Menú
Política / 9 de marzo de 2019

Volvió a declarar el espía que trabajaba con D’Alessio

Se trata de Ricardo Bogoliuk. Ademas de recibir los informes de los periodistas de Animales Sueltos, también habría ayudado a extorsionar a un directivo de la venezolana PDVSA.

Por |

Este viernes 8 de marzo, el ex comisario de la bonaerense, Ricardo Bogoliuk, tuvo que ampliar su declaración indagatoria, pero esta vez por videoconferencia desde el penal de Marcos Paz, donde se encuentra con prisión preventiva.

El juez Federal Alejo Ramos Padilla lo convocó para ampliarle la imputación que pesa sobre él. Cabe recordar que el pasado 27 de febrero, cuando declaró por primera vez, se le imputó ser parte de una organización dedicada al espionaje. Bogoliuk, que trabajaba para la Agencia Federal de Inteligencia, era el receptor de informes que hacía el falso abogado Marcelo D’Alessio, entre ellos uno sobre los integrantes del programa Animales Sueltos, más precisamente Alejandro Fantino, Romina Manguel y Maximiliano Montenegro.

(Leer también: Fiscal Stornelli: el calvario del “padre Carlos”)

Ahora, desde el juzgado le agregaron detalles sobre el resto de los delitos que habría cometido: “Se le imputa haber participado junto con Marcelo Sebastián D´Alessio y Aníbal Degastaldi en la operación de espionaje ilegal en perjuicio de Gonzalo Brusa Dovat -Ex director de la empresa PDVSA- mediante la que a través de labores de espionaje previas, amenazas e intimidaciones se obligó a que el nombrado prestara testimonio en diversas entrevistas periodísticas y declaración testimonial en la sede de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 4 a cargo del Dr. Carlos Stornelli, el día 4 de febrero de 2019″, le dijeron, mientras Bogoliuk escuchaba desde la cárcel junto a su abogado Ángel Moyano.

El juez, que inició una investigación a partir de la denuncia del empresario Pedro Etchebest, ahora sigue la pista de una organización de inteligencia ilegal. Así lo demostró cuando le enumeró a Bogoliuk la cantidad de documentación que habían secuestrado en los allanamientos. “El día 24 de enero D´Alessio se reunió con Brusa Dovat sobre quien ya había reunido información sensible -historial laboral, migratorio, domicilios, composición de su grupo familiar, etc.-, se presentó como jefe regional de la DEA y le informó acerca de una supuesta “precausa” que le habría armado en su contra Ángel Morales, ex presidente de PDVSA Argentina”, le leyeron.

En la trama investigada tiene particular relevancia una presunta protección del Gobierno de Estados Unidos que ofrecía D’Alessio al ex director de la empresa venezolana PDVSA. “Para obtener la protección de los Estados Unidos el “protocolo” a seguir era que debía dar entrevistas para el diario Clarín y para los canales Todo Noticias y A24 y formular denuncia ante el fiscal Carlos Stornelli“, sostuvo el juez.

En otro tramo de la imputación a Bogoliuk y relacionado con las entrevistas periodísticas y la declaración en la fiscalía de Stornelli, se puede leer: “En particular, en torno a estos sucesos, Bogoliuk conocía al menos desde el día 30 de enero la maniobra desarrollada respecto de Brusa Dovat –a quien D’Alessio lo identificaba como “arrepentido”- mediante intercambio de comunicaciones con D’Alessio y ante el requerimiento de éste de hablar con Carlos Stornelli para que el lunes 4 le recibiera declaración testimonial a Brusa Dovat, Bogoliuk señaló “ya me encargo”.

Luego de esto, Bogoliuk y su abogado pidieron un cuarto intermedio para hablar y al regresar, el ex comisario de la bonaerense y agente de la AFI sostuvo: “Niego este nuevo hecho que se me imputa tal cual fue relatado. No conozco a las personas nombradas, niego y desconozco el intercambio de mensajes y de archivos descriptos, de audio, de videos y de texto. Desconozco especialmente la validez y el contenido de la unidad forense en la cual consta la extracción digital del contenido de los teléfonos y computadoras de Marcelo D´Alessio. Y por consejo de mi abogado defensor no voy a contestar preguntas del tribunal a su digno cargo”.

La declaración completa:

Declaracion Hilda Horovitz