Personajes / 3 de junio de 2018

Guillermo Francella: “Me gusta verme y no reconocerme”

Protagoniza “Animal”, la nueva película de Armando Bó. Lugar ganado en la industria, la vocación y los pies en la tierra.

Guillermo Francella
Guillermo Francella

Exprimió a cada uno de sus personajes, les sacó todo el jugo que pudo y se despidió de ellos: al de “Los Benvenuto”, al de “De carne somos”, al de “Naranja y media”, al de “Casados con hijos”. Fueron sus éxitos pero, astuto, esquivó la trampa de que se convirtieran en karmas. Guillermo Francella venía alimentándose de las risas que provocaba, hasta que quiso cambiar de menú. Hoy sus ojos celestes son los protagonistas del afiche de “Animal”, la primera película que estrenó Armando Bó tras consagrarse con el Oscar por “Birdman”. Después de “El secreto de sus ojos” o de “El clan”, no resulta extraño que Francella haya compuesto a un personaje medido en sus gestos, sin las altisonantes vocales que lo caracterizaron en otras épocas y con un guión que escarba el drama y lo convierte en barro sórdido aderezado con humor negro.

Como un perro sabueso, huele el terreno, sigue su instinto y va a la búsqueda.

Noticias: ¿Ha tenido situaciones límite como la que le toca a su personaje de “Animal”?
Guillermo Francella: No tuve situaciones delicadas, gracias a Dios. Pero creo que creés conocerte, creés conocer a tus hijos, a tu esposo o a tus amigos; también creo lo mismo, pero no sé lo que puede pasar en una situación límite. No tuve momentos delicados para saber con qué temple actuaría ni si modificaría mi comportamiento.

Noticias: ¿El éxito modificó su comportamiento?
Francella: Te cambia un poco la estructura, te sentís observado, tenés que ser más precavido con esa autonomía que tenías antes, pero tampoco fue límite. De ser un chico cualunque de Beccar, empecé a ser conocido y reconocido en la calle. Tuve que aplicar eso y llevarlo a la práctica para no confundirme.

Noticias: En general, los famosos dicen que el éxito no los modificó. Usted reconoce un cimbronazo.
Francella: Sí, lo tuve. Gracias a Dios siempre con una hermosa familia, tuve los pies muy sobre la tierra, amigos que no son de la profesión. Nunca tuve un desborde pero sí una confusión.

Noticias: Su personaje carga con el peso de haber hecho buena letra toda su vida sin obtener los resultados que espera. Usted ha sido también muy correcto en su exposición pública. ¿Se cuidó mucho o fue natural?
Francella: El personaje cumplió las reglas toda su vida, no entiende la vida de otro modo, nunca transgredió nada. En cambio, lo que decís de mí no es ser políticamente correcto, sino que intenté mantener mi privacidad, no usar redes, por ejemplo. Siempre fui muy respetuoso pero eso no significa ser políticamente correcto, es mi modo de vivir, mi educación. Siempre he sido cuidadoso pero naturalmente, no con fórceps, soy así.

Noticias: Las cosas no dichas suelen generar incomodidad.
Francella: Soy un tano calentón, visceral, parezco recién bajado del barco, los impulsos son lo que menos me gusta de mí. Obviamente que el tiempo y las horas de vuelo me permitieron ser más canchero para encontrar más equilibrio y no reaccionar.

Noticias: Su personaje se pregunta por qué no puede comprar un riñón para seguir viviendo. ¿Qué relación tiene usted con el dinero?
Francella: Cuando venís de familia de clase trabajadora, de lo que ha costado la vida… Mi vida se fue modificando a raíz de estar bien económicamente, pero nunca fui un loquito; fui cuidadoso, previsor, me doy gustos que antes no podía.

Noticias: Esa carga genética de haber bajado del barco a veces hace que quede un sentimiento de acopio más que de disfrute.
Francella: Pero con el tiempo lo pude hacer. En una época hasta tenía culpa de tener dinero y me llevaba mal con el ocio: “¡¿Qué es esto de no trabajar!? ¿¡Qué es esto de no estar activo!?”. Me volvía loco hasta de vacaciones. Con el tiempo, mejoré. Hoy puedo hacer huevo y pasarla bien.

Noticias: ¿Siente que ya ganó el lugar que quería, que además de ser el Francella que se ríe, es el que se pone serio?
Francella: Sí, me siento muy reconocido por la industria y los pares.

Noticias: Debe haber llevado un trabajo.
Francella: Por supuesto, pero me da plenitud haber tocado ambas cuerdas, que me haya ido muy bien y que me permita tomar riesgos, lo que no es común para los actores. Me gusta verme despojado de recursos propios, verme y no reconocerme.

Noticias: ¿Cómo convenció a la industria? Porque una cosa es reconocer su necesidad y otra, tener eco.
Francella: Tiene que ver con el grado de confianza del director, de saber que podía hacer algo diferente de lo que estaban acostumbrados a ver en mí. A veces los entendía; en el mundo pasa, si sos muy popular, los autores y directores tienen temor de que tu presencia distraiga de la historia.

