Menú
Política / 8 de mayo de 2019

Leandro Báez y el misterio del helicóptero de Daniel Hadad

Por

Durante el juicio por la ruta del dinero K, Leandro Báez, uno de los hijos del empresario Lázaro Báez, afirmó haber viajado a Uruguay junto con el empresario Daniel Hadad. La inesperada mención al propietario del portal Infobae se produjo tras la pregunta del fiscal Abel Córdoba sobre un viaje de 6 horas que hizo Báez Jr. a Colonia.

Abel Córdoba: ¿Nos puede relatar las circunstancias y el motivo del viaje?
Leandro Báez: Fui invitado por Daniel Hadad, a Colonia, y viajamos en el helicóptero de él. Fuimos y vinimos, nada más.
Córdoba: ¿Y cuál fue el motivo del viaje?
Báez: Lo acompañé. Fue a hacer un trámite y justo yo tengo buena relación con él, yo estaba acá y me invitó. Un día me dijo: “¿Querés acompañarme?”. Y lo acompañé.
Córdoba: ¿Quienes más viajaron en esa ocasión?
Báez: Daniel Hadad, el piloto del helicóptero y Miguel Ángel Pires, un amigo de él.

(Leer también: El juez Casanello viaja a Uruguay por la Ruta del Dinero K)

Según los registros migratorios a los que accedió NOTICIAS, el viaje fue el 2 de diciembre del 2015 a las 8 de la mañana y salieron desde Aeroparque. El vuelo se hizo en el helicóptero patente LV-BEF que en ese entonces era propiedad de Hadad. Desde el entorno de Hadad sostienen que el empresario no viajó en ese vuelo y que el motivo del periplo fue para intentar venderle el helicóptero a Lázaro. Por eso, Leandro fue llevado para que pruebe cómo funcionaba la aeronave. Esta versión no coincide con lo declarado por Báez Jr. en el marco del juicio por la ruta del dinero K, donde afirmó que habían viajado porque Hadad tenía que hacer un trámite.

Daniel Hadad
Inesperado. Leandro Báez, el hijo del empresario K, mencionó a Hadad en la causa de la ruta del dinero K.

Cerca del empresario Miguel Pires sostuvieron a NOTICIAS que el motivo del viaje fue “para comer un chivito” en Colonia. “Fueron y volvieron al mediodía”, agregan. Según el control migratorio, volvieron a Aeroparque a las 12.30.

La declaraciones de Báez Jr. no avanzaron sobre más detalles de aquel viaje. Según sostienen ahora en el entorno de Hadad, amparados en el off the record, habría habido un error en los datos que aportó el hijo del empresario K. Aunque se usó su helicóptero, Hadad no habría sido parte del viaje, aseguran. En esa versión, el cuarto pasajero sería Sandro Scaramelli, un amigo de la infancia de Hadad que se presenta en la red social Linkedin como “cofundador” de Infobae.

(Leer también: #CuadernoGate: Hadad y la polémica cobertura de Infobae)

Scaramelli siempre fue conocido en el mundo empresarial como un alter ego de Hadad que fue accionista de diferentes empresas de su amigo y que incluso llegó a trabajar en la empresa OCA, cuando quedó en manos de Héctor Colella, el heredero del imperio Yabrán. En una entrevista con La Nación, Colella contó que Scaramelli llegó a OCA recomendado por Hadad.

Daniel Hadad
Pasajeros. Miguel Pires (en la foto, junto a Rial) viajó con Báez Jr. a Uruguay. También habría volado Sandro Scaramelli, amigo de Hadad y cofundador de Infobae.

Fuentes de Infobae afirmaron a NOTICIAS que Scaramelli dejó la empresa tras el desembarco de Andrea López Barrios como CEO del grupo. La función de López Barrios sería ordenar la administración de la empresa y volverla “más profesional”, explican.

En Comodoro Py también generó murmullos la declaración de Báez. Los abogados que participan como defensores en la causa afirman que los patrocinadores del hijo de Lázaro habrían intentado aclarar que la mención a Hadad fue errónea, pero desde el Tribunal les dijeron que no hacía falta porque no tenía relación con el hecho que se investiga. También se habrían comunicado con Hadad para disculparse por el supuesto error y ofrecerles aclarar la situación, pero el empresario se habría negado porque no quería seguir dándole difusión al tema. Todo muy raro.

(Leer también: La nueva vida de Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta)

Este tipo de menciones en casos que involucran temas de corrupción resultan nocivas para la estrategia del propietario de Infobae para mejorar su imagen pública. Algo similar le sucedió cuando apareció mencionado en los cuadernos del chofer Centeno. El ex empleado de Roberto Baratta -la mano derecha de Julio De Vido– había escrito que llevaba sobres a Radio 10 y Canal 9 cuando eran propiedad de Hadad. En el entorno de él respondieron insólitamente que “eran currículums”.

Hoy Infobae es uno de los sitios de noticias más leídos del país y compite cabeza a cabeza con Clarín.com, por lo que estas situaciones embarran la estrategia de Hadad para mejorar su reputación. Esta vez, habría quedado envuelto en una situación incómoda por intentar vender un helicóptero. Daños colaterales por buscar hacer negocios con empresarios manchados por la corrupción.