Política / 31 de octubre de 2018

Susana Malcorra: “Como cosmovisión no te sirve la grieta”

Por

Foto: Marcelo Escayola

Susana Malcorra es firme pero amable. Dones intrínsecos para la vida diplomática, pero también en general para el buen liderazgo (fue CEO de IBM Argentina y Telecom), tópico sobre el que construye su libro “Pasión por el resultado”, en el que hilvana con tono biográfico, anécdotas de éxitos y fracasos desde su infancia hasta su reciente partida del Gobierno.

Noticias: ¿Su libro funciona como biografía?
Malcorra: Mucha gente me insistía en que yo escribiera una biografía y a mi me pareció pretencioso. Entonces decidí elegir algunos puntos, algunas historias personales, que muestran no sólo mi carrera sino también mi juventud. Son experiencias interesantes, que no necesariamente son exitosas, porque también hablo de fracasos. Son aspectos de lo que yo considero esencial en el liderazgo.

Noticias: ¿Cuál es su pasión ahora?
Malcorra: Bueno la primera cosa es que estoy en una etapa en la cual creo que es importante que sea dueña de mi misma, entonces estoy trabajando como líbera, estoy haciendo muchísimas cosas, pero no estoy en ninguna institución que me establezca un marco de referencia. Estoy haciendo muchas cosas, vinculadas con el desarrollo sostenible, con la política de género, en temas vinculados a democracia y a la ruptura del contrato que hay en la democracia en el mundo. Estoy vinculada con distintas instituciones, universidades, think thank, fundaciones… es una forma de contribuir distinta a la que he hecho hasta ahora.

Noticias: ¿Es la influencia de ser ingeniera esto de tener que armar sistemas más que ir por la personal?
Malcorra: Cuando estaba en el gobierno me sugirieron que podría tener un cargo electivo, pero yo no me veo en la política, no me parece que tenga una preparación para hacer política. De hecho cuando trabajé en el gobierno, trabajé en lo que creo que puedo construir, en la política internacional, que es donde sí tengo una gran formación. Siempre he creído que las cosas se hacen en equipo, en un armado de redes, y me parece que eso es cada vez más cierto en un mundo tan complejo. Me gusta el poder trabajar con una flexibilidad que me permita conectarme desde grupos en Estados Unidos, grupos en el Medio Oriente, en la Latinoamérica, en Europa, es algo que me sirve mucho.

(Lea también: Operativo reelección de Mauricio Macri)

Noticias: ¿Sigue vinculada a Cambiemos?
Malcorra: Sigo vinculada, porque de vez en cuando cuando hay algún tema y llaman. Cuando yo me fui del gobierno a fin de año, el Presidente de alguna manera quería que yo estuviera trabajando en algunas de las cuestiones en danza, pero yo dije no. Mi decisión es quedarme ahora en España con mi familia. Creo que es importante hacer un corte, ambos coincidimos que estaba a tiro de teléfono para cualquier inconveniente.

Malcorra durante su asunción como ministra de Relaciones Exteriores y Culto en 2015. Foto: CEDOC.

Noticias: Presidió el año pasado la reunión de la OMC en Argentina. ¿El comercio internacional, se ha complicado muchísimo más durante 2018?
Malcorra: Es un tema que se ha complicado mucho. Vos sabes que parte del armado del sistema multilateral, después de la Segunda Guerra Mundial, que por supuesto tenía como objetivo que no se repitieran casos como la II Guerra Mundial, se estructura alrededor del comercio. Empieza primero con el GATT, y después se crea la OMC. Y eso es así, porque los conflictos de comercio desencadenan conflictos bélicos y hay ejemplos enormes en el pasado y yo siento que lo que está pasando con esta, de alguna manera “guerra” que se ha iniciado, tiene un riesgo de que se pueda ir de cauce.

(Lea también: Guerra económica: la tormenta perfecta)

Noticias: ¿Hay manera de solucionarlo?
Malcorra: Cuando vos mirás la dinámica interna de Estados Unidos, hay muchos actores de la economía real que están llamando la atención sobre los peligros que representa una decisión de aislacionismo. Yo creo que todas esas variables van empezar a entrar en juego. Algunas cosas son mucha retórica, y yo espero que no se transformen todas en acciones. Una de las oportunidades que veo es que el Presidente Trump y el Presidente Xi van a estar acá para el G20, y va a ser la primera ocasión en la que se reúnan después de la batería de decisiones que tomaron uno y otro, por acción y reacción. Quizás Buenos Aires pueda ser una ocasión en la cual se sienten y recalibren todo esto.