Noticias: La competencia entre el guión y la figura.
Francella: Claro, el tipo que hizo “Tarzán” toda su vida, lo ves en un policial y… ¿qué hace? “Tarzán” tirando tiros. Los entendía pero les decía que confiaran. Con “Rudo y cursi”, Carlos Cuarón (guionista y director) pidió que audicionara. En la Argentina uno no está acostumbrado a audicionar, pero era una película para México, no me conocían tanto y me gustó el desafío, volví a ser como un adolescente.

Noticias: Le disparó cosas internas.
Francella: Sí. Logré el personaje y fue algo fuerte lo que me pasó, que Cuarón, Alejandro González Iñárritu, Guillermo Del Toro (productores del film) hablaban muy bien de lo que había generado con ese personaje, era un terreno nuevo. Luego me llama Juan (Campanella) para “El secreto de sus ojos”, donde me hace una transformación estética absoluta y me gustó, me gustó tocar esa cuerda tantooo… y ver lo que pasó con ese personaje después. Ahí vino una seguidilla de directores que nunca imaginé que me iban a convocar.

Noticias: Ha dicho que “Casados con hijos” es comparable con “El chavo” o “Los Simpson”. Y es verdad que el actor de “Tarzán”, es “Tarzán”. Pero usted no es Pepe Argento.
Francella: Absolutamente. Ha sido un trabajo muy artesanal, una búsqueda que podría no haberse concretado. Cuando empezó la seguidilla, nunca mermó. Ocurrió algo similar a mis comienzos: laburabaaaa (para tener una oportunidad), me costaba tantooooo, ahora cuando entré, nunca paré. Fui muy tenaz.

Noticias: ¿De dónde sacaba la fuerza para seguir intentándolo?Francella: Hay algo que me gustaría que a toda la gente le suceda… Sostengo que el sistema educacional está obsoleto…

Noticias: Siempre recalca la importancia de lo vocacional.
Francella: Exacto, la vocación lo es todo. Si salís de la escuela con una vocación, hay que ver si podés vivir de ella, pero saber que ahí está puesto tu amor…

Noticias: La energía más vital.
Francella: Toda mi energía y mi vibra, todo pasa por ahí, toda mi constancia y tenacidad. Después está el factor suerte, está el factor de que socialmente te puedas manejar bien; hay gente que es su propio enemigo porque no tiene la conducta.

Noticias: ¡Usted es su propio representante!
Francella: Sin duda, lo he sido toda mi vida. No me gusta que me cuenten las reuniones, me gusta estar. No me intimido ante nadie desde el punto de vista de defender lo mío, fue un proceso que me ayudó a tener confianza en mí.

Noticias: ¿Recuerda cuándo se dio cuenta de que tenía el poder de hacer reír?
Francella: Con amigos. Me decían: “¿Cómo te fue anoche?”. Y yo (cambia el tono de voz): “Bueno, llegué, toqué el timbre…”. Aderezaba lo que estaba por pasar y veía las reacciones. A los 20 empecé a madurar, a tener mi entidad. Creo que entre los 18 y 24 años es donde se forjó mi personalidad.

Noticias: ¿Y empezó a trabajar en la actuación a los 28?
Francella: Sí, más o menos, perdí a mi papá a los 26 años.

Noticias: ¿Le costó superar la barrera mental de los 60, la edad que tenía su padre cuando falleció?
Francella: Sí, siempre lo pensaba. Es muy fuerte.

Noticias: ¿La muerte de su padre fue abrupta?
Francella: Tuvo un accidente cerebro vascular, se recuperó pero tuvo otro, todo en el mismo año.

Noticias: A sus 26.
Francella: Sí, fue muy duro. Por eso cuando hablabas de los momentos límites, fue una tristeza la muerte de mi papá, no sabía lo que era estar sin papá, fue duuuurooo. Pero la revancha es mi mamá. Tiene 98 años, está hermosa, hoy me llamó para decirme: “Ojo que puede llover”. Cognitivamente es algo extraordinario, motrizmente no, es un papelito, está viejita pero…

Noticias: Con María Inés Breña están en pareja desde que ella tenía 21 y usted, 31. ¿Cómo lograron amalgamarse para crecer juntos?
Francella: Mi esposa ha sido muy importante, la unión, la incondicionalidad, el acompañar. Venimos de familias parecidas, con una convicción clara de lo que es lo familiar y esa unión generó cómo criamos a nuestros hijos, cómo educamos a nuestra familia. Ha sido mi bastión, mi cable a tierra.

Noticias: Parecería que ella siempre respetó mucho su espacio.
Francella: Claroooo, claro.

Noticias: ¿Y se ha desarrollado ella también? ¿Qué hace?
Francella: Sí, de muchas maneras. Ha tenido sus emprendimientos y también respeto su espacio, la acompañé mucho en el emprendimiento que encaró, ahora no, pero estamos en una etapa distinta, con los hijos yéndose.

Noticias: ¿Se fueron los dos?
Francella: No, se fue Nico. Pero Johanna en cualquier momento también. Así que aprendiendo día a día.

Noticias: Parece que esa actitud de seguir aprendiendo es su impronta.
Francella: Siempre, intentando nuevas cosas.

 

Valeria García Testa
@valgarciatesta