Política / 2 de agosto de 2018

La familia sindical: otro Moyano y van…

Siempre aparece un nuevo miembro del clan. “Huguito” es el hijo abogado del líder de Camioneros. Las provocaciones al Gobierno.

Por

Otro Hugo Moyano trabaja en la sede de Camioneros. Es abogado, tiene 34 años y sólo por el diminutivo en su nombre es posible diferenciarlo de su padre, el titular del gremio. “Huguito” tiene en su escritorio decenas de papeles y carpetas. Cuando NOTICIAS entra a su despacho interrumpe la redacción de un reclamo a una empresa de electrodomésticos para hacer la entrevista. Es hermano de Facundo, pero por su trabajo está más ligado a Pablo (a quien conoció hace 16 años), la mano derecha del ex líder de la CGT.
Entre su oficina repleta de documentos y la de Pablo, carente de cualquier papel, hay un contraste evidente que muestra que cada uno, allí adentro, tiene un rol: “Lo que pasa es que lo suyo es de palabra”, asegura el hermano.

El martes 24, el abogado hizo su presentación pública en la conferencia de prensa de Camioneros para anunciar que apelarían la decisión del Gobierno de multarlos por más de $ 800 millones. Su rol jurídico lo obligó a levantar el perfil, a pesar de su desinterés en hacerlo. Ahora sabe que no habrá vuelta atrás.

Noticias: ¿Por qué apareció usted esta vez?
Hugo Moyano: Ya había aparecido, pero de forma más esporádica. Tiene que ver con la imposición de la multa que el Gobierno nos puso y el rol que tengo acá como secretario de Asuntos Jurídicos. Por eso estuve en la conferencia y eso generó que digan: “Hay un hijo más de Moyano”. El de perfil bajo. Pero es normal para la actividad que desarrollo.

Noticias: Sobre la multa, ¿discuten las cuestiones de fondo o solo el monto?
Moyano: Se discute todo. El procedimiento, el fondo y el monto exorbitante. Esta multa es por una supuesta violación de la conciliación obligatoria en diciembre. Fueron algunas asambleas informativas en pocas empresas y eso no constituye ninguna violación a la ley. Desde el punto de vista político es obvio lo que sucedió: hubo un paro el 14 de junio y el 15 abrieron el sumario de las constataciones que tenían dormidas. Encima no tomaron en cuenta nuestro descargo. Eso es parte de la mala intención que tiene el oficialismo. El Gobierno anterior estaba compuesto por personas idóneas, más allá de las diferencias que teníamos. Pero este es bochornoso. El ministro de Trabajo (Jorge Triaca) y el secretario no tienen experiencia y no son abogados.

Noticias: ¿La CGT lo está dejando sólo a su padre?
Moyano: Hugo siempre se guió más por los trabajadores que por el apoyo sindical. Igual, hay distintas expresiones en el movimiento obrero: algunas dialoguistas y otras más combativas. Realmente no nos preocupa si hay apoyo de otros sindicalistas. Algunos llamaron, no importa quiénes.

Noticias: ¿Cuál fue el quiebre de la relación con el Gobierno?
Moyano: Siempre estuvo la tensión, expresada sobre todo en la figura de Pablo. Hugo dejó un momento prudencial, había que ver cuáles eran las medidas que iban a tomar. El punto donde empezaron los ataques, y lo digo porque estuve presente, fue la reforma laboral. Cuando Pablo dijo: “Hay que movilizar para que no haya otra Banelco”, fue el quiebre.

Noticias: ¿Cómo fue esa reunión en la que estuvo presente?
Moyano: Ellos ya sabían que Hugo no iba a decir nada a favor, pero querían que no hable. Triaca vino una vez a su oficina a pedírselo. A mí me lo dijeron otros funcionarios: “Esto se arregla con un llamado de Hugo a Pichetto”. No sé cómo pensaron que iba a suceder algo así. Estaban desesperados. Y Triaca es nefasto. Trató de vincularme diciendo que Moyano había dado el aval porque yo había participado en la redacción. Yo fui a las dos últimas reuniones y no teníamos ni el proyecto, ahí tomamos conocimiento recién.

Noticias: Su padre dice que no teme ir preso. ¿Usted tiene miedo de lo que le pueda pasar?
Moyano: No lo veo con temor y yo tampoco lo tengo. Incluso él dice que está dispuesto a dar la vida. Hugo estuvo preso durante la dictadura, el padre de Triaca lo quiso intervenir y le metieron droga. A esta altura, no va a cambiar. Yo tengo mis dudas de que ellos se animen a hacer eso. Porque no están en condiciones políticas. Les sirve más tenerlo así para esconder cosas más graves que están pasando en el país. No sé cuál sería la reacción de los trabajadores.

Noticias: ¿Dice que puede haber una especie de 17 de octubre?
Moyano: No sé. Pero no pueden detenerlo con el conflicto social que hay. De todas maneras el temor no está. ¿Cuánto puede durar preso? Pablo dice que sería un honor que eso pase con este gobierno gorila.

Noticias: Según la encuesta de IPSOS, el sindicalismo es de los sectores más desprestigiados. ¿A qué se debe?
Moyano: Yo pienso que hay muchas instituciones que están desprestigiadas. Y también hay que hacer una autocrítica en muchas cosas: en el sindicalismo no son todos iguales. Pero a las encuestas yo las relativizo siempre. Han fallado mucho. Yo no te voy a defender nunca a un “Caballo” Suárez o a un “Pata” Medina, pero en la política también los hay.

Noticias: Su hermano Facundo limitó la reelección en Peajes. Usted como hombre de derecho, ¿no piensa que esa debería ser la regla?
Moyano: A mí lo que me parece sano es que cada gremio, en el marco de su autonomía, decida lo que quiere. No es sano que los debates se den desde afuera. Y para mí la democracia es la que expresa la voluntad real. Por ejemplo en Camioneros, limitar el mandato sería no respetar la legitimidad de Hugo, que es indiscutible en las bases. Por otro lado, el sector empresario no se renueva.

A la enésima vez que el entrevistado le dice Hugo a su padre, este cronista lo frena.

Noticias: ¿Usted siempre lo llama por su nombre?
Moyano: No, le digo “viejo”. Pero no me parecía decirle así en la entrevista.

Son los detalles los que revelan que “el nuevo Moyano”, aún no se siente cómodo en su rol de personaje público.

Noticias: Algunos empresarios denunciaron que sufrieron aprietes de Camioneros.
Moyano: Son operaciones políticas que hacen los impresentables de la prensa. El Sindicato tiene miles de empresas de envergadura, que trabajan normalmente desde hace años. Siempre se llega a acuerdos y sin medidas de fuerza. Esas empresitas, que no me acuerdo cómo se llaman, van a tener que justificarlo. Yo nunca vi quebrar a ninguna y eso que es grande la organización.

Noticias: ¿Imagina un diciembre negro?
Moyano: Ojalá que no. Si haces otra apreciación sos destituyente. Pero se ve muy mal la situación. Los despidos son insostenibles. No pueden ser tan salvajes para hacer las cosas. La inflación es incesante y el dólar se fue al carajo. Es un cóctel que hasta ahora no para. Y fin de año siempre es una fecha compleja. Capaz que el Gobierno lo está viendo. Si no, no estaría pensando en que las Fuerzas Armadas se ocupen de la seguridad. Están viendo que la situación está muy compleja. Si no, no se entiende lo que están haciendo.