Menú
Política / 9 de agosto de 2019

Cuáles fueron las explicaciones del Pro y la oposición sobre “Satisface a Mauricio”

En Juntos por el Cambio investigan el origen de los bots y no descartan realizar una denuncia judicial. El Frente de Todos se despega.

Por

A las 19 del jueves 8 de agosto, tal como había convocado el Presidente, el equipo digital de Juntos por el Cambio se ubicó en sus computadoras del búnker PRO, en Balcarce 412, para monitorear el hashtag #YoVotoMM. Pero una serie de cuentas “bot” alteró la rutina de trabajo.

“¡Satisface a Mauricio, no te relajes! ¡Te elijo! ¡Caricia significativa proveniente de Hurlingham! #YoVotoMM”, decía uno de los tuits disparados desde la cuenta @LavonneSmythor1, que había comenzado a publicar dos días antes de la fecha pautada. Los supuestos mensajes de apoyo a Macri llegaban también en un inglés mal conjugado y se multiplicaban a través de usuarios recientes y poco confiables, que decían estar en distintas partes del mundo.

Mientras el equipo de redes reportaba el problema, Marcos Peña (al que la oposición adjudica el manejo de un “call center de trolls“), se acomodaba en la primera fila del Centro Asturiano de Vicente López, donde Macri y Vidal cerraron la campaña bonaerense. Dicen quienes hablaban con él entonces, que no se molestó, convencido de que esas herramientas “no sirven”. Pero sabía que se aproximaba el “ruido periodístico”.

(Te puede interesar: El video que armaron los trolls de Cambiemos contra Marcelo Tinelli)

Sin dueño. “Parece una movida para tirarnos el muerto. Lo mismo hicieron con los SMS”, asegura a NOTICIAS un integrante del grupo de comunicación del PRO. La comparación es con la supuesta campaña que Juntos por el Cambio denunció ante la Justicia por el envío de mensajes de texto que decían: “Gracias por sumarte a DATOSXelCambio. Conoces el prom de encuestas de Clarín? 2ptos separan a Macri de Fernández”. Y derivaban a una nota de ese diario.

Aunque iniciaron una investigación propia para intentar detectar el origen de esas cuentas bots (que se compran y programan para tuitear de manera masiva), en el equipo de campaña macrista explican que “los bots son más difíciles de rastrear que los SMS”, que se pueden localizar a través de los números telefónicos de envío. “Si encontramos algo, haremos la denuncia, pero lleva tiempo y no necesariamente da resultados claros“, anticipan sobre el análisis en marcha.

(Te puede interesar: NOTICIAS en un asado con los “trolls” de Cambiemos)

Mientras tanto, uno de los armadores de la estrategia digital asegura: “Nuestros, estoy seguro de que no son”. Una de las hipótesis que maneja es que “a alguien del sector de ellos (Frente de Todos) se le ocurrió que era una buena movida y la hizo por las suyas (de manera inorgánica), con dos mangos”.

En el espacio de Alberto y Cristina Fernández, son categóricos: “No tenemos nada para decir. Es un problema de ellos, es ridículo que opinemos”. Una de las personas que maneja la estrategia digital del Frente de Todos lanza su versión sobre los hechos: “Para mí, se les descontroló la movida que armaron, que fue toda artificial”.

Datos aportados por el analista Luciano Galup, autor del libro “Big data y política”, muestran que “el 1.8% de las cuentas que participaron del hashtag #YoVotoMM (717/39827) publicó el 33% del total de tuits (181K). O sea: un tercio de los tuits lo hizo el 2% de cuentas”.  Además, Galup mostró que el 65% de los tuits (o sea 2 de cada 3), lo hizo el 10% de las cuentas que participaron.

“Los bots fueron irrelevantes en términos de hablarle a la gente. Tuvieron cero impacto en la movida y lo único que generaron fue ruido periodístico”, agregan a NOTICIAS desde Balcarce.

A su favor, destacan el rendimiento que les generó otra campaña realizada el mismo día: #YoVotoAlGato, que incluyó memes, stickers y videos promovidos por el espacio.  Y terminó con Macri llorando, emocionado porque era el día internacional del animal.