciudad la película que rodaron juntos, “Al desierto”.

Alejada de la masividad, la actriz oriunda de Trelew se volcó al teatro y no extraña los momentos de popularidad.

Noticias: ¿Sus padres se conocieron en el Hospital Borda?
Valentina Bassi: Sí, pero no eran internos (risas). Mi viejo era psiquiatra y estaba haciendo la residencia, y mi mamá era trabajadora social y estaba realizando una tesis sobre alcoholismo. Se conocieron y después se fueron a trabajar al Hospital de Trelew, donde nací yo.

Noticias: Tiene 45 años, ¿cómo se mantiene tan bien?
Valentina Bassi: ¡Qué sé yo! (risas fuertes).

Noticias: ¿Hace yoga?
Bassi: No, todos los años digo: “hoy empiezo yoga”. El trabajo me da muchísima salud, hago lo que me hace feliz y eso se transmite al cuerpo.

Noticias: Hace cine y teatro. ¿Alejarse de la exposición de la tele fue una decisión propia?
Bassi: Sí, fue una elección. Me gusta compartir tiempo con mi familia. Mi hijo tiene 11 años y está más grande, pero me costó desprenderme de él. No me sentía cómoda haciendo tiras cuando era chiquito. Y como ser actriz tiene muchas formas, me quedé haciendo teatro, que me fascina, y me permitía estar con mi hijo.

Noticias: ¿Cómo le pegó la maternidad?
Bassi: Te cambia la vida, no sé qué hacía antes con el tiempo (risas). Es muy personal, no hay una sola forma de ser madre. Fue un crecimiento, te corre del eje del ego, y más en esta profesión. Un hijo te enseña a decir: “lo importante es otra cosa”.

Noticias: ¿Y la vida en pareja? ¿Cómo la lleva después de tantos años?
Bassi: Como todas las parejas que llevan mucho tiempo, por momentos con crisis, otras bien… La vida en pareja y familia es oscilante. Me gusta mucho compartir la vida, no me imagino sola. Con Ulises hicimos una película juntos (“Al desierto”), algo que no habíamos hecho antes. Nos quedamos con ganas de más.

Noticias: Muchas actrices de su generación se alejaron del medio, como Carolina Fal o Belén Blanco. ¿Por qué se dio así?
Bassi: A Caro hace mucho que no la veo, pero con Belén somos amigas. La vida cambia; no tenés las mismas fuerzas ni deseos que a los 20. A Belén la adoro. Nos conocimos en la película de María Soledad, laburamos con Santiago Doria, ojalá volvamos a hacerlo, es nuestro plan.

Noticias: Debutó en “El caso María Soledad”. Habrá sido fuerte…
Bassi: Sí, fue lo primero que hice cuando llegué a Buenos Aires. Había hecho teatro en Trelew y me consideraba actriz, pero no tenía muchas herramientas. Ingresé a la película por casting, querían una actriz desconocida y yo tenía una cara de provinciana terrible, ahora estoy más aporteñada. Héctor Olivera, el director, captó mi ingenuidad y arrojo. La propia María Soledad Morales tenía eso.

Noticias: ¿Cómo fue la llegada de un pueblo pequeño del Sur a la Capital?
Bassi: Mi objetivo era formar un grupo de teatro como el que tenía en Trelew, pero todavía no lo logré (risas). Me agarró desprevenida. Para hacer “Verdad consecuencia”, me llamó Adrián Suar y logré continuidad. Ya había hecho otra película, “Patrón”, pero eran personajes chiquitos. Ese programa cambió la tele, todo lo que ahora es trillado, en “Verdad consecuencia” se hacía por primera vez, fue muy audaz. Ahí fui consciente de que era una privilegiada.

Noticias: ¿Cómo logró manejarse con la popularidad?
Bassi: No lo busqué pero tampoco me cayó mal. Es parte de mi trabajo, el reconocimiento nunca me pesó. Mi trabajo es actuar y trato de hacerlo lo mejor posible, ya sea alternativo o comercial. Nunca me corrí de eso.

Noticias: Dijo que es su mejor momento como actriz. ¿Por qué?
Bassi: Ahora siento que soy la actriz que quería ser. Elijo mejor los proyectos, ya no hago lo que conviene, sino lo que me da felicidad. Y elijo trabajar con buena gente. A partir de eso, empecé a ser mejor actriz. El grupo de “El ardor” es una maravilla, compartimos la pasión por actuar. Me gusta cuando me puedo mostrar tal cual soy y no tener que fingir. Sale lo mejor de mí. Ojalá que siga la obra en Buenos Aires, sería un pecado dejarla.

Noticias: Hablemos sobre el acoso, ¿le pasó alguna vez?
Bassi: Nunca. Pero sí naturalicé ciertos comentarios. Estamos viviendo un momento excepcional, estamos aprendiendo a ser feministas. Hace cinco o seis años me decías “feminismo” y no sabía muy bien qué significaba. Siempre tuve ideas feministas sin saber que lo era. Que se expongan estos temas es genial porque se trata de poner el freno antes. En mi época, si me hubiese pasado algo así, no sé si hubiese podido poner un freno porque había cosas que no estaban socialmente condenadas.

Noticias: ¿Cómo cuáles?
Bassi: Me pasó con la película de María Soledad. Enfrentar a periodistas que me decían: “pero María Soledad se la buscó…”. Si aprendí algo con esa película, fue a enfrentarme a la prensa. Tengo el recuerdo de Bernardo Neustadt diciéndome: “María Soledad era medía pícara”, como justificando lo que le hicieron. Le salté a la yugular porque estaba muy identificada con el caso. Hoy, por suerte, eso ya ni se dice. Agradezco que exista este movimiento feminista porque se hace más fácil decir no.

Noticias: ¿No siente que el feminismo a veces se va a los extremos?
Bassi: Todo hay que debatirlo. Antes pensaba: “no es grave que te digan un piropo”. Ahora pienso: “¿por qué tengo que aguantarlo?”. Si cuando veo alguien por la calle que está fuerte no se lo digo. Sino, que lo digamos todos. Si hay que irse a un extremo, vayamos. Me parece más sano ese extremo de condenarlo todo. Es un paso adelante.

Noticias: ¿Dónde se para en política?
Bassi: Mi ideología es de izquierda. No fui kirchnerista y soy opositora al gobierno macrista. Lo que hicieron en el kirchnerismo en cultura fue extraordinario, pero condené muchas cosas. Me gusta mantener una opinión crítica e independiente antes que embanderarme y justificar cosas con las que no estoy de acuerdo.

Noticias: ¿Militó en agrupaciones de izquierda?
Bassi: Nunca milité. Me gusta leer y escuchar a periodistas de diferentes ideologías para formar mi propia opinión. Nunca fui indiferente a la actualidad. Casi siempre voto a la izquierda. Los critico pero los voto porque tienen que estar en el Congreso. Son los únicos que no van a pactar.

 

Alexis Socco

@detectivesco