Foto: Marcelo Escayola

Noticias: ¿Qué valoración hace en la previa del G20 argentino? Se presenta como una gran oportunidad y termina llegando en un momento local complicado.
Malcorra: Mirá, obviamente el eje ha cambiado, desde el momento que tomamos la decisión de someternos a la posibilidad de tener el G20 y de conseguirlo, ha cambiado en términos enormes en el mundo. Los factores exógenos son muy distintos y eso ya de por sí te altera la posibilidad de hasta dónde podes llegar y qué es lo que podes hacer. También ha cambiado internamente, por lo que describías, pero por otro lado también hay una posibilidad de mostrar que aún en un momento difícil como el que está habiendo en la Argentina, somos capaces de producir algo que sirva. La agenda que elegimos, que eligió el Presidente, es una agenda sumamente rica y el tema más central de la agenda, es el futuro del trabajo. Hay una oportunidad de que Buenos Aires sea un hito desde el cual se inicie entre todos los miembros del G20, un repensar la interrelación del trabajo. Yo soy optimista de que puede haber una oportunidad en ese sentido.

Noticias: ¿Qué va a pasar con el acuerdo Mercosur-UE?
Malcorra: Yo soy una ferviente creyente del Mercosur como herramienta de integración. Pero me parece que hemos ido demasiado lento, nos ha tomado demasiado tiempo hacer una integración completa entre nosotros. De hecho, el área automotriz es el único ejemplo importante de integración, pero debiéramos haber ido más lejos. Me parece, que tenemos que darnos esa conversación. En lugar de entrar en una batalla de competencia por los espacios de trabajo, debemos hacer una complementación que nos de oportunidades a todos, incluyendo Paraguay y Uruguay, no sólo a Argentina y Brasil. Y es absolutamente imprescindible que se cierre el acuerdo con la UE, con el cual estoy un poco desilusionada, porque yo creí entender que desde la UE iba a haber una mayor lectura política de la importancia de esta oportunidades, en un momento de la división entre China y Estados Unidos.

(Lea también: Europa se pone dura con la Argentina en el FMI y la OCDE)

Noticias: ¿Cómo es nuestra relación hoy con Europa, fundamentalmente con Francia y con Alemania, celosos de nuestra relación con el FMI?
Malcorra: Bueno, si vos mirás la posición de Alemania respecto de la situación de Grecia es igual. Alemania es el guardián del dogmatismo y los principios dentro de Europa, y lo es dentro del FMI. Es decir, los alemanes tienen esa convicción de “vivir con lo nuestro” y poner obsesivamente el equilibrio fiscal como prioridad. Entonces, son exigentes. Que Estados Unidos nos diera su apoyo fue fundamental, porque en la distribución del poder del FMI es una parte importante, pero no es suficiente. En el caso particular de Francia, tenemos la notoria diferencia en cuanto al tema de la UE y Mercosur respecto del agro. Yo hubiera esperado una visión un poco más estratégico-política de ellos.

Noticias: ¿Nos conviene seguir alineados con Estados Unidos? Detrás de los acuerdos con el FMI está el Tesoro estadounidense, pero seguimos atados al dólar. Hay decenas de países que están planteando, sobre todo los emergentes, seguir a China y despegarse del dólar.
Malcorra: Eso es una sobresimplificación. La Argentina tiene que estar vinculada con todos, salvo cuestiones muy puntuales de violaciones de principios extremos. Yo siempre daba el ejemplo de Corea del Norte, pero aún con Corea del Norte se está produciendo una aproximación. Nosotros tenemos que vincularnos con todos y con todo, y lo tenemos que plantar desde lo que son nuestras prioridades, nuestras necesidades, y nuestros objetivos. Esa es una posición madura con el mundo, seccionar el mundo entre amigos y enemigos, como te digo, no es positivo.

(Lea también: ¿Por qué a Trump y Lagarde les interesa apoyar a Macri?)

Foto: Marcelo Escayola

Noticias: ¿Siente que el gobierno del presidente Macri cumplió con los resultados?
Malcorra: Él planteó tres objetivos fundamentales: pobreza cero, la lucha contra el narcotráfico, y un objetivo que era la unión de los argentinos, que yo traduje siempre como el fortalecimiento de las instituciones. Esos fueron los tres objetivos que hicieron que el Presidente Macri fuera elegido. Entonces uno tiene que repasar esos objetivos y ver a dónde está…

Noticias: Pensé que iba rematar con “Y no cumplió con ninguno”.
Malcorra: (Risas). Yo creo que en la cuestión del narcotráfico se están haciendo cosas, y que nos han puesto en el radar del mundo en este tema. Y es evidente que el temporal que ha habido en los últimos tiempos en lo económico ha tenido un impacto directo sobre la pobreza, entonces ahí hay una asignatura pendiente. Y no lo digo yo, lo dice el presidente Macri. Y en el tema de las instituciones me parece que se ha avanzado en algunas cosas, en cuestiones de transparencia. Y no es una tarea del ejecutivo solamente. Es una tarea compartida entre los tres poderes, y es una tarea de la sociedad.

Noticias: Hablando de grieta, en el plano internacional, hubo mucha disputa por el tema de Venezuela, pero hoy salió de la agenda.
Malcorra: Interesante que no se hable porque Venezuela sigue siendo un tema que necesita atención y ayuda. Las grietas pueden servir en el corto plazo para un resultado electoral, pero como cosmovisión no te sirve la grieta. Lo cual no quiere decir el pensamiento uniforme, esa es la gran diferencia